miércoles, 8 de septiembre de 2010

Reconstrucción

Aladares sedosos y dorados
cubren los dolorosos pálpitos de mis sienes
donde se refugian monstruos inmortales
Algunos rozan mi pensamiento
otros entierran sinopsis en la pasarela colgante
que apuntala mi espalda
y desarman la arquitectura de mi torso
No sé dónde colocarme los huesos
para reconstruir el raíl
que guíe mis pasos


Madrid, 8 de septiembre de 2010
cristina garcía barreto.

20 comentarios:

ROCIO dijo...

Cris vengo a saludarte ya que queda poquito para conocernos en Alcalá.

Un abrazo.

Rocío

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada Rocío:

Todo un detalle por tu parte. Oye si no te reconozco porque soy lo más torpe para quedarme con las caras, deme un tirón de orejas.

Otro abrazo para ti.

Hasta pronto,
Cris.

Anónimo dijo...

Mi estimada Cris:

Este poema traspasa mi corazón.
Es tantísimo lo que manifiestas con unas metáforas tan bonitas y consecuentes al hecho que por título reseñas: Reconstrucción.
Cuántas veces se me ahogan las sienes y mi cuerpo se derrumba. Esos monstruos completamente inmoratales, qué cierto es. Siempre estamos en guerra diaria con tantos y tantos problemas.
Encima me duelen tanto los huesos por soportar tanta carga.
Yo también quiero moldear mi estructura ósea para sequir caminando con fuerzas.

Una maravilla Cris.
Así entiendo tu poema.

Te felicito y caray de los paneles de faldones negros a este nuevo pensamiento y de tantos poemas distintos y excepcionales a otros siempre distintos e igualmente excepcionales y auténticos. Vaya cabecita Dios mío.

Te quiero amiga.

Maite.

Ps.: Nunca me dejes de escribir porfa ¿ok?

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Maravilloso en contenido, estructura y nivel literario.
Me aúno a Maite, porque me ha quitado las palabras. Igualmente te pido ese porfa: no dejes de escribir.

Besos y enhorabuena.

Javier.

MarianGardi dijo...

Cristina.
Poema que destartala los huesos y descompone el esqueleto.
Un abrazo tesoro

Emilio Porta dijo...

El soporte del alma es el cuerpo. No siempre el cuerpo y el alma se entienden, incluso, a veces, luchan entre sí. La mente es el interior, la cabeza suena a exterior. Los volcanes parecen en calma...pero en su interior el fuego pugna por adueñarse de la vida. Tanto en Canarias como en Cataluña, tus dos tierras de origen, hay tierra volcánica. En ésta última, toda la zona alrededor de Olot.
No siempre hay confluencia en lo que vemos y lo que no vemos, pero, en este caso, este poema es un gran poema. Y tú, una magnífica escritora. Mi reconocimiento público de tu calidad poética es el mejor agradecimiento al galardón que me has otorgado.
Pero la mejor recompensa que puede un escritor tener es saber que lo que escribe llega a la inteligencia y al corazón y es valorado.

Mónica López Bordón dijo...

Querida Cris:

Cuánta fuerza tiene el poema, como siempre, disfruto entre tus versos, en los pasos firmes de tu poesía.

un fuerte abrazo y muchos besos

Mónica

Anónimo dijo...

Hola Cristina
El pensamiento y la imaginación están relacionados y ambos, se sustentan o se basan en nuestras experiencias, vividas o deseadas.
Apuntalan nuestra existencia, unas veces placentera y otras, complicada, pero nos ayudan a vivir.
En determinados momentos, los necesitamos de punto de apoyo, porque nuestros sentimientos, nos llevarían por otro lado.
Este poema, me parece igualmente precioso, tan original en tus formas de expresión, sin recurrir a metáforas comunes, denota una gran inteligencia.
Perdona, pero como así lo siento, así te lo digo.
Recibe un abrazo muy fuerte, María Jesús

Anónimo dijo...

Mi pequeña gran amiga:

Este poema es absolutamente inaudito.
Gracias por concederme la libertad de que hable de tu literatura en mis clases.
Tú responde cuando puedas, todos los que te conocemos sabemos que nos mimas en demasía y que te sobrepasa la perfección. Pero ahora cielo estás con toda la revelión de mil problemas. Sé más flexible contigo misma.

Me ha gustado mucho el comentario de María Jesús. Aprovecho para decirle que no me pierdo un solo comentario suyo son sobresalientes.

Pues sí Cris, un poema que me ha llegado muy profundo con una densidad de mensajes enormes conformados en un pequeño mensaje plagado de metáforas abiertas.

Besos y recupérate.
La salud es lo primero.

Te quiero mucho, eres tan linda y frágil a la vez que tan tremendamente fuerte, vamos que vales millones.

Te envío un ramal enorme de besos.

Encarna.

Antonio dijo...

Y ahora, tras leerte, ando yo buscando mis huesos, estructurando mi esqueleto en el convencimiento de que también mi espalda encorvada por el peso de la vida se deforma. No sé, acaso tenga que mirar atrás y ver porqué la artrosis me fue afectando hasta desestructurarme el esqueleto.
Un beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Maite:

Me dejas un comentario realmente valioso. Tu forma de captar el poema tiene mucha fuerza.
Lo más importante para mi es que te haya dicho algo, eso amiga, me hace feliz y mucho.

Recibe un abrazo muy fuerte.
Sienceramente. Tu amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

Gracias por tu entrada y por tus ánimos para que no abandone el oficio.

Otro beso para ti,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Marián:

Qué alegría siempre verte.
Original comentario, me gusta.
Muchas gracias.

Recibe un abrazo muy fuerte y sincero.
Tu amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Emilio:

Siempre bien hallado en este espacio, tu casa. Tu comentario da para mucho juego, es realmente muy bueno, inteligente e interesante.
Dices: "Pero la mejor recompensa que puede un escritor tener es saber que lo que escribe llega a la inteligencia y al corazón y es valorado". Cuánta razón llevas, lo comparto por completo.
Dices: "El soporte del alma es el cuerpo". Y digo yo: por qué no es el alma el soporte del cuerpo. Siendo que es el alma aquello por lo que vivimos, sentimos y pensamos. En mi opinión, un alma bien curada en discernimiento, es la que sustenta al cuerpo.
Añades: "No siempre el cuerpo y el alma se entienden, incluso, a veces, luchan entre sí". Bueno aquí creo que lo más curativo sería la meditación para poder equilibrar la balanza entre cuerpo y mente.
Algo más que dices: "La mente es el interior, la cabeza suena a exterior". En mi humilde opinión, eso es como decir que se puede andar con pies y sin zapatos. Sí claro, pero las llagas los destrozarían porque nuestros pies no andan sobre algodones. El cuerpo es indisoluble.
Decía David Herbert Lawrence, cito:
"La vida no es aceptable a no ser que el cuerpo y el espíritu vivan en buena armonía, si no hay un equilibrio natural entre ellos y si no experimentan un respeto natural el uno por el otro".

Es muy complicado desmigar tu comentario querido amigo porque existen muchísimas matizaciones en estas cuestiones.

Mis alegaciones no son, en ningún momento, un choque frontal contra tus reflexiones. Respeto muchísimo tus palabras y tienen toda la lógica del mundo, yo tan solo manifiesto lo que pienso como ya dije, con total humildad y desde mi punto de vista.

Gracias, Emilio, por tus palabras, celebro enormemente que te haya gustado el poema.

Recibe todo mi afecto y admiración,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Mónica:

Bienvenida a este rincón literario, espero que vuelvas a pasarte por aquí. En cuanto pueda, te visito, estoy muy liada últimamente.
Agradezco muy de veras tus palabras.

Recibe un beso y abrazo sinceros.
Tu amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimadísima María Jesús:

Tu comentario: excelente, para no variar. Me encandila esa forma tan serena que tienes para llegar a la profunda reflexión que te permite hacer un análisis perfecto, fruto igualmente de una gran inteligencia.

Recibe todo mi agradecimiento.

Un abrazo fortísimo para ti.
Tu amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Encarna:

Gracias amiga por el comentario que me dejas. A mi también me gustan mucho los análisis de María Jesús. No por ello desvirtuo los demás. Pero si menciono también la enorme capacidad de Emilio Porta en sus comentarios, eso aparte de su valía profesional que es mucha. Él es un gran pensador y me gusta porque da juego a debate, además siempre toca puntos que a mi me sugieren gran interés.

Bueno no vuelvas locos a tus alumnos, tú verás. Todo un honor que me menciones en tus clases cielo.

Te quiero mucho amiga y me cuido. Es que ahora es mucho lo que llevo.

Recibe un beso con todo mi cariño,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Qué ocurrente comentario. Me ha encantado.
Tu no has oído aquello de: "Échate los problemas a la espalda". ¡Pues que ironía! Porque para aliviar nuestra mente, hemos conseguido una espalda corva.

Gracias amigo por asomarte a mi ventana.

Otro afectuoso beso para ti.
Tu amiga,
Cris.

Mari Carmen Azcona dijo...

Querida Cristina, gran poema que roza mi pensamiento más que nunca.
No sé si recuerdas un texto que escribí sobre las batallas de la vida. Porque la vida una batalla constante contra nuestros miedos, contra la apatía...Importante para afrontarlas equilibrio entre cuerpo y mente, por eso destaco estos magníficos versos:

“No sé dónde colocarme los huesos
para reconstruir el raíl
que guíe mis pasos”

Es tan difícil...Coincido contigo en que el pensamiento y la imaginación son importantes para afrontar la vida y sus problemas. Tenemos un rail muy importante que guía nuestros pasos: la escritura. Lo sé por propia experiencia, me salvó de caer en un pozo tras una perdida.

Continua escribiendo, construyendo y reconstruyéndote con cada palabra. Es una gran ayuda para mantener el equilibrio, además de ser parte del nuestro. Tus reflexiones abren las nuestras y reflexionar aporta claridad de pensamiento.

Besos y un fuerte abrazo

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimada Mari Carmen:

En primer lugar decirte que tu respuesta a mi último comentario en tu blog me ha encantado.

En segundo lugar, centrándome en este comentario que me dejas, pues qué decirte, lo principal que te haya gustado y llegado el poema eso me congratula muchísimo, ciertamente.
La exposición que haces de la necesidad vital sobre equilibrio entre cuerpo y mente, me ratifico con tus palabras.
Claro que recuerdo tu texto sobre las batallas de la vida, muy bueno por cierto y muy cierto por bueno.
Dices: "...reflexionar aporta claridad de pensamiento". Por su puesto, la reflexión o meditación es la sustancia que alimenta al espíritu, si éste está débil nuestra estructura se viene abajo. Debe existir concordancia entre cuerpo y alma para para fortalecer ambos elementos no disociables que son los que conforman el conjunto de la persona.
Caer en pozos, hemos caído todos, salir cuesta más o menos, depende, pero nunca es fácil, nada fácil. En estos casos se precisa de una fortaleza mental casi de hierro. E independientemente de las ayudas externas, tan sólo es nuestra voluntad propia la que nos puede hacer sumergir a la superficie. Como te decía: nada fácil. Pero es así. Lo sé por experiencia.
Este es un tema amiga que daría para mucho debate, máxime cuando existe una gran empatía entre nuestras opiniones.

Agradezco profundamente tu nueva visita a esta casa que impaciente, siempre que llamas, te abre sus puertas y así quedan, abiertas.

Me ha encantado tu comentario es muy profundo y me llega sobremanera, lo sabes.

Un beso muy fuerte con todo mi afecto y gracias, muchas gracias amiga,

Cris.