jueves, 14 de octubre de 2010

¿Siempre juntos?


Si debo buscarte
en el despeñadero donde se separan las montañas,
cuando la noche asusta y hace que cada día ocupe
su historia en los sucesos de la vida;

allá,
tan lejos, en el precipicio más oscuro del desvalimiento,
entre heridas de rojo que dibujan crucifijos de umbría.

Las penas se clavan y me vacían de tu sangre.

Aquí de puntillas ante el vértigo,
me aferro a tu verdemar mirada,
y apenas veo el límite de los espacios.

¿Dónde quedaron aquellas coloridas láminas, y por qué
las mitigas con tus pinceladas emborronándome el destino?

Ahora,
perfumas de ceniza estos labios entre embozos
incoloros de un sol que empequeñece.

Las fracturas hierven en mi piel
donde grabé tu nombre,
porque nací a tu lado,

y no sé
si podré cerrar las pupilas
para lanzar mis moléculas
por un acantilado.


Madrid, 14 de octubre de 2010
cristina garcia barreto.

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi estimada amiga:

Qué pedazo de poema!!!

No te dejé comentario en el anterior porque me habría extendido horas. Y el tema me llega muy a fondo, no imaginas cuánto.

Volviendo a este extraordinario poema, decirte, sin ánimo de vanagloriar tu ya merecido prestigio literario, que es de un nivel sobresaliente.

Y sé que lo has escrito en...¿cinco minutos o diez máximo?

Eren un genio, Cris.

No decaigas nunca porque lo que tú transmites no lo consigue casi nadie y menos ahora que la gente, en su mayoría, se dedican a escribir cortos inexpresivos. No me gusta la poedía tan moderna. Y mira que tu tienes poesía moderna, pero es un estilo muy desmarcado que sí llega y mucho.

Te admiro.
No me cambies nunca.

Voy a volver al monasterio, lo necesito. ¿Por qué no te animas? Piénsalo ¿vale? Ya sabes que está cerca de Madrid.

Besos con todo lo que soy que es lo que tengo.


Javier.

Anónimo dijo...

Mi querida Cris:

"allá,
tan lejos, en el precipicio más oscuro del desvalimiento,
entre heridas de rojo que dibujan crucifijos de umbría.

Las penas se clavan y me vacían de tu sangre"

Jo! Qué cosas escribes.
Este poema me llega tan al alma. Me has hecho llorar.
Si es que lo vivo, Cris, lo vivo. Todo lo que escribes se me "clava" y me vacío de lágrimas.

Para que no me digas que no te diga ciertas cosas en público. Sé que no te gusta que te elogien las amigas. Te mando un mail.
Tengo mucho que contarte y deseo extenderme más con este poema. Es como si me lo hubieses dedicado.

Eres todo amor y sensibiliad, además de una genial escritora.

Besos a mares.

Maite.

Anónimo dijo...

Hola de nuevo Cris:


Olvidé decirte que recibirás esta tarde (de lo contrario llámame)los tres libros que me dejaste:

Corales de Emilio Porta.
Pentimento de Enrique Trinidad.
El paso del tiempo de Fernando Sabido.

Desde aquí felicitarles. Me han encantado francamente.

Gracias Cris por pasármelos y perdona por mi tardanza en devolvértelos.

Besos y abrazos.


Javier.

Anónimo dijo...

Mi admirada Cristina:

Extraordinario poema, tanto en su escritura, imágenes, metáforas y fondo. Es de una gran profundidad.
Una magnífica alusión al desconsuelo cuando el amor se borra en el corazón.

Te felicito.

La imágen seleccionada me parece igualmente soberbia.

Un respetuoso abrazo.

Ángel G.

Adolfo Payés dijo...

Excelente como siempre... leerte es maravilloso..

Que tengas un fin de semana excelente..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Anónimo dijo...

Hola Cristina
Una ruptura es más dramática que una separación. Cuando algo se rompe, quedan aristas, no hay un corte limpio porque no se hace voluntariamente. Entre los dos trozos o partes, queda un precipicio que se agranda. Acercarse a él, supone riesgo y produce vértigo. Es el vértigo de la inseguridad y el miedo al rechazo o a la equivocación.
Grandes y difíciles metáforas. Las recurrentes y comunes, son fáciles de descifrar, pero las tuyas, van más allá, y como son únicas, son complicadas, aunque se comprenda el sentido del poema.
Admirable tu facilidad para tratar de manera poética cualquier tema y por mi parte, envidiable.
Recibe un fuerte abrazo de, María Jesús

Anónimo dijo...

Mi entrañable amiga:

Este poema me coloca ante el vértigo de no saber expresar cuánto significa. Y sé que casi nadie se percatará de su alcance.
Porque: "Si debo buscarte
en el despeñadero donde se separan las montañas,
cuando la noche asusta y hace que cada día ocupe
su historia en los sucesos de la vida..." Aquí dices tantísimo (ya esta metáfora es relevante), empiezass por el enfoque principal que luego vas ampliando con más y más metáforas repletas de un mundo de sentimiento y sabiduría magistral, con un cierre impactante.

No me voy a extender. Es un poema: matrícula de honor.
Gran parte de lo que te quería decir, lo han dicho María Jesús y Ángel.

Espléndida escritura que nace de un alma blanca.

Te quiero mucho, muchísimo, mi gran menuda amiga.

Dios salve tu cabeza y tu corazón por muchos años. Besos.

Encarna.

Anónimo dijo...

Admirada Cristina:

Deseo que sus moléculas, bien unidas, siempre juntas, continúen escribiendo.

Un millón de gracias.

Teresa Simón.

MarianGardi dijo...

Estos versos estan plagados de una ternura infinita.
Me han conmovido enormemente.
Son tan hermosos.
Mucho amor mi querida Cristina
Y muchos besos

MiLaGroS dijo...

Cuidado con los acantillados. Siempre son peligrosos. Disculpa bonita mi ausencia. Estoy muy desganada, pasando mala temporada pero te quiero y te admiro. Escribes muy muy bien. Un beso amiga

Mari Carmen Azcona dijo...

Querida Cristina, enhorabuena por este poema que, además de bello, es perfecto en la forma. Un verso lleva a otro verso despertando una cascada de sentimientos y pensamientos.

¿Siempre juntos? preguntas en el título. Hace tiempo que he descartado la palabra siempre de mi vocabulario. Nunca sabemos lo que nos depara el destino. He aprendido que lo que importa es el hoy y la paz y la felicidad de los que quiero y asumo que, a veces, la mayor muestra de amor es dejar que sigan su camino...si ellos son felices, yo lo soy.

“ cuando la noche asusta y hace que cada día ocupe
su historia en los sucesos de la vida;”

Hay que dejar que cada día se escriba en nuestra historia, guardar los recuerdos vivos antes de que se distorsionen o mueran víctimas del rencor y pasar página.

Maravilloso poema, gracias por compartirlo.

Besos y un fuerte abrazo

Emilio Porta dijo...

Uno de los valores de un poema - y de la Literatura en general - es que abra cauces a lo desconocido. Y otro, que el universo particular que se deduce de las palabras del poeta pueda ser asumido por el lector como una indagación conceptual o emocional general que permita la reflexión, además de la asunción de la belleza y armonía de las palabras escritas. Este poema - un gran poema - lo es por ambas y muchas más razones. Una pieza literaria espléndida donde todo va engarzado como la mejor partitura musical y va haciéndonos entrar en las sensaciones de la autora y en su mundo interior. No es fácil escribir un poema tan fluido y sólo los escritores verdaderamente inspirados y con una capacidad innata de mirar y "aspirar" el alma del mundo - de la que nuestro alma es reflejo - pueden dominar con la maestría que tú lo haces el ejercicio de la escritura. Este poema cuyo título entraña una pregunta coloquial va, sin embargo, más allá de la expresión de ese enunciado convirtiendo la Poesía ímplicita en vida, incluso más allá de lo que aparenta su explícito contenido. Virtud de escritor, de escritora, de creadora, independientemente del tiempo tardado en escribirlo, que es un don, pero que al crítico le preocupa menos que la calidad expuesta. Que es mucha.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

Mucho lujo para mi ir a un monasterio. Sabes que no es factible con mis obligaciones cotidianas. Tengo hijos y no soy una cacique como tú, que por nada te derrubas. Y lo respeto mucho, pero seguro que en mis circunstancias seríar más fuerte.
No quiero me hables de tu vida en un blog literario, por favor, entiéndeme ya, te lo ruego.

Celebro que te haya gustado el poema.

Sé más crítico conmigo, sabes que tus reiterados elogios me empalagan. No soy perfecta Javier.
Critícame duramente o intenta no elevarme tanto. Calcula la media justa, solo eso.

Todos van a pensar cosas que no son.

Te envío mail para que comprendas.

Un abrazo y gracias.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Maite:

Levanta tus ánimos. Llorar es bueno, es el desagüe de la penas.
Celebro que te veas identificada en mis palabras, pero yo no soy un subterfugio que pueda ayudar tanto como me pides por mail. Mira estoy algo cansada, no coy médico, no soy sanadora y tengo mis problemas que no son pocos. Lee mis poemas pero no me veas como nada especial, porque solo soy una mortal más, nada más. Siento parecer dura pero es que no puedo entre comentarios y mails de vosotros. Que no soy nada, que quede claro, por favor. Que mi vida está ya dada y mis poemas son trozos de mi corazón, no puedo dar más.
Sabes que te quiero y mucho pero debes subirte a tu barco y navegar sola.
Esto es solo un blog literario no un lugar sanador de sueños rotos.
Os lo he dicho mil veces.
Tomadme o dejadme, pero por Dios, intentad entenderme.
Estoy abrumada.
Atenderé a los comentarios que tanto agradezco. Pero no me pidáis que os salve la vida, eso no. Pensad que yo no lo hago con vosotros.
Sí, debo ser clara, de lo contrario, me hundiría.
Aquí estaré para habral de literatura pero no para salvar tantas vidas que se desmoronan en una gota de agua.

Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola de nuevo Javier:

Ya los he recibido.
Gracias por el mensaje que envías a estos grandes escritores, seguro que más de uno te leerá.

Un saludo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Ángel G.:

Sigo sin saber, después de tanto tiempo, quién eres realmente. Porque mira me dijiste que eras escritor... y claro está Angel García López o Angel G. simpremente.
Bueno, siguiento con la extrañeza de alguno anónimos, solo dedirte que agradezco tu gran aportación a este espacio.

Saludos cordiales,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Adolfo;

Tú siempre tan escueto.
Gracias por tu comentario.
Y como llego tarde, desearte una espléndida semana.
Oye: ¿te has planteado alguna vez ser menos superflúo y escribir un comentario con calidad literaria? Porque a mí tus entradas me parecen muy vacías. Y sé que no lo eres que te enrollas con simplezas en demasía, pero, por este espacio pasas como un rayo.
Y mis repuestas son casi obligadas.
No me cuadra Adolfo, no me cuadra nada. Tú verás porque yo no me animo a escribirte nada de momento en tu blog de más de mil seguidores (esto me cuadra menos, tendras publicidad o algo que te aporte beneficios, pues no es razonable que tanta gente te siga...Te metes en todos los blogs del mundo recoìlando adictos) Además, pintas mejor que lo que escribes. Lo cual ya es, no sé, como el rollo de facebook.
Si vas a dar saltos por mi espacio de forma intrascendente. Pues amigo, yo no veo qué aportas.

Saludos fraternos, si, claro que es lo único que me dices y dos palabras más.

Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida María Jesús:

Aysss!!! Si es que leerte es darme golpetazos contra el espejo. Qué tremenda lucidez e inteligencia emanas.
Sí, es evidente que una ruptura es eso, una ruptura. Donde todo pierde su forma inicial y aparece un precipio de miedos y preguntas.
Obviamente, muy distinto a una separación o disociación de situación de pareja. Porque una ruptura es: "romper", "destruir"...
Siempre entras en los fondos más oscuros de mis letras. Les rescatas, les sacas a flote y... ¡plof! Tenemos la llave del poema.
Eres increíble.

Me encandila leerte.
Gracias mil por estar.
Besos sinceros,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Encarna:

No creo en poemas matrícula de honor.
Pero si a ti te lo parece me congratula enormemente.
Bueno me tenéis a dos aguas la mayoría de vosotros. Así pues amiga no puedo estar a todo.
Quédate con mi respuesta vía mail.

"Salve Dios vuestra cabeza alteza y su corazón para que este reino no perezca".

No Encarna no soy reina de nada, te ruego encarecidamente seas más comedida. Sabes que te lo digo con todo el amor del mundo. Pero es que estos comentarios no deben ser públicos. Ya te explico en mail.

Besos amiga de una mera vasalla que intenta direccionar sus letras,
Besos.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada Teresa Simón:

Sorprendente su comentario pues es usted absolutamente anónima para mi, dado que, por su nombre, no puedo saber quién se me dirige.

No obstante, dada su corrección y gran amabilidad he publicado su entrada.

Pues sea bienvenida a este espacio y mil gracias por dejar una huella tan delicada.

Pero aún, no sé, por qué me da las gracias, yo solo escribo nada más.

Verá Teresa recibo tantos anónimos que me siento desconcertada.
Por ello, le rugeo que si usted desea dirigirse a mi lo haga de forma más diáfana. Le dejo mi correo: cbarreto8@hotmail.com.

Cordialmente,
Cristina M.C. García Barreto.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimadísima Marián:

Cómo me reconforta verte por este huequecillo literario.

Me dejas un comentario precioso, adorable.

Te quiero mucho amiga.
Sinceramente,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Milagros:

Tu porte angelical siempre alumbra esta ventana.

Gracias por reaparecer con estas halagadoras palabras.

Sí, te he dejado comentarios e intuía algo de extremada sensibilidad en tus escritos. Muy bellos por cierto, pero llevas mucho tiempo en una tónica tipo noria (vamos un bucle). Pienso que debes apearte ya.

Te quiero amiga y mucho,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimadísima Mari Carmen:

Qué bonito comentario. Reflexivemente inteligente para no variar.

El título va en interrogante por lo que tu cuestionas: ¿Algo es perdurable?; ¿Siempre juntos?;...etc.

Pues, como bien dices, todas estas cuestiones son inciertas o, al menos, no perceptibles a corto ni medio plazo. Salvo las hipotecas.
No habría nada mejor que enamorarse de una hipoteca a cincuenta años. Mira, si hasta me ha salido el sentido del humor.
No amiga, no siempre estoy tan seria, es que me ha parecido algo oportuno.

Es evidente que las secuencias cotidianas van pintando nuestros días y lo que ayer pasó, mañana es historia. Ojo, que es relativo, no me quiero expresar mal. Por ejemplo: mis hijos jamás serán historia. Las vivencias con ellos, entre día y dia, sí marcan la historia.

Me encanta leerte como siempre y me honra que me visites.

Gracias Mari Carmen.

Un beso y abrazo muy fuerte.
Tu amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querido Emilio:

Vaya! Es que hablando de las formas y del cómo, sin raspar el contenido de lo escrito has dicho más de lo que yo misma habría dicho. Porque este poema va mucho más allá de lo que aparenta para muchos, que no son todos. Y tú lo has visto. Independientemente, de la maravillosas palabras que me dedicas. Para mi no existe mayor premio que el que alguien sepa extraer las tripas de otro alguien sin saber nada de sus vísceras. Eso es impresionante. Porque buceas más allá de la pantalla que expone. Tú te metes detras de la pantalla y diriges la película como si la hubieses escrito con los ojos incluso cerrados. Sí así, tan rápido.

Qué puedo decirte si me dejas sin palabras...Y si no encuentro la palabra justa...cómo hablar.

Mil gracias.

Recibe toda mi admiración y respeto, y también, un cálido abrazo.

Tu admiradora,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

MIS ESTIMADOS AMIGOS:

PERDONAD LAS ERRATAS POR LAS PRISAS Y ALGO DE CANSANCIO.

MIL GRACIAS A TODOS.
CON TODO EL AFECTO DEL MUNDO,
Cris.

Ricardo Miñana dijo...

En el amor siempre juntos, bello poema, un placer leerte.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Anónimo dijo...

"Las fracturas hierven en mi piel donde grabé tu nombre, porque nací a tu lado". ¡Maravilloso, Cris! Todos nacemos y morimos un poco cada día. Cada instante es despertar a nuevas emociones,las mismas que también van muriendo con el paso del tiempo, porque nada es eterno. Ni siquiera el nacimiento del primer amor. Hasta ese sentimiento se va quedando enterrado en el trascurso de la vida.

Un besito.

Mila

M. Angel dijo...

Admirada Cristina, niña, tus poesías nos llevan al mas allá, a un mundo donde sus moradores escuchan en silencio y, al leer tu poesía de ellos afloran lágrimas, consecuencia de tus versos que dicen mas de lo que leemos los lectores.
No se si interpreto bien el contenido de tu poesía, pero en mi humilde ver, en ella capto el vuelo de tu alma va mas allá de lo que interpretamos tus lectores


Abrazo
M. Ángel

La Solateras dijo...

No hay que lanzar nuestras moléculas por ningún acantilado. Hay que guardarlas porque son valiosas y son valiosas porque han amado. Lo bueno del amor es que siempre germina, independientemente de dónde caiga. ¿Y qué más da si no es eterno?
Yo a veces no sé si entiendo tus poemas, Cris. Pero da igual, son hermosos.

Un beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Ricardo:

Agradezco tu entrada en este espacio literario. Se bienvenido, espero que vuelvas.

Celebro que el poema te haya transmitido.

Un abrazo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimado Miguel Ángel:

Tu comentario todo un poema. Es genial, no sé si lo merezco.
Me has conmovido.
Eres eso, tan humilde y buena persona además de gran poeta que me congratula muchísimo que me visites. No sabes cuánto.

Gracias amigo.

Otro abrazo sincero para ti,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Ana:

Entre muchas virtudes posees otra que es la sinceridad. La cual te agradezco de corazón.
Y qué más da si no me entiendes, si te ha sonado bien ya quedo complacida.

Besos y abrazos amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Mila:

Que te me escapas...
Te atrapo fuertemente y te digo: cuánta razón llevas amiga en todo cuanto argumentas.
Agradezco profundamente tu comentario y me alegro muchísimo de verte por aquí, tu casa.

Aprovecho para decirte que me encanta tu blog y tu última entrada. Me pasaré a ver si has puesto algo nuevo. Es un placer leerte, escribes muy bien.

Besos y abrazos,
Cris.