viernes, 28 de agosto de 2009


Sin ti

Mi memoria no olvidará tus palabras,
las cosas confundirán su nombre…
Los verbos se conjugan en pretérito.

Acudiré al rincón de los sueños
cántaro hueco de abrazos al aire
vestigios que encierran secretos.

Ya no estiraremos miradas
ni comeremos besos,
regurgitaré los poemas más luctuosos.

Mi corazón muere
marcho tras él para salvarle.


Madrid, 28 de agosto de 2009
cristina garcía barreto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso es un poema, un rincón de sueños. Y un testimonio del transcurso interior. Cuando se comparte, como tu lo haces, envias al mundo mucho más que una acumulación de palabras.

Vestigios que encierran secretos...Eso es el misterio de los que nos precedieron, nuestro propio misterio y el rastro de los sueños que otros también tuvieron.

Salva tu corazón, porque salvándolo, salvarás también el de los que te lean.

"Mi corazón se muere...marcho tras él para salvarle" tiene tal nivel literario, tal nivel de calidad, que, es, en sí, uno de los mejores poemas que he leído. Impresionante de síntesis, forma y contenido.

Enhorabuena. Desde que coordiné el acto de tu presentación, ya hace tiempo, en la Asociación de Escritores Españoles, tu progresión, desde mi punto de vista, ha sido espectacular.

Espero que sigas en este camino.
Con todo afecto.

Emilio Porta

Luisa Arellano dijo...

Precioso el poema, con un final de lujo.

Un beso grande, Cris.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Luisa:

¡Cuánto tiempo! Celebro este nuevo paso por mi rinconcito. Sí, claro, el final...Un lujo que mata.
Gracias por tu hermoso comentario.

Otro beso muy grande para ti.
Tu amiga,
Cris.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Estimado Emilio:

No hace tanto que presenté mi libro, sólo han transcurrido algo más de tres meses.

Solo soy un farolillo que brilla por luz propia, tal vez no el farolillo preferido de algunos ni el ciclón en la fuerza, suave como la brisa costera del mediterráneo de dónde provengo.

Gracias por tu comentario.
Saludos.

Adolfo Payés dijo...

Me quedo con esa memoria que nos da la vida.. bello leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos