domingo, 20 de septiembre de 2009



Enigmática


¿Cómo profundizar en mi alma?
Si soy un enigma
al que no me han presentado.


Madrid, 20 de septiembre de 2009
cristina garcía barreto.

10 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso versos..

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas una de semana formidable.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Adolfo,

es la concisión de la palabra y la pregunta sobre el alcance de nuestra alma, pues creo que somos tan profundos que, tal vez, no podamos llegar al fondo de nuestro interior.

Gracias amigo por tu comentario,

Besos,
Cris.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Siento lo que te ocurre. Porque el poema merece otro tipo de comentarios. Es esencia literaria pura. Realmente magnifico.

Emilio Porta.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Emilio,

Caray! Me salió tan rápido y es que, en el fondo, cuando se piensa (manía que tengo), es fácil hacerse este tipo de preguntas.

Mil gracias por tus palabras que siempre son input para mi alma.

Besos,
Cris.

Anónimo dijo...

Ninguna de tus palabras escritas es independiente de los silencios y las palabras calladas que se pueden ver detrás de las ilustraciones que acompañan al poema. Hoy quiero fijarme en la concordancia entre las dos miradas. Y mirar el pensamiento de hermosa reflexión y a la vez de "esto es la vida, me hubiera gustado que fuera más amplia, más generosa..." de la figura por ti elegida. El rostro y los ojos mirando en calma hacia abajo, pero elevando el corazón hacia la respuesta imposible, esa especie de mezcla de desilusión y sabiduría que hay en el cuadro me parecen una indefinida conceptualización gráfica de lo que siente el alma ante el transcurso...Siempre esperamos más de la vida...Y la vida da lo que es...y lo hace en instantes ( afortunado el ser humano que tiene o ha tenido instantes de gloria...). Ahí, en esa mirada y esa mano apoyada sobre el cuerpo, está la cualidad intermitente, el destello, la onda, no la completa incandescencia, no el oceáno infinito y constante...
Qué hermoso y profundo cuadro...

Port

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Port:

Mis palabras reflejan ilustraciones desconocidas. Primero escribo y luego busco acompañamiento. En esta caso y en todos, salvo que escriba a un cuadro en concreto, las palabras priman sobre el adorno. Difícil tarea posterior al poema pero que sé compaginar porque tengo mirada para ver y sentimientos para reflejar lo que quiero que mis palabras digan.
El cuadro fué elegido a posteriori, jamás me inspiré en él.
Suelo inspirarme en otros pintores y hacer poesía de sus cuadros, este no es el caso.

Celebro que te guste la ilustración pero más me habría gustado que te quedases con el poema que es la raíz, lo demás tan solo guindas de gusto colorido.

Mil gracias por tu comentario.
Pero te hago hincapié en que mis palabras nacen las ilustraciones las busco por embellecer pero no porque las haya visto ni me hayan sugerido nada previamente.

Besos,
Cris.

Anónimo dijo...

Esa evidente que con lo que me quedo es con el poema. Lo he guardado en un archivo especial de los mejores poemas que he encontrado en mi largo periplo de lecturas. Eso, de forma breve, lo digo en un anterior comentario. Esto era, simplemente, análisis de conjunción con la obra de arte, especialísima, que formaban las palabras. Palabras que, como siempre ocurre, tienen un significado, está visto, en el emisor, y otro en el receptor. El dificil problema de la comunicación humana. Si hubieras leido un poco más despacio hubieras visto que el comienzo del análisis dice..."ilustraciones que acompañan al poema" es decir, van con él, no al revés.
Pero en fin, incluso las personas más inteligentes no leen bien a veces. Esto me lo digo a mi mismo en muchas ocasiones: lee bien, lee dos veces...Yo tampoco aprendo, Cristina, no te preocupes. No buscaba una explicación, tampoco en tu respuesta, sino una conjunción. Con todo mi afecto.

Port

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Emilio:

Pensé que creías que me inspiraba en el cuadro para componer el poema. Llevas toda la razón...las prisas al leer hacen que uno se equivoque y meta la pata sin quererlo. Si es que no es cuestión de inteligencia son las tareas que nos tienen desbordados.

Te agradezco muy de veras que me lo aclarases. Perdona mi despiste.

Un beso,
Cris.