viernes, 24 de octubre de 2008

Limo Mortalizado



¡Que se herrumbren mis besos en tu boca!
Y la noche tapice el centelleo de tu mirada.
He de fijar mis pupilas lejos
lejos de tu patraña.

Tapiar la esencia de la rendición
que ha punzado mi alma
con tus dagas…
dagas de palabras.

Te siento limo,
limo mortalizado
sobre sementera en las nieves
que no pintan de blanco.

Y para no oscilar
ante el poderío de tus labios,
seré relente en la noche
y leve flujo de río
que enfríe mi cisura.

No te siento hombre,
¿me oyes?
Eres limo
el limo que viste a la locura.



Madrid, 24 de octubre de 2008
Cristina García Barreto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

uff tu poesía destila rabia, desilusión y ante todo desengaño, muchas veces creemos ver un paisaje muy hermoso porque deseamos que así sea pero al acercarte, te dás cuenta que solo era tu ilusión de que asi fuera, se llega a idealizar de tal manera que al llegar no tiene fragancias, no tiene hojas tersas, no huele a rio, tierra, aire puro.. tan solo es un lienzo que los años deteriora.
aún con el desgarro que está escrito es bello porque tus sentimientos afloran con belleza.
besitos muy dulces para ti
muakisssssssssss
zoa

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Zoa:

Llevas razón, este poema, en concreto, destila más que nada desengaño y traición. ¿Quién no se ha sentido en alguna ocasión de su vida desnutrido por un sentimiento fallido?

Lo importante es que salió de mi corazón y ha llegado al tuyo con ese mismo sentimiento de invalidez que mi invadió cuando lo escribí.

Para qué publicar sólo lo que aflora con ritmo de ternura y alegría.
Si en el fondo bien sabes que la poesía es un todo.

Gracias querida amiga por tu comentario. Y para que olvides este desengaño, clica en temas diversos que tengo publicados...Los hay muy alentadores. Ya sabes, somos un compendio de emociones.

Mil besos para ti.