jueves, 6 de agosto de 2009

El sinsentido

Te afligen mis heridas y combates
contra quien elabora el bebedizo
que regurgita sangre por mi boca
salpicando de púrpura tus ojos.

Y entonces, deseo galopar lejos
de tu pecho, para que mi lamento,
inquina de otros, jamás menoscabe
lo que más quiero, tu vida, tu sueño.

Debo decolorar tus pensamientos
y cruzar sola el sendero del odio
desde el que se avizora mi silencio.

En ésta cerrazón que me ha tocado
extraeré las escarpias a un dominio
donde Judas porta corona y mando.


Madrid, 6 de agosto
cristina garcía barreto

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que perfecto escrito. el sinsentido. que decirte si lo plasma con tal maestría..

BRAVO..

Saludos fraternos
Un abrazo

MiLaGroS dijo...

¡ Que hermoso!. Cristina. Aunque al mismo tiempo duro y real. un abrazo

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Milagros y querido Adolfo:
Os contesto al mismo tiempo pues me voy a Segovia donde tengo mi refugio a ver si germino algo que merezca la pena. Vuestras palabras son todo un halago que no se si merezco, pero agradezco de corazón.

Os quiero mucho amigos.
Mil gracias.
Hasta la vuelta.
Mis mejores deseos y mi deuda de visitar vuestra rica poesia en vuestros blogs.
Con todo mi cariño,
Cris.