miércoles, 3 de febrero de 2010

Condena

Me condeno al silencio
vocablos de árbol caído
pese al ardor de mi garganta
que brama amor de vida eterna.

Me condeno al silencio
prefiero el hálito ligero del sosiego
sobre el lienzo púrpura
en la bóveda de mi historia.

Me condeno al silencio
cuadro desolado de pintura
pájaro de papel arrastrado
por el huracán del miedo.

Y me condeno a los latidos
multiplicados de los océanos
sin pecar palabra,
para que nadie más pueda condenarme.
Solo yo me condeno.

Madrid 3 de febrero de 2010
cristina garcía barreto.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Cris:

De dónde sacas el talento? Es genial. Realmente genial. Y dices que no vas en ruta ascendente pero si es que te desbordas y me desbordas no sabes como se me ha puesto la piel al leerte.

Por Dios, no dejes de escribir nunca.
Tú sabes la cantidad de poemas rétoricos y repetitivos que he leído.
Te desmarcas reina.
Cómo me honra tener a una amiga poeta de verdad.

Más besos cris.

Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Javier:

Tal vez no hayas leído todo. No obstante, prefiero seguir mi línea y poco a poco ir ascendiendo porque nunca se termina de aprender.

Mil gracias por tus halagos, y sabes que a mi también me congratula tu amistad.

Besos,
Cris.

MiLaGroS dijo...

No debemos condenar ni condenarnos.
Un beso Cris

Lely Vehuel dijo...

Atrapante y genial tu entrada.Siempre paso , porque visitar a mis amigos y amigas me alimenta en letras y disfruto mucho de leerte, suman las imágenes, seguiré pasando siempre.

PD: Ando siempre con tanto trabajo que voy de prisa y me olvido de felicitarte por tu blog, te digo está muy bonito, te felicito. Mucha Luz y hasta pronto

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Milagros:

Evidentemente no debemos condenar. El poema es una metáfora que, tal vez, no has captado. Se trata de no decir y no de acallar o condenar a nadie. Se trata de silenciar para no herir o ser malinterpretado. Se trata de repito, silenciar: ejercicio de sabios. Se trata de olvidar sin responder a palabras necias. Es un ejercicio espiritual. Por ello, digo que me condeno, es decir, que silencio ante una posible mala interpretación de mi vocablo porque solo quiero paz. Y paz deseo para todos.

Gracias por tu comentario.
Se que mi poesía es compleja y esta vez no la has entendido. Pero al igual que los cuadros cada cual ve lo que cree ver por mucho que el pintor exponga otra imagen.

Besos cielo.
Tu amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Lely:

Me complace enormemente que entres en mi casa, está abierta para ti.
Tu comentario es realmente enriquecedor porque merece la pena escribir a cambio de tus palabras.
Estoy regurgitando muchas cosas y te debo muchas visitas. Que te las haré con quietud como te mereces.

Recibe un abrazo y mil gracias.
Cris.

Emilio dijo...

Sí, te desmarcas. Esta vez coincido plenamente con ese acertado comentario de Javier. Y te desmarcas por arriba. Escribiendo caminas por lugares no hollados. Si todo esto último va a formar parte del próximo libro, Dios bendito, vaya obra estás preparando. Ascensión, serena, como veo y dices, para ocupar un lugar que esperemos sea más reconocido a tiempo que el de ese genial pintor que tanto se cita...y que fue un genio, realmente. Son otros tiempos, es otro medio...pero tampoco se reconoció a Pessoa y Kafka hasta que fue demasiado tarde. Lo importante es que lo que escribes empieza a formar un "corpus poético" que empieza a ser realmente de una calidad extrema. Y una construcción impresionante.
Me dejas sin palabras.

Emilio Porta

Antonio dijo...

No sé si es bueno esa condena con toda la intención, pero renunciar a algo por no herir a los demás tiene un riesgo personal, y es el no ser comprendido...
Creo que el silencio es bueno, bello y prudente e, incluso, hay que saber gestionarlo. Cuando el de enfrente es importante no es bueno el silencio, pero si no tienes ningún interés es mejor obviarlo.
Fuera de este aspecto, me parece sublime tu expresión poética... Tienes el don de llegar a las fibras más profundas del sentir.
Mil besos cargados de palabras

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Emilio:

Tu ya has llegado a ese "corpus poético". En tus libros, que he leído, existe un desmarque impresionante sobre el resto de la poesía, relatos o novela española, como mínimo. Tal vez, yo no llegue tan lejos como tú. Pero el input de tus palabras me dan una fuerza extraordinaria para seguir escribiendo.
Solo con saber que te ha gustado el poema, merece la pena escribir.

No sabes cuanto me halaga tu comentario y tu presencia en este rinconcito literario algo apagado de visitantes. Pero se suele decir que mejor poco y bueno a mucho y malo.

Con toda mi admiración hacia ti y reiterándote mi agradecimiento, decirte que tú sí que me dejas sin palabras.

Con mucho cariño,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Coincido plenamente con tu comentario. Es preciso y muy muy acertado. Realmente es como un espejo de mi pensamiento. Existe una gran compatibilidad entre tú y yo en este aspecto.

Bueno y ese Don del que hablas, que tú también lo tienes, qué más que me dejas emocionada.

Agradezco enormemente tus palabras Antonio.

Con toda mi admiración hacia ti,
recibe un beso envuelto en tus palabras de cariño.

Tu amiga,
Cris.

El Éxodo dijo...

Condena, en cualquier caso -ya para no herir, ya para evitar ser herido-, muy capital.

Saludos.

azpeitia dijo...

Si tu silencio, es la elocuencia de tus versos...bendito silencio que se hace bello en tus palabras y en tus sentimientos...que siga tu silencio siempre iluminandote...un abrazo desde Zuhaitz-Ondoan de azpeitia

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido "El Éxodo":

Breve pero espléndido y conciso comentario.

Muchas gracias.
Un abrazo.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Azpeitia:

Mi silencio ha sido causa de la reciente muerte de mi madre, que me mantiene físicamente muy mal. Por eso apenas os visito ni os llamo. Aún no sé ni cómo escribo, tal vez, así consigo entretenerme.
No obstante, el silencio ha sido recíproco porque tú tampoco te has puesto en contacto conmigo hasta ahora. Pero bueno, como veo que te parece fructífero que siga calladita y escribiendo, te daré el gusto pues te lo mereces.

Mil gracias por tus preciosas palabras.

Recibe otro abrazo con todo mi cariño.
Cris.