miércoles, 16 de febrero de 2011

Fuera de límites

Subes por una escalera sin peldaños
La caída
se sostiene ante la ingravidez
del cuerpo
No es preciso poner las manos
ni dejar huellas dactilares
sobre los mosaicos
Que nadie sepa
que intentaste traspasar
las fronteras de tu espacio


Madrid, 16 de febrero de 2011
cristina garcía barreto

22 comentarios:

Cris Gª. Barreto dijo...

Queridos amigos:

¿Derecho a vivir sin derecho a morir?

Cuando digo derecho a morir, es obvio, que lo digo desde la propia libertad del individuo que se cuestiona no seguir viviendo. Aquí no se menciona que alguien le quite la vida a otra persona, ni muchísimo menos. Aunque se podría cuestionar en el caso de aborto o petición de eutanasia denegada. Pero sería extenderme en demasía.

El derecho a la vida es el bien jurídico más protegido de cualquier legislación. Actuar contra él a mi me plantea muchas contradicciones.

Tras mucho parlamentar tenemos 'Testamento vital'
En este sentido, varias Comunidades Autónomas disponen de lo que se denomina 'Ley de Voluntades Anticipadas'

¿Se debe vivir estando muerto, simplemente, porque el corazón lata de forma natural o artificial? ¿Es eso vida?

A mí no me queda clara la legislación vigente. Existen muchas lagunas donde nadan los "patos".

Besos con toda mi estima,
Cris.

16 de febrero de 2011 21:37

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Sigo atento a tus poemas.
Cada vez tocas con mayor trascendencia y/o perspicacia el significado de tus escritos.
Palabras fuertes en significado sin almíbar de miel ni sabor amargo.
Palabras que traspasan fronteras, realidades, de las que llegan.
Tu poema grandioso y elocuente, tu comentario valiente y claro.

Bravo, Cris, bravo.

Mis besos.

Javier.

Anónimo dijo...

Duro poema, mas obra maestra. De las mejores obras que he leído en mi paseo por este extraño y a veces difícil mundo. Por escribir un poema así merece la pena escribir y vivir. Aunque solo fuera por este poema. Hay escritores que pasan toda una vida intentando algo así y jamás lo consiguen. Es un don.

Mara Sandor

17 de febrero de 2011 06:17

María Jesus dijo...

Querida Cris:

Tocas una cuestión cruda por una parte, sensible por otra.
La vida en mi opinión, es el máximo bien que poseemos, sin ella, todo lo demás no existe. Pero ¿somos dueños absolutos de la nuestra? Si consideramos solo nuestro punto de vista, nuestras necesidades y atendemos solo a nuestra voluntad, es posible que si. Pero a continuación viene otra pregunta ¿qué derecho tienen sobre ella, las personas que nos quieren y nos necesitan?
Todo ésto, considerado en situación de normalidad, no límite.
Si vamos a situaciones extremas, cuando ya no somos dueños de nuestros actos porque no somos conscientes de ellos, si en ese momento pudiéramos decidir y en tiempos anteriores con plenas facultades, hemos decidido que llegando a cierto extremo no queremos seguir ¿seguiríamos manteniendo la misma opinión? Teniendo en cuenta, que nuestro instinto de conservación tira de nosotros incluso en situaciones extremas. Llegados a la línea divisoria o frontera ¿pediríamos un día más?
En realidad, huímos del dolor, pero no de la vida:
Hoy, todo son preguntas que para mi no tienen respuesta porque no la encuentro, y me gustaría poder hacerlo.

Un gran poemas, Cris, que se sale de lo corriente y se adentra en cuestiones filosóficas, más que legales.
La ley, es algo convencional, establecido, se puede cambiar y no tiene que ver, o si, depende, con la legitimidad o la conveniencia personal de protección que necesita todo ser humano.

Felicidades, por saber hacer un poema tan delicado, de una cuestión tan cruda. Y dejas las dudas encima de la mesa, para que cada uno se responda. Es más difícil, que dar una opinión ya por sentada, y más inteligente.

Felicidades de nuevo con toda mi admiración.

Recibe un abrazo y muchos besos de Mª Jesús

Anónimo dijo...

No prestar atención al honor y dignidad de intelectuales no reconocidos, es atentar contra la cultura.
En este blog nos encontramos con un sello de marca: planteamientos diversos y parecidos, expresiones singulares bajo la genialidad y apariencia que nos permite ver la autora.
Todo cuanto escribe Cristina despierta un gran interés -a modo de ensayo hacia el lector- que debe ser clarificado por nuestras mentes.
Nos da pistas, pese a que sus obras carezcan de enturbiamiento.
No todas sus concepciones se asientan en la sociedad. La autora va más allá y traspasa cualquier límite o convencionalismo.
La credibilidad de sus palabras confrontadas, ocasionalmente, con la idea globalizada de la escritura rompe el manifiesto reiterado sobre las ideas que marcan a muchos escritores.
Escribe sus textos bajo la inspiración del rayo, y éstos nos dejan los ojos como truenos, por la gran profundidad y el sonido inconfundible de su gran estilo literario.

Sé que si esta escritora dispusiese de más tiempo atacaría con su pluma en ristre, huída de trincheras.

Acéptame esta escueta crítica.

Mi mayor abrazo, preciada amiga.

Encarna.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

A excepción de tus halagos -siempre incurres en exceso-, debo manifestar que me ha gustado tu comentario.

Gracias amigo por anclar en mis letras.

Abrazos,
Cris.

N.- No me mal interpretes, sé más duro conmigo, así me ayudarás a retroalimentar mi escritura.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada Mara Sandor:

Si lo que dices, tú te lo crees, yo te digo que esto lo he escrito en dos minutos. ¿Soy buena escritora por ello? Me lo cuestiono muchas veces.

Si, según tú, hay escritores que pasan toda una vida intentando escribir algo así, permíteme decirte, en mi más humilde opinión, que es mejor que aborten la literatura.

Es posible que tenga un don, ¿pero quién soy yo para hablar de ello?

Gracias por tu entrada, en la anterior, te hago una reseña.

Saludos cordiales,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida María Jesús:

Siempre tan inteligente y analítica.
El tema tiene varias vertientes.
En mi opinión, sí debemos ser dueños de nuestra vida. Te aclaro porqué: ¿alguien nos pidió permiso para nacer? A mí no. A nadie. Así pues, en situaciones -extremas-, esto es muy personal dado que nadie reacciona igual respecto a las circunstancias que le rodean, si no quieres vivir: ¿Es justo que te obliguen a ello?
Yo creo que no. Es mi punto de vista pese a que tengas: padres, hermanos, hijos, marido, amigos...Esa no es la cuestión.
Si una persona no es feliz y, por tanto, ya nada puede entregar, qué mal hace en marchar. Amén de casos muy extremos como pudieran ser aquellos en los que la persona deja de serlo y se convierte en un mero vegetal.

Sí, ciertamente, adentro más en las cuestiones personales que en las legales. Estoy totalmente de acuerdo contigo en esto y en todo. Las leyes no son personalizadas, ¿entonces...? Pues que a mí no me valen. De ahí que diga que existan muchas lagunas donde nadan los -patos-, está claro, no quise decir: patosos. Porque es que si adentro en temas de justicia esto sería un tomo de mucho peso.

Cuando leo cada una de tus palabras, veo con mucha alegría, la gran capacidad que ofreces para que surja un debate interminable.

Una entrada amiga plétora de maestría.
Siempre aportas un gran valor añadido a este espacio, tu casa.

Agradezco profundamente tus palabras y celebro que te gustase el texto. Sabes que me identifico con toda tu escritura, tanto como lo que publicas en tu magnífico blog, como en los comentarios tan enriquecedores que me ofreces.

Y, porfa, sal del cascarón, muestra tus obras, que te lean, se lo están perdiendo muchos.

Mi admiración para ti, concepto que llevamos compartido.

Mil besos desde mi más lato afecto.
Incondiconal para ti,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Encarna:

Entre otras cosas, dices: Sé que si esta escritora dispusiese de más tiempo atacaría con su pluma en ristre, huída de trincheras.
Me parece un párrafo genial, me has hechos sonreír porque bien es cierto que no tengo tiempo para nada.
Del resto mi Sra. Catedrática, debo silenciar. No soy quien para rendirme atributos.

Gracias de corazón amiga ¿imparcial?

Mis besos y agradecimiento sinceros para ti,
Cris.

Adolfo Payés dijo...

Es un tema muy profundo el que nos dejas con tus versos..

Bravo amiga.. eres genial escribiendo no me cansare de escribirte-lo. espero haya ganado.

Como siempre te dejo mi respeto y admiración querida amiga..
Un beso..

Un abrazo
Saludos fraternos

Que disfrutes de un bello fin de semana..

Anónimo dijo...

Buenas tardes Cristina:

Entiendo que me pregunte por mi procedencia y qué hago aquí.
Hará dos años mantuvimos una conversación sobre cine y literatura en un Restaurante de Segovia. Usted me facilitó la dirección de su blog. Le dije que le visitaría, he sido muy tardío, pero aquí estoy. Además arrepentido de no haberlo hecho antes.

En relación a su escrito:

La única posibilidad de descubrir nuestros propios límites es ir más allá de ellos, hacia quién sabe.
Peligrosa aventura que intenta llevar a cabo el personaje de este poema.
Un gran poema, Cristina.
La cuestión que plantea en su comentario, la comparto entera.

Le felicito.

Gracias y saludos muy cordiales.


Tomás De La Torre Álvarez.

Marisa dijo...

Cristina, con pocas palabras
das vida a un gran pensamiento.
Estoy contigo, aún hay muchas
lagunas donde nadan "los patos".

Un gran abrazo.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Adolfo:

Celebro nuevamente tu paso por este espacio, que bien sabes es tu casa.

Me congratula que te haya gustado el poema. Y sí, francamente, el tema da para mucho, es muy delicado.

He pasado por tu blog muchas veces. No pienses que no lo hago. Pero cuando veo en cada entrada más de cien comentarios, entonces me planteo que podría enturbiarte con mis letras.

No sé cómo puedes corresponder ante tanta demanda.

Gracias amigo por estar.
Sabes que te deseo lo mejor.

Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Tomás:

Sí, te recuerdo. Actuaste como actor secundario en una película que rodaban en Sepúlveda, no recuerdo el título.

Dices: La única posibilidad de descubrir nuestros propios límites es ir más allá de ellos, hacia quién sabe.

Claro que ahí está el riesgo, pero si no puedes con la muralla que acorrala a tu espirítu, la única certeza es que quedarás libre de -todo-

Gracias por tu comentario.

Recibe un abrazo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimada Marisa:

Sabes cuanto me agradan tus visitas.

Te quedo enormemente agradecida por tu comentario y deseo de corazón que tus versos hayan curado por completo a tu esposo.

Recibe toda mi estima y admiración.
Besos,
Cris.

Anónimo dijo...

"Que nadie sepa que intentaste traspasar las fronteras de tu espacio".

Querida Cris, en este interesante poema describes muy bien la situación límite de los seres humanos. Creo que la sensatez debe impedirnos, ni siquiera acercarnos a esa frontera. La vida hay que asumirla con madurez y, aunque a algunos nos guste "viajar" a través del tiempo, debemos poner los pies sobre tierra firme.

Un beso.

Mila

MarianGardi dijo...

Querida Cristina, caer caemos todos.
Y nos levantamos y seguimos hacia delante.
Esta poesìa yo la capto por su lado hermetico:
Que nadie sepa que quisimos atravesar nuestras fronteras?
Creo sinceramente que aunque lo dijesemos a gritos, nadie se enteraria, la gente vive insonorizada.
A nadie le interesa si no aquello que le es propio.
Aunque llegaran fisicamente aquellos que suben y bajan por la escalera invisible y contaran, no los creeerian y se reirian de ellos.
Perdona que no ponga los acentos, el programa del ordenador està en frances y el corrector ahora tambien me sale en frances.
Ya ves si pico un acento me sale mirando para la izquierda.
Muchos besos y un fuerte abrazo con todo cariño y admiracion

Antonio dijo...

Querida amiga, entiendo que la muerte forma parte de los ciclos de la vida. Vivir dignamente implica también morir dignamente. El ciclo vital es continuamente interferido y la libertad del sujeto obviada y apartada, muchas veces, en contra de su voluntad. La medicina y la ley sobrepasan con frecuencia los límites de la individualidad soberana e interfieren en la voluntad de la persona de forma irresponsable e invasiva.

He visto ensañamientos terapéuticos que, más que pensar en salvar al paciente, pensaban en la práctica médica y aprendizaje del postulante a especialista. Ayudar a bien morir es algo que se suele confundir con eutanasia. La eutanasia activa es debatible, la pasiva es un derecho del paciente y del sujeto que marcha a su final… Yo y mi relación interna y directa con mi cuerpo me pertenecen y nadie debería interferir en esa propiedad.

Un beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Queridos amigos:

Mila: a veces por tanto tener los pies sobre la tierra, es cuando más se desea desaparecer. Sé que captas a que me refiero.
Agradezco infinito tu comentario.
Mil gracias amiga.
Besos,
Cris.

Marián: dices unas extraordinarias siempre en sintonía con lo que pretendo dejar de manifiesto. Me ha encantado tu comentario.
Mil gracias cielo.
Tu amiga que te admira,
Cris.

Antonio: impresionante entrada. Estoy en total convergencia contigo.
Agradezco enormemente verte renacer por mi espacio.
Besos sinceros,
Cris.

Emilio Porta dijo...

Espero que, a través de tu apoyo, Netwriters cuente con más amigos en sus filas. Es un bonito proyecto literario universal, ya realidad, aunque todavía joven, en el que participaste con un texto en su inauguración en España, junto a escritores de la talla de Antonio Gala, Luis Eduardo Aute, Luis Antonio de Villena, Antonio Gamoneda, Soledad Puértolas, Félix Grande, Enrique Gracia, Joan Margarit...y muchos otros que aportamos nuestro texto. El tuyo fue excelente y calificado con las máximas puntuaciones. Gracias.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Emilio:

Gracias a ti por tu comentario.
Obviamente, apoyo el proyecto, que como verás, ya lleva reseña en mi blog.
En cuanto pueda, pasaré información directa a escritores y escritoras que den la talla.
Todos mis seguidores -los que escriben- la dan y con alta puntuación.
Va por María Jesús Garces, Marián Gardi, Anouna, Milagros, Tecla, Marisa, Eva, Antonio, Adolfo Payés, Emilio, Miguel Ángel y todos...

Un abrazo,
Cris.

Emilio Porta dijo...

Sí, Cris, es un bonito detalle haber puesto el botón de Netwriters en tu blog. Y para Netwriters es estupendo contar contigo. Muchas gracias...se que, entre todos, haremos un portal con muchos y buenos escritores y aficionados a la lectura. Ya he visto que Marian se ha registrado. Un abrazo.