viernes, 11 de enero de 2008

Columna Solar

No tanto siente como padece
el rumor de la armonia,
lo envuelve, lo empequeñece
su esencia a lo mas nimio,
a su pesar observa
dejado de toda volundad de lucha,
el caudal que lo ensordece,
pero a la vez lo escucha.
La infinitez antes sus ojos,
estruendosa, pero en silencio,
la definicion imposible,
ante el, el firmamento.
Imponente en su esencia,
su seña, la indiferencia.
Encuentra el final de su reflexion
la salida sabia, de pensador,
momento de calma en luchador,
tibio, tranquilo, sobrecogedor,
madurando el fruto del momento
calma su sentimiento y contempla...
Prados de dulce verde,
un cometa que se pierde...
Asume no comprender,
pero a la vez... Comprende.


Autor: Jordi García García