lunes, 14 de enero de 2008

Aturdimiento

Se seca el hemisferio de mi mente
muerto de conceptos fantasmas y duendes.
Rebusco en mi fosa de papeles repleta de ilusión yacida.
Como cielo de algodón avivado por los vientos.
Se me enganchan en el corazón las guatas de tu recuerdo.
Aturdimiento que fuera vencido,
si el celeste acordase aclararme las ideas…
recluyendo a ésas cómplices e inconfesables vivencias.
Que quise apartar por vendar el oscuro de tus besos rastrojo de era.
Amor que me llevó a la locura dejando a mi alma a la intemperie.
No conozco peor penitencia, que la cegada hacia el futuro.
Las horas se marcharon, haciendo semillas del pasado.
Como zarzas desflorecidas,
rasguñaron mis mejillas.

Madrid, 20 de Diciembre de 2007
Cristina García Barreto