jueves, 28 de enero de 2010

Memoria de vida

Las palabras que como púas de erizo
se clavan a los ojos
desparraman lágrimas
entre párpados abultados
de furia y rencor
van al pozo del carpo
atrofia del cartílago
que fatiga las manos

Ojos que se declinan ante la voz
como la vida a la muerte
el gusano a la mariposa
el rayo al sol
y las úlceras
enquistadas a los dientes
muerden cáscaras
desde la inmemorial
luz de nuestra existencia

Madrid, 28 de enero de 2010
cristina garcía barreto

8 comentarios:

Lely Vehuel dijo...

Hola,¿Como anda todo? espero bien y por lo que veo en tu sitio,como siempre todo muy interesante me gusto mucho lo que publicas,me sienta bien pasar por aqui,sigo pasando y ya que voy de paso,invitarte a mi blog a peregrinar un poco con algo nuevo,mucha luz y hasta pronto...

Antonio dijo...

También hay palabras dulces que acarician los oídos, que llegan al corazón y elicitan sensaciones de amor, de sentimiento y comprensión que llevan en volandas esperanzas de una nueva vida.
Besos de tu amigo 50

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Lely:

Claro que pasaré por tu blog, he tenido problemas con blogger que me han restado todo el día solucionarlos.

Agradezco mucho tus palabras y me reconforta que estés agusto en esta tu casa.

Recibe un fuerte abrazo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

En este poema pretendo abarcar muchas cosas bajo metáforas poco ententibles pero sí para personas de tu elevado intelecto.
Evidentemente pueden rechinar tus dientes mordiendo cáscaras de lamento o bien por daños acumulados o felicidad desperdiciada.
El poema va más allá, mucho más allá.
El problema está en mis metáforas, que una vez escribo se interpretan bajo el libre pensamiento del lector.

Agradezco de corazón tu comentario.
¿Ves? Este sería otro tema para debatir.

Besos de tu seguidora cincuenta.

Anónimo dijo...

Alternancia de poemas de esperanza y dureza, pero siempre pensamiento. Muy bien escrito, pero es un poema con palabras que hacen daño al poeta y quizás al lector, como parece deducirse del comentario anterior de Antonio.
"Las palabras que como púas de erizo
se clavan a los ojos
desparraman lágrimas
entre párpados abultados
de furia y rencor..."
Furia y rencor...son palabras y conceptos duros de asimilar. Casi siempre te doy la de cal, pues ya sabes que te considero una gran escritora...pero esta vertiente, sin dejar de encontrar la calidad, me resulta doliente, lejana a los conceptos de amor y paz, que son opuestos. En cualquier caso, notable ejercicio de lenguaje y composición, muy notable poema. Una escritora que alterna la temática, pàrece, según su corazón siente. ¿Este poema es de ahora? En cualquier caso, de alta calidad y oficio. Eso pienso como crítico.

David

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola David:

Sí el poema es de ahora.
Y permíteme que discrepe de tu comentario. A mi no me daña el contenido del poema, si le daña al lector es por la interpretación que quiera darle.
Todos hemos recibido palabras dolientes que aunque tan solo durante un minuto nos han creado furia y reoncor, lo malo es que estos sentimientos estén contenidos, por lo demás, no veo nada que pueda herir susceptibilidades.

Agradezco enormemente tu participación en este encuentro de pensadores.

Con cariño y admiración,
Cris.

Anónimo dijo...

Ha sido una interpretación, como lo ha sido la de Antonio. Supongo que la discrepancia con mi comentario es respecto al punto del daño, no al punto de la excelente calidad del poema. Lo cierto es que al lector le cuesta trabajo asimilar la dureza de la propia vida, con todo lo que ocurre alrededor, y es evidente que todo lector trata de encontrar al escritor detrás de lo que éste escribe. Y más cuando hay amistad y afecto en la mirada.
Con cariño y admiración también, Cris.

David

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Emilio:

La vida ¡salvese quien pueda!
Evidentemente, que admires la calidad del poema me congratula.
Pero este blog no es de cuentos, que ya ni siquiera los niños se los creen.
Y sí la vida es bella (bonita película plagada de dramatismo, que tú muy bien habrás analizado al igual que yo).
Yo escribo lo que mi pluma me inspira y no lo que el lector anímicamente desee leer. Somos adultos.
Hay momentos de júbilo, paz y armonía, pero siempre hay otros de pena. Si alguien no conoce el dolor que me lo diga. Así pues, a mi personalmente me gusta el poema, pero no pretendo que le guste a los demás. Es mi espacio literario y en él cuelgo lo que escribo, ni más ni menos.Y si escribo es por mi y si a alguien le llegá eso sería todo mi orgullo pero no mi propósito real. Soy sincera. De lo contrario, haría poesía comercial, en el sentido de que sé perfectamente que quieren leer los lectores. Ojo! que también habrá quien se identifique con este poema, de hecho estoy segura, aunque sea minoría, si es que yo prefiero a la minoría selecta que a la mayoría poco intelectual.

Gracias muy de veras por responderme.

Te envío nuevamente mi gran admiración por ti y todo mi cariño.
Cris.