sábado, 12 de enero de 2008

Inspirado en el cuadro: Casas en Auvers (época y lugar en que se suicidó el artista. Verano de 1890) Autor: Vincent Van Gogh. Clave: Ver cuadro adjunto.

La perdí en Auvers

Breve fue mi estancia en Auvers.
Aquel verano que jamás apartaré.
Junto a paisajes rurales,
afloraban los huertos graduados
y los tejados tumbados.
Avenencias sin concordancia
coloreaban los espacios.
Una noche…bajé el paso de terrones.
Vi la forma de un trasgo…
Me equivoqué. Era ella.
Sí. Sí. Lo sé.
la razón: ¡Maldita Engañifa!
Esquivó a mi amor.
El espectro prosiguió cauto el camino.
Mientras… Yo. Sólo yo.
Dejé escapar a mi vida.
Portaba en mi seso un corazón hendido.
Más tarde, tornaría…
sintiéndome cabal.
Por buscar a la mujer
que vagaba inmersa en lo oscuro de mi vergüenza.
Anduve todo Auvers,
rastreando hasta los vericuetos.
Mas no la hallé.
Alcancé el final de mi sentir y certeza.
En otra ronda,
empinando sin gana mis pasos sobre la ruta…
Decidí: Reducirme a fantasma.
Perdí a la sombra de mi alma
por confundirla entre los trazos del ocaso.
Ahora en Auvers,
debo hallarla convertido en otro trasgo…

Madrid, 20 de Noviembre de 2007
Cristina García Barreto