martes, 27 de octubre de 2009

Castidad de palabras

Escucha el verbo de mi alma
que el paso del tiempo detuvo,
si nocivo es tu silencio
el temor que acalla asesina.

Eres mar lamiendo la playa
las olas te arrastran al fondo agónico
lamentos rociados de espuma bizarra
que en el cayo se esfuman creciendo el agua.

Baña tus labios y háblame
¡desvirga el silencio!
No me dejes náufraga sin refugio
en la borrascosa duda del sentimiento.

Plegaria de amor al aire
remos sin peso, bajel que perdió su ancla,
buscaré olas calmosas, abrevadero de náufraga
anclada en la otra orilla por salvar la vida…

Ignoro las razones de tu corazón,
¿ignorancia de mi razón?


Madrid, 27 de octubre de 2009
cristina garcía barreto.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Tú razón no ignora y las razones de los corazones que no se pronuncian no merecen la pena.

Tu poema es realmente bonito. Me identifico mucho en él.

Pero reina ya verás que en tu orilla, en la que ahora estás, jamás estarás sola mientras existamos amigos que te queremos y mucho.

Supongo que me dirás que nada es empírico, como siempre. Está bien saberlo porque aquí me tienes.

Besos ardillita,
Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier.

Sé que cuento contigo y lamento que ya no con Ana. Así pues, sé porqué te identificas con el poema.

Gracias por tus palabras.

Y, claro, tú también me tienes.

Tu amiga,
Cris.

Anónimo dijo...

Estimada Cristina:

Hace días que no pasaba por aquí, el trabajo...
Me reitero en que percibo tu alma y considero que eso es muy importante para un poeta...transmitir.

Bonitos versos.

Un saludo.
Roberto.

Cris Gª. Barreto dijo...

Gracias Roberto.

Si te he transmitido algo me alegro infinito, porque entonces podré decir que tengo algo/alma de poeta.

Otro saludo.
Cris.

Antonio dijo...

La palabra de tu alma y su silencio asesino... Mira en tu corazón, ningún silencio vale la pena vivirlo.
Cuando los corazones no hablan la razón los aparta...

Besos reparadores x 50

Anónimo dijo...

Es precioso. Más no puede ser. Ojalá alcances el sol. Yo sólo veo niebla desde aquí claro. Las oscuras noches de las tierras altas.

Oscar.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Qué análisis tan perfecto has hecho sobre este poema.
"Cuando los corazones no hablan la razón los aparta..."
Ciertamente, y es más, si solo habla uno y el otro se extravía, también la razón debe superar ese vacío y olvidar...

"ningún silencio vale la pena vivirlo" Otra frase que destaco, porque el silencio mata toda comunicación y desvanece el sentimiento.

Recibo de gran agrado tus besos reparadores y te envío los mios acompañados de mi agradecimiento x otros cincuenta.

Somos los bloqueros: Bodas de Oro.

Tu amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Óscar:

La ilusión pudes desdibujar la niebla, estés dónde estés.
Celebro que te gustase mi poema.
Cuidate mucho.

Con afecto.
Tu amiga,
Cris.

azpeitia dijo...

Al final de nuestra siempre borrascosa vida....somos naúfragos de la duda que nos invade...de los sentimientos que flotan sin definirse en ese mas allá de la razón...cuanto has puesto en estos versos y cuanta sensibilidad sumergida en ellos...un beso de azpeitia desde Zuhaitz-Ondoan

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Azpeitia:

Celebro verte nuevamente aunque sea en foto.
Si eres capaz de bucear en mis palabras, y escribir lo que has escrito, entonces es que estás cerca de mi alma.

Mil gracias por tu comentario.

Besos de tu amiga.
Cris.