jueves, 4 de febrero de 2010

La marcha de la pasión

Perdí la razón
en la súplica desesperada
de la confusión
desnudaste mi deseo
negándome todo sendero
que condujese al pulso
de tu corazón.

Perdí la ilusión
proclamé que cerraría
todos los visillos
de las ventanas
por hacer opaco el paisaje
y apartar una vida sin sol
que zozobra sin coraje.

El vértigo
de nuestros encuentros
se ausentó
como lo hacen los muertos
en su ascensión
el mar suena lejano
hiela el mercurio de los besos.

En mi vientre
se abre la cesárea del olvido
al caer la noche
derramo sobre las sábanas
unos pechos abatidos
el hierro de tus ojos
se clavó en la luz de los míos.


Madrid, 4 de febrero de 2010
cristina garcía barreto

15 comentarios:

Antonio dijo...

Bello poema de ilusión frustrada, según yo lo interpreto. Me mecí en tus palabras, en tus versos, y lo viví en mi fantasía del desencanto.
Un beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Tu comentario es todo un poema. Qué bonito.
A ver cuándo saco tiempo y visito tu blog de sabiduría que tanto me aporta.

Mil gracias amigo.

Otro beso para ti.
Cris.

Elena dijo...

Esos visillos ya están corridos del todo?
Entonces... sonrie a la vida que te regala luz contaminada con la sonrisa de tus hijos.
Besitos-
Elena

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Elena:

A ver los visillos, si interesa, se descorren para dar paso al amor, independientemente de esa luz contaminada con la sonrisa de mis hijos. Que no siempre sonríen por cierto, no sabes vaya par de hijos que tengo, a veces me los comería, otras los regalaría. Pero no podría vivir sin ellos pues lo son todo para mi. O casi todo, porque al fin y al cabo por mucha entrega que exista por mi parte, ellos son libres. Así pues, no me cerraré al amor siempre y cuando no perjudique a mis hijos. En fin que los visillos se abren o cierran conforme convenga mantener a buen temple el corazón.

Mil besos amiga.
Cris.

Anónimo dijo...

Hay una parte insular en tí, quieras o no. Es tu parte nostálgica, soñadora, como somos algunos de aquí. El Teide es como el Olimpo. Seguro que sus nieves te dieron el calor necesario para escribir cosas tan cercanas y bellas. Qué bonito.

Santiago Correa

Anónimo dijo...

Las alabanzas sin materia, que vengo observando en sus trabajos, que sigo gustoso y que como mi nombre dice he seguido en silencio, no son lo mejor para elevar el arte de un poeta o escritor, siempre es deficitario un comentario si no se glosa las líneas de verso y se puntualiza dónde está lo bueno, dónde está el error. Ambos elevan el nivel de, en este caso, de la escritora. El emplear el lenguaje no es sólo el único elemento que hace un poema. Muchos escritores se sujetan al “es de rima libre” para vaciar en su trabajo con asonancias que hacen que suene “mejor”, pero que dejan mucho que desear. Un poema se puntúa o no, pero si lleva una sola coma, un solo punto, todas las pausas han de ser señaladas. Cristina, Usted tiene una mente para la lírica algo fuera de lo común. Utiliza las palabras con extraordinaria soltura. Narra los versos con impecable decir; en cada uno usted se abre desde su propio interior desgajando su corazón y su mente. A veces los utiliza de forma neurótica dirigidos sus versos al mundo que le roba el amor, poemas muy bien determinados a ese fin. Pero, como sicólogo, se ve entre líneas en sus escritos que usted tiende a alejar de sí misma ese amor que surge a bocanadas cuando en realidad lo necesita y lo quiere.
Todo ello lo hace de forma magistral, pero no olvide completar las puntuaciones (si las emplea) y evitar las asonancias, o utilice la rima en todas sus vertientes. He revisado los últimos embates de la real academia de la lengua por si yo estaba equivocado al decirle que aún se sigue obligando la tilde en todo “sólo” con se refiera a la soledad y sí a “solamente”. Quizás en un futro lo quiten, pero hoy por hoy aún es obligatorio.
Sé que lo que más desprecia el falso escritor es que le digan cosas sobre sus escritos, pero creo que usted es de otra catadura. Y este último poema es un claro ejemplo de lo comentado.
Silence
editorapapel@lhotmail.com

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Santiago:

Cuánto tiempo sin asomarte a mi ventana.
Debo decirte que sí, que realmente llevo gran parte insular en mi, aunque ya no la más importante.
Lo que más me satisface es que te haya gustado mi poema.

Gracias por tu entrada de todo corazón.

Tu paisana,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado anónimo:

En primer lugar, agradecerle el seguimiento de mi escritura.
En segundo lugar, decirle que está usted firmando con nombre falso y correo incorrecto, o tal vez, no lo sepa escribir bien, pues ni existe tal editora, ni tal dirección en hotmail. No se preocupe eso nos pasa a todos alguna vez, lo de equivocarnos, no lo de la intrusión, que me parece un tema excesivamente atrevido y delicado.
Permítame decirle que su juicio literario no es cabal, pese a ello, lo publico porque es obvio que cualquiera que lo lea se dará cuenta de la impertinencia a la que estamos expuestas las personas serias que hacemos nuestro trabajo con respeto, esmero, devoción y profesionalidad. No sé si me entiende.
Sigo, me parece inadecuado menospreciar los comentarios de mis colegas escritores, algunos de ellos grandes críticos de literatura. Eso, con todo respeto, no me parece adecuado.
Añado: ¿cómo puede usted manifestar lo que yo tengo o siento en mi interior Sr. psicólogo (admitido también sin "p" pero en este caso creo está mejor escrito así)? ¿Acaso es usted Dios?
Y concluyo recomendándole que no se moleste en enviarme comentarios ni se obsesione conmigo porque aquello de: "En casa de herrero cuchara de palo"... Ya sabe, repóngase y coordine sus actos.

Le envío todos mis ánimos para que siga adelante con una mente discernida y sana.
Si le sirve de ayuda, alguno de mis amigos también son psicólogos, búsqueles en mis comentarios e intente ponerse en contacto con ellos si así lo precisa.
Siempre he sentido debilidad por las personas que requieren atención especial.

Ah! se me olvidada, en lo que si le puedo ayudar personalmente es en aclarar su incorrecta ortografía: La Real Academia Española (RAE) ha propuesto, y es de la opinión, que el acento diacrítico que ponemos en "sólo" cuando significa únicamente, para distinguirlo del "solo" que quiere decir no acompañado, se suprima. Y que lo mismo se haga en los demostrativos sustantivos. El argumento básico es que el contexto es suficiente para entender el significado de estas palabras, diferente según sea su función gramatical.
Además la RAE únicamente admite la tilde en "solo" cuando existe una posible ambigüedad en el sentido de la frase, lo cual no se da en mis textos.

Con el deseo de que se reponga, reciba una cordial y definitiva despedida.

Cristina García Barreto.

Anónimo dijo...

Lo bueno y el error son criterios subjetivos. No hay una regla de oro para juzgar un poema. Las referencias a la métrica son una reminiscencia de un pasado y una determinada concepción de la poesía ( poesía-verso) que tienen una determinada validez histórica, al igual que lo tiene la composición versificada en teatro, que fue el modo de composición generalizada hasta el mismo siglo XX (no hay que olvidar que el mismo Don José de Echegaray escribió teatro en verso). La evolución del pensamiento, el arte, y la escritura han llevado a que la separación de los géneros no sea tan nitída como lo fue en otros tiempos. Hoy los géneros de palabra y obra se mezclan. Se mezclan las artes. Música e imagen en cine, palabra, línea escrita, trazo...Vivimos una sociedad menos compartimentada donde los "ajustes" y "corsés" del pasado pertenecen a eso: al pasado. Es bueno conocer los distintos metros y estrofas, como información, pero desde otro premio Nobel, Vicente Aleixandre (Espadas como Labios, La destrucción o el Amor, Sombra del Paraíso...) se ha demostrado que la poesía requiere, fundamentalmente, armonía y ritmo y que la versificación clásica es un mero elemento histórico que, evidentemente, se puede emplear como materia de elección, pero nunca como elemento de condición. El mismo Jorge Luis Borges, en su faceta de poeta, menos conocida pero no menos valiosa que la de narrador, en su libro de poemas Elogio de la Sombra (1952) mezclaba verso y prosa poética. Todo es discutible menos la calidad. Y la diferencia. Los poemas de Cristina Garcia Barreto tienen precisamente eso: calidad, originalidad y una clara difenciación en el panorama literario de escritura en lengua cstellana. En ello estriba parte de la genialidad de su escritura. Amén de un discurso propio que hace que su poesía pueda llegar a ser reconocida con un sello personal que pocos poetas poseen. Yo juzgo la obra, no al que la escribe, en este caso porque mi juicio crítico de profesor se basa, simplemente, en la lectura de los poemas. Y he de decir que, con toda la subjetividad que entraña cualquier juicio, al mío, la obra presente - sobre todo la última leída de la autora - alcanza cotas de un altísimo nivel creativo y literario. Y el tema del acento de un adverbio o un ajetivo, me parece, en este caso, anecdótico. Muy poco relevante, además, para la cuestión de fondo que se dirime.
Saludos.

David Nihalat

Nota: Cuando se hace una crítica general de una pelicula, por ejemplo, se hace mención a todos los elementos generales de la obra, desde el guión, a la interpretación, fotografía, montaje...aunque, de vez en cuando, se destaca una secuencia, siempre en tono positivo por su importancia o calidad. Pero no es labor del crítico - salvo que se erija en profesor, y, en este caso, me parece que la autora ya vuela sola - el hacer apreciaciones sobre una escena concreta (siguiendo con el simil). Y menos en un blog, donde se expone la obra para su conocimiento, supongo que no tanto para su juicio. Yo que llevo muchos años de enseñanza y crítica literaria, podría analizar más a fondo la poesía de la autora y creo que lo he hecho en alguna ocasión. Quizás, en el futuro, lo haga desde alguna perspectiva más teórica. Pero creo que pecamos en exceso de creer que los "críticos" sabemos y podemos encaminar al autor. El nivel creativo de esta poeta y su expresión lírica, en mi opinión, alcanza unas cotas que permiten la identificación o no con el lector, pero no una rectificación de su obra. Espléndida en su evolución, sinceramente.
Saludos.

David Nihalat.

cabap dijo...

wonderful job Cris,
jan :)

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido David:

Celebro tu oportuna entrada. Como bien dices, máxime siendo maestro en esta materia: "se ha demostrado que la poesía requiere, fundamentalmente, armonía y ritmo y que la versificación clásica es un mero elemento histórico que, evidentemente, se puede emplear como materia de elección, pero nunca como elemento de condición" Esto para mi era obvio, ahora aún más con tu ratificación como experto. He estudiado mucho o, al menos, lo suficiente, sobre cómo escribir poesía independientemente de que escriba conforme me dicta mi pensamiento y corazón. Elementos de acción mental donde se mezclan subjetividad y objetividad (corazón/mente). También escribo ideas objetivas, posiblemente denominados pensamientos filosóficos. Aquí tendría que explicar la postura de Descartes.
No obstante, lo que sí tengo claro es que independientemente de que todo texto que escriba sea subceptible a la diversificación dada la libre recepción de lector. Somos muchas mentes y se hace evidente que incluso lo objetivo puede dejar de serlo, salvo que yo diga, por ejemplo: Todos moriremos. Esto es incuestionable. Y pasa desde el pensamiento (acto mental) de mi sujeto "subjetividad" a la "objetividad" más irrebatible.
Lógicamente mi poesía puede ser todo lo rebatible que el lector desee, de hecho, he publicado un "anónimo" en este apartado que no solo cuestiona mi poesía sino hasta mis propios sentimientos profundos sobre lo que necesito rechazo o deseo en el amor. Esto sí que me parece sobrepasar los límites del respeto ya no solo a mi escritura sino a mi propia persona. ¿Qué ocurre? Pues simplemente que un aficionado (no entendido) a la lectura que parece llevarme un seguimiento algo obsesivo escriba incongruencias relevando una mediocridad intelectual y educacional. Pero todos los que podemos ver más allá catamos el fondo de algunas intenciones y nos dan lástima.

Tu comentario es muy enriquecedor en todas las vertientes que se cuestionan, disociando la opinión que me brindas como escritora, la cual humildemente agradezco pues no sé si la merezco.

Pero como te decía al principio ha sido muy oportuna tu exposición magistral sobre literatura, la cual te agradezco enormemente.

Con toda mi admiración y afecto.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Dear Jan: I welcomed your comments. Thanks very much.
A hug from your friend Cris.

Anónimo dijo...

I like your poems!!! He intentado traducir alguno de tus poemas al inglés pero no es fácil. Pero como muchos de mis compañeros de College en Edimburgo estudían español he decidido pasarles en copia impresa alguno de tus poemas como ejercicio. Yo, por aquí, todavia con niebla y frio pero admirando tu capacidad creadora. !Sigue así!

Oscar

Cris Gª. Barreto dijo...

Thank you very much dear friend Óscar:

Celebro verte por aquí ¡cuánto tiempo!
La traducción de poemas es complicado.
Pobres amigos! ¿Les gusta la poesía o es que les estás imponiendo un castiguillo?
No te preocupes en Spain (Madrid) el tiempo está como en Edimburgo, así que en ese sentido no te estás perdiendo nada.

Gracias por tus ánimos intentaré seguir escribiendo algo que te guste.

Te envío un cálido beso.
Cris.

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Debo decirte que me encanta tu poema.
He leído los comentarios con detenimiento, pues como soy psicólogo, y ya que alguno menta el tema, así lo he hecho.
Comparto la opinión, aunque no soy maestro, de David Nihalat.
Por lo demás te mando un e-mail.

Qué generosa eres publicando todo lo que te llega. Demasiado generosa Cris, demasiado.

Te quiero reina.
Y me voy a tu última entrada.
¿Qué pensabas? Que te tenía olvidada, eso nunca.

Felicidades y sigue con ese coraje e ingenio que tanto admiro de ti además de otras cosas a las que solo alcanzamos los amigos.

Besos.

Javier.