viernes, 12 de junio de 2009


Éxodo

Se deslizan los días
apoyados en mi pechera.

Melancolía de paisajes
efluvio de hierba buena.
Volátiles proverbios
acucian mi existencia.

Su verso, su ofrenda,
albergue que desampara.
Y en mi soledad de espada
lidio lo insurgente cotidiano.
En esta vida subjetiva
sostenida por mis manos.


Madrid, 11 de junio de 2009
Cristina García Barreto.

11 comentarios:

OKLIM dijo...

Siempre visualizo varios blogs sin rumbo en el día y hoy el destino a querido que sea el tuyo uno de ellos.
Muchos dias termino y tengo la sensación de perder el tiempo hoy en contra se que lo he ganado.
Enhorabuena tu blog es estupendo
Un saludo

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Estimado Oklim,

muchas gracias por visitar este rinconcito literario y, sobre todo, por lo halagadoras que resultan tus palabras.

A mi me pasa lo mismo, visito blogs repletos de premios, de esos que se conceden entre amigos y me encuentro hasta con faltas de ortografía a pares.

Yo carezco de tanto premio pero sigo mi línea, siempre la sigo y desestimo las tendencias.

Un fuerte abrazo.
Cris.

Carla dijo...

Cuantas imagenes se desprendes de tus letras Cristina! Es maravilloso!

Adolfo Payés dijo...

Hermoso poema.. que gusto siempre pasar por tus versos con el alma abierta..

Un placer leerte

Saludos fraternos con mucho cariño..

Besos muchos
Que tengas un buen fin de semana

Santiago Redondo Vega dijo...

El éxodo Cristina, es el retorno a lo concreto, a lo cotidiano, a lo diáfano. Irse es empezar a volver, o regresar despacio a donde nunca hemos dejado de estar.

El éxodo, por fin, somos nosostros mismos, pregúntale a tu pechera.

Bello el recorrido de tu boca por los paisajes del éxodo en rima asonante.

Suerte para el lunes.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Os respondo a los tres: Carla, Adolfo y Santiago...
Sois unos estupendos compañeros me dais fuerzas para escribir. Es adorable leer vuestros mensajes.
Sí. Realmente estupendos, me dejais sin palabras.

Gracias Santiago por desearme suerte el lunes...El listón es alto pero intentaré estar a la altura en el Ateneo. Estais todos invitados, pero como es en Madrid...En fin ¡lástima!
Al menos tenemos este medio para hermanar nuestras palabras y afectos.

Buen fin de semana a todos.
Siempre agradecida os envío mi cariño.

Cris.



13 de junio de 2009 4:38

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Caray, Cristina. Con esas manos... con las que ves el éxodo... Bueno, lo importante es tener los pilares para sostenerse. Poema punzante sobre todo hacia adentro.
Muchos besos.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Ángeles,

gracias por tu comentario.
Las manos punzantes son los pilares que soportan de cada cual su vida...Tú me entiendes.

Un beso muy fuerte,
Cris.

13 de junio de 2009 15:38

Angus dijo...

Dulces y breves gotas de miel.

Angus dijo...

Me gusta la breve intensidad de tu poema.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Estimado Angus,

me complace enormemente los bellos comentarios que dejas en este rinconcito literario. He visitado tu blog.
Cuenta conmigo como seguidora.
Un fuerte abrazo,
Cris.