sábado, 12 de enero de 2008

Inspirado en el Cuadro Titulado: Regreso del Hijo Pródigo. Autor de la Obra: Rembrandt Harmenszoon Van Rijn
Holanda.Leiden 1606 - Amsterdam 1669 Clave: Ver cuadro adjunto.


El Retorno

Padre confiérame de adelanto mi legado.
Pues gusto por zarpar rumbo a condados lejanos.
Al tiempo, al artero fracasado, le apretó la gana.
Quedando desprovisto incluso de vestidura.
Escogiendo compungido, como arma de salvación,
el retorno a su linaje.
Y aseveró a su procreador:
he pecado contra el cielo y contra vos.
Teniendo como acogimiento
la muestra enardecida del Amor Legitimo.
Aducido por ósculos y abrazos,
que colmaron de alborozo a padre y a hijo.
Su hermano mayor, sintió conmocionado,
el derribo de su percepción por lo justo.
Permaneciendo en actitud alejada,
ante la aproximación del –aprovechado-
Acontecimiento, que alguien dejó retratado con imágenes,
iluminadas y sombrías
bajo la culminación resplandeciente de un abrazo.
Aposentado en un Palacio de invierno.
Como luna a la conclusión de la Parábola del Hijo Pródigo.

Madrid, 20 de Noviembre de 2007
Cristina García Barreto.

1 comentario:

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Oscuridad Interior

"Despertar sin luz
mirando a la oscuridad.
Es dar pasos atrás…
Al filo del abismo,
rozando al Más Allá"