viernes, 8 de enero de 2010

Sentimientos enfrentados

Recuerdo cuánto te quise, eso lo sé.
Parecías hombre de bien y escasa sonrisa.
Atrapaste el secreto de mis sentimientos
en noche de aguacero y creí, sí,
creí en el pretexto del fuego para caldear
tu estómago sediento de mi.

Por alimentar los insufribles asaltos
de melancolía raptabas billetes
y aterrizabas en mi casa ya viajera.
Rechacé toda propuesta de cortejo
y atesoré mis años en un porvenir
con la ilusión de mil aniversarios.

Ahora no recuerdo cuánto te quise.
Hace tiempo que no nos hablamos
pese a tirarnos palabras todos los días.
Escena a escena, como actores secundarios
no cerramos la alocución final de esta comedia.
Dos efigies arrimadas en un patio de butacas.

Tal vez, no recuerde y aún te ame.
Tal vez, me confunda este naufragio,
pero sí te quise, eso con certeza creo.
Quizá el luto me vista de sinsentido.
Es mi mundo inundado de amargura,
es la noche, el cansancio, pero no la vuelta.

Son letras elevadas al aire, sentimientos
que se fugan tras un mirador sin celosía.
Cómo sería reconstruir un amor con cenizas.
A quién contrataría ese trabajo
cuando me soslaya la cordura y atrapa la derrota
en esta dura vida con las fuerzas rotas.


Madrid, 8 de enero de 2010
cristina garcía barreto.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Queridísima Cris:

Me ha conmocionado la carta a tu madre. Ojalá yo hubiese escrito algo así cuando falleció la mía.
Sé de tu enorme sensibiliad y del gran amor que siempre has derrochado. Te debo mucho Cris. Me sacaste el pozo sin fondo y ahora no sé cómo hacerlo yo por ti.
Estoy sufriendo tu dolor.
Hoy he llegado de Londres, si lo sé no me voy.
En este poema último solo decirte que por favor mantengas los pies firmes en la tierra. Te conozco y sé que lo harás.
Tu madre te cuidará, eso también lo sé.
He leído los comentarios y perdona que te diga que el de tu amigo Emilio no me ha llegado. Es frío, al menos merecías un abrazo.
Pero niña yo te envío todo mi Amor y todos los abrazos del mundo.
Cris, eres fuerte, debes seguir, por favor, te lo pido.
No marchites linda flor que tu mamá te enviará toda la fuerza del mundo.
No importa que no contestes a mis llamadas. Pero te aviso, no dejaré pasar mucho tiempo...porque iré a verte, no me contengo.

Te quiero Cris, siempre te he querido y siempre te querré.

Todos mis besos, abrazos y cariño van para ti, sólo para ti reina.

Javier

Cris Gª. Barreto dijo...

Javier:

Perdona, no contesto a las llamadas cuando no puedo hablar.
Hoy le he dicho a mi hermano mayor que estoy seca de fe y él me ha recomendo que viese la película Ordet de Dreyer y leyese el libro: La muerte: Un Amanecer de Elisabeth Kübler Ross.
No juzges a Emilio, por favor, me ha dado todo su apoyo. Aunque sí es verdad que ha sido parco en cariño. Pero eso solo en el comentario. Sus abrazos me han llegado.

Te llamaré cuando pueda.
Ya me contarás qué tal por Londres.

Gracias cielo por todo.

Besos.
Cris.

Antonio dijo...

Precioso poema de amor, desconcierto y añoranza en los momentos difíciles. La pérdida de tu madre te ubica en una situación especial, cargada de sensibilidad, pero con la sensación del negro vacío que deja la ausencia tan significativa. El duelo es un proceso que se tiene que pasar, es inevitable y saludable desde el punto de vista psicológico. La elaboración de la pérdida es más asumible desde la racionalización de los hechos, pero el sentimiento pone sus barreras, se resiste a la razón, hasta que esta se impone.
Espero que esa elaboración sea razonablemente soportable y pronto eleves tu ánimo. El ciclo de la vida sigue...
Un beso afectuoso cargado de energía positiva para superar estos momentos.

santiago dijo...

precioso poema de amor, me quede un poco más para leerlo dos veces.
Un abrazo y un placer entrar en tu casa

MiLaGroS dijo...

Cris. Hermoso pero duro. Ya pasará todo. Un beso. Estoy cerca.,

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Gracias por tu alentador comentario. Y sí, la razón se impone. Siempre lo hace, salvo que se pierda el raciocinio y eso si que sería grave.
Recibo tu apoyo con el mayor agradecimiento del mundo.

Tu amiga,
Cris.
Besos y más gracias.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Santiago:

Es mio el placer de que hayas entrado en mi casita literaria.
Celebro que te haya gustado el poema y te doy las gracias por tu maravilloso comentario.

Besos.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Milagros:

Gracias por asomarte, siempre es muy grato ver tu cara en mi ventana.
Yo también estoy cerca no lo olvides.

Te envío un beso muy fuerte de todo corazón.

Tu amiga,
Cris.

Lely Vehuel dijo...

Siempre llego de visita diciendo hola amiga, hola amigo, esta vez llego diciendo hola hermana, hola hermano y tiene un sentido ademas de un porque, supongo lo decubriras de visita por mi blog. Tu sitio interesante y hermoso como siempre. Te espero para peregrinar algo juntos. Mucha luz hasta pronto.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Lely:

Es todo un placer recibir tu comentario, en ésta, tu casa.
He visto por encima uno de tus blogs y es absolutamente mágico.

Te leeré con quietud lo estoy deseando.

Y sí peregrinameros en este ejercicio emocinal que rebosa el corazón y se transforma en letras.

Un beso,
Cris.

Anónimo dijo...

Tan sólo repetir que te acompaño en el dolor y cuanto siento tu pena. La amistad eso deja, aun cuando se crea ida, pues nunca se puede olvidar el cariño que ese tiempo de amistad sincera nos deja en los corazones, y eso... eso es para siempre a pesar de que asome a veces el odio, pues aun cuando a la amistad a veces se la pisa, es como cualquier semilla: cuanto más sea pisada, sus raices, más profundidad tomarán, así como su fortaleza.

Un amigo... de verdad, sin más egoismo.