viernes, 8 de octubre de 2010

Mundo estriado


Esto no es.
No es.
Ni
parecido en nada a mi mundo.
Lo demás
huye del soportal de mis fuerzas;
de mi voluntad despiezada.
Jamás llamo a esta urbe humanidad.
Nunca.
Jamás lo hago.
Y sé que no es posible arreglar
-nada-

Apenas puedo presenciar
cuánto ocupa mi espacio.
Opacidad o sol honrado
al filo de mi ser
abre la brisa
y que la tormenta diluya la noche.
No puedo ver este orbe
de muro estriado.

Esto no es.
No es.
Ni
parecido a ser proscrito.
Dulce fue mi inocencia
que un día me anudó
a los cabos de la esperanza.
Y ahora sé que no es posible arreglar
-nada-

¿Que podemos solucionarlo?
Entonces,
hablemos de sueños.


Madrid, 8 de octubre de 2010
cristina garcía barreto.

29 comentarios:

Cris Gª. Barreto dijo...

Queridos amigos:

Este puente estaré fuera.
Espero tener noticias vuestras a la vuelta.

Un beso muy grande.
Cris.

La Solateras dijo...

Descansa, Cris, estos días y vuelve con fuerzas renovadas. Este poema, que se puede aplicar a tantas cosas, es una profunda y hermosa manera de expresar la desilusión; pero sigamos soñando.

Un beso

La Solateras dijo...

Bienvenida a Escritores en Red, Cris. Soy un desastre de despiste y no me había dado cuenta del membrete. Tu presencia aquí enriquece nuestra asociación.

Un beso

Anónimo dijo...

"Dulce fue la inocencia que un dia me anudó a los cabos de la esperanza". Cris, la inocencia a todos se nos ha ido quedando atrás, pero no por ello debemos perder la esperanza. Como bien dices al final de este maravilloso poema: "hablemos de sueños". Y no dejemos nunca de soñar con un mundo mejor.

Me alegra que estés entre nosotros, y estoy segura de que será un placer conocerte.

Un besito.

Mila

Mari Carmen Azcona dijo...

“ Dulce fue mi inocencia
que un día me anudó
a los cabos de la esperanza.
Y ahora sé que no es posible arreglar
-nada-

¿Que podemos solucionarlo?
Entonces,
hablemos de sueños. “

Pues hablemos de sueños, Cris...

El primero y más tangible tu entrada en Escritores. Me he alegrado mucho al saberlo. Bienvenida. Ahora además de acompañarnos en el camino, compartiremos proyectos e intenciones.

Hay una frase referente a los sueños, atribuida a Carlomagno, que me repito muy a menudo: “¿Cuál es el sueño de los que están despiertos? La esperanza. Hay que aferrarse a la esperanza y tener fe en un mismo. Con coraje, empeño y corazón, nunca será tarde para buscar un mundo mejor.

Hacer felices a quienes nos rodean es mejorar el mundo y tú, con tu literatura y la profundidad de tus versos, lo consigues. Y esto no es un sueño, es una realidad...Y sin estrías.

Besos y un fuerte abrazo de corazón.

Anónimo dijo...

Hola Cristina
Acostumbramos a mirar a los demás, a través de nosotros mismos, por esa proyección que hacemos.
Nos podemos anticipar y conocer, sabemos que puede pasar, pero nosotros no somos así y creemos que el comportamiento de los otros va a ser como el nuestro.
Lo sabemos, si, unas veces lo esperamos, otras, no, pero siempre nos sorprende y nos hiere. ¡Y no por no tenerlo previsto!
Se confunde bondad con estupidez y se suele pensar, que la inteligencia es solo para operar en el plano de la abstracción, por ello, hay quien se dedica a traspasar unos límites.
La persona idealista, actúa de acuerdo con aquello que piensa es lo mejor, sigue unas normas éticas o morales, sigue los dictados de su conciencia, pero no por ello, no padece al sentirse incomprendida.
No podemos cambiar, ni podemos hacer que cambien los demás en exceso. Hay algo troncal e íntimo, que tira demasiado, Para bien o para mal.
Aquel que creemos que rectifica, no es que haya modificado su esencia, sino que las circunstancias han cambiado, o bien, ha reconocido su error y rectificado, pero sigue siendo como era. Quizá era mejor de lo que parecía.
En el fondo, creo que los sueños son los ideales y no se es soñador, por querer actúar bien, o que las personas con las que tratamos, las que nos son próximas, tengan unas normas éticas.
Todos podemos fallar, pero unos más que otros, los que solo quieren recibir o dar lo mínimo.
De nuevo por aquí, Cristina, ya de vuelta.
Recibe muchos besos de María Jesús

Emilio Porta dijo...

"EL soportal de mis fuerzas..." Impresionante metáfora que soporta los otros arcos del poema...Cotidianidad e historia mezcladas en esa conjunción de palabras que anuda la inocencia y la esperanza con la realidad no siempre deseada. Y, sin embargo, detrás de esas líneas está lo que siempre se ve en tu escritura: la percepción de luchar por la vida y los sueños contra viento y marea. También la aceptación y un toque de serenidad. El que da la mirada limpia y llena de amor sobre las cosas. Todas las fuerzas de la Naturaleza pasean por esos soportales imaginarios por los que discurren y caminan nuestros sueños. Ellas son la vida misma. Y sostienen nuestro interior contra los avatares del destino, contra lo que no está en nuestras manos.
A un escritor se le conoce por la importancia del fondo y la armonía de la forma. Y en tu obra, en el conjunto de tu espléndida obra, estos elementos van libremente encadenados.
Sabes lo que pienso de tí como poeta. Que eres - sin contar género - de los mejores, Cris, de los mejores.
Un beso.

Anónimo dijo...

Mi querida niña:

Permíteme que te acoja como hija.

No, Cris, esto no es nada parecido a un mundo. Nos lo hemos cargado y ahora brama por todas sus estrías.
Siempre con tu enorme sensibilidad y tu forma de expresar las cosas.
Bien sabes y manifiestas que solucionar la reconstrucción de la tierra es hablar de sueños, de una auténtica entelequia.
Veo que estás en escritores en red. Sabes que cuando puedo entro, admiro la relevante calidad literaria de sus componentes, la buena atmósfera que se respira.
Leo a casi todos, dejé comentario a Mari Carmen Azcona a la Solateras y a Emilio Porta. Les sigo leyendo.
Me he leído toda la historia de Orzeán de Emilio y su última publicación. Son grandes escritores. Desde aquí les felicito no solo por ello sino por la buena acogida que te dan.
No dejo comentarios, soy muy perezosa y sé que si contigo meto la pata pues es otra cosa. Pero me siento inferior cuando os leo, quedo en la antesala aprendiendo y disfrutando mucho.
Tu poema me deja relfexiva porque nada de lo que escribes puede pasar inadvertido.
Eres muy inteligente y aún no has perdido tu inocencia pese a tu enorme madurez.

Gracias Cris por estar por ser y por transmitir.

Un beso enorme cielo.

Encarna.

Anónimo dijo...

Hola Cris:

Ya me contarás cómo estás de rota.
No te imagino tan frágil luchando con la desbrozadora allí en tu casita de turrón de Segovia.
Eres una todoterreno.
Este poema me ha hecho sufrir en el mejor sentido Cris.
No soporto las catástrofes.
No puedes hacer nada Cris mas de lo que haces, solo la exposición de estas palabras te honran poniendo de manifiesto tu tremenda sensibilidad.

Gracias Cris.
Eres una gran persona por encima de gran escritora.

Besos amiga.
Y vive. Tú no tienes la culpa de los males.

Te admiro.

Jesús.

M. Angel dijo...

Cris, te deseo buen descanso, para que llegues con fuerza y puedas seguir regalándonos tus lindas poesías

Abre tu corazón a la esperanza, no mires la parte triste. Y... HABLEMOS DE SUEÑOS

Abrazo
M. Ángel

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Ana:

Gracias por tus palabras. Es muy cierto que podrían ser aplicadas a muchas cosas.
Mi fe por salvar el mundo. Qué entelequia. Llevo luchando contra molinos de viento desde que era niña. Y persisto inútilmente.
Como decía Henry F. Amiel, cito: "El cielo, el infierno y el mundo entero, está en nosotros"
Sabemos que el mundo no fue hecho en el tiempo, sino con el tiempo. Y aunque perezca, siempre existirá la verdad.

Gracias Ana por dejar tu bonito comentario y, sobre todo, por añadir otro dándome la bienvenida a la blogsfera. Espero aportar poco a poco, pues acabo de llegar y aunque conozco a casi la mayoría de los escritores, que sí que enriqueceis el espacio yo soy un caracol recién salido del caparazón.

Gracias de todo corazón.
Besos y un fuerte abrazo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada Mila:

Mil gracias por darme la bienvenida a escritores en red.
Te he leído tanto. Espero que nos conozcamos pronto, fuera de esta burbuja virtual. Bueno, que no lo es tanto, porque siempre ha apreciado tu gran escritura y hacer en el grupo. Es por ello que me congratula enormemente estar con vosotros.
Sí, la inocencia se pierde con el tiempo, pero, como bien dices sigamos soñando. Qué sería de la vida sin esperanza. Nada, absolutamente nada, todo un vacío.

Me has dado una enorme alegría.
Iremos contactando.
Te reitero las gracias.
Recibe un fuerte abrazo querida Mila.
Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Mari Carmen:

¿Sabes lo que has puesto? Sí, lo sabes. Pero es que es tan bonito.
Todo tu comentario me ha resultado, además de muy inteligente, extraordinariamente entrañable.
Tu bienvenida; tu forma de aferrarse a la vida y esperanza. Vamos todo.
Me dejas sin palabras.

Un beso fortísimo y gracias de todo corazón.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida María Jesús:

Pero que requete inteligente eres. Qué análisis tan profundo has hecho sobre mis palabras.
Vamos que no te cambio ni un punto ni una coma.
Encomiable entrada, para no variar.
Habría tanto que decir sobre esto. Creo que podríamos hacer una tesis entre las dos.
Me apasiona leerte, independientemente de mis entelequias y sabes bien que Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón.
Estaría horas escribiéndote.
También a las otras amigas que han dejado unos comentarios impresionantes. El tema da para hablar y mucho.

Gracias por estar aquí de vuelta, te recibo con profunda admiración. En realidad no es que te reciba es que esta es tu casa.

Recibe un beso y un abrazo con todo mi cariño y agradecimiento.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Emilio:

En realidad no has analizado un texto, prácticamente me has hecho un autoanálisis a mi. Conforme he ido leyendo tu comentario, me he quedado perpleja.
Decía algún clásico, cito: "La antigüedad del tiempo es la juventud del mundo". Claro en aquella época no se percibía nada de esta catástrofe. Solo los profetas como Michel Nostradamus, quien fue entre otras cosas: médico, vidente, astrólogo, filósofo, matemático y alquimista.
Y que alguien hizo escribir en su tumba: «Aquí descansan los restos mortales del ilustrísimo Michel Nostradamus, el único hombre digno, a juicio de todos los mortales, de escribir con pluma casi divina, bajo la influencia de los astros, el futuro del mundo»
Quien dictó estas breves líneas para que fueran grabadas en la grisácea piedra de una tumba, pretendió encerrar en ellas toda la esencia de una vida que se consumió, de forma desacostumbrada, entre la realidad y el mito, entre la fe en Dios y la hechicería, entre lo consciente y lo inconsciente.
Este personaje ha sido objeto de estudio, de análisis y de una ininterrumpida búsqueda por parte de cuantos se han esforzado en descubrir su auténtica personalidad, y sobre todo, el secreto, mucho más apasionante, que se encierra en sus famosas profecías.

Cierto es que la crítica racionalista niega la existencia de cualquier -secreto de Nostradamus-, reduciendo su obra de clarividente a un mero producto de la alucinada imaginación de un loco, a una explosión de imágenes, fruto de una alquimia del pensamiento que puede cautivar, pero que no puede satisfacer razonablemente a quienes la examinen.

Sin embargo, no se puede liquidar con una interpretación tan simplista al autor de las famosas Centurias; no se pueden despachar tan sencilla y cómodamente los veintidós libros de las versiones proféticas de Michel de Nostredame, más conocido por el nombre latino que él mismo se había dado: Nostradamus.
Aunque todo el mundo haya oído hablar de él y su nombre se cite con frecuencia, ¿cuantos habrán leído, siquiera por encima, su extraordinario conjunto de profecías?

Por todo ello, elegí como imagen a esta entrada: El fin del Mundo desde la visión de este mítico personaje.

También podría reflejar algo que dijo el "poeta maldito" Charles Baudelaire. Cito:¡Ah qué grande es el mundo a la luz de las lámparas! ¡Y qué pequeño es a los ojos del recuerdo!

Pero es evidente, como muy bien dices, que el soportal de mis fuerzas no tiene fuerza para tanto tonelaje, pese a luchar contra viento y marea.

Gracias Emilio por decantarte de es forma por mi escritura, porque ves el fondo.

Gracias igualmente por tu espléndido comentario.

Recibe mi respeto y admiración.
Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mis queridísimos amigos Encarna y Jesús:

Mil gracias por dejar vuestros magníficos comentarios.
Como hemos hablado largo y tendido por teléfono. Pues no me reitero.

Os quiero mucho. Sois maravillosos.

Gracias por dejar fragmentos de vuestro corazón en mi.

Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querido Miguel Ángel:

Tú siempre tan sigiloso, tan sabio, tan buena persona.
He venido de trabajar muy duro en el agro, estoy reventada, pero siempre es un cambio. Alli no tengo teléfonos ni ordenador y eso es paz.
Lo cual no quita que cuando vuelvo estoy deseando daros mi cándor y todo lo mejor de mi.

Sí sé que debo pensar en cosas factibles y no en arreglar con mi fina estructura ósea todo el peso del mundo sobre mi.

Agradezco muy de veras verte en esta tu casa.
Siento deseos de devolverte la visita, no me juzgues mal pero estoy a tope. En cuanto pueda te leo, lo deseo de todo corazón.

Un beso muy fuerte,
Cris.

Marisa dijo...

No debiera la inocencia
ser bocado de las fauces
de la urbe, que acaba
con los sueños y
diluye la esperanza.

Un abrazo, un beso.

MarianGardi dijo...

Mi querida Cristina ya estoy de nuevo en casa y en el portal de Belen poetico jejeje
Tu vocabilario es tan extenso y profundo que hace volar.
Metaforas abundante realzan el contenido y en unos cuantos versos reflejas el Mundo.
Mil besos con todo mi afecto sincero

Jesús Arroyo dijo...

Cris:

¡Bienvenida!

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Marisa:

Bienvenida a este espacio, espero que vuelvas.

Tu comentario dice mucho, me parece realmente inteligente.

Te quedo enormemente agradecida por tu visita, tus palabras...

Recibe un fuerte abrazo y un beso,
Cris.

N.- He visto tu blog. Me gusta mucho dame tiempo...Gracias.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Marián:

Sabes que me alegro muy de veras de tenerte más cerca.

Agradezco infinito tu comentario.

Cómo me has hecho viajar amiga; qué precioso mail me has enviado.

Recibe todo mi cariño y el voto de amistad.

Besos de corazón,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Jesús:

Qué alegría.

Te agradezco de corazón que me des la bienvenida a escritores en red. Os adoro y admiro a todos.

Un fuerte abrazo para ti,
Cris.

Terly dijo...

Pues sí, querida Cristina, ya que esto no hay quien lo arregle, hablemos de sueños, dejemos libre el pensamiento, que vuele alto, muy alto, todo lo alto que pueda permitir la imaginación y cuando estemos en el cenit, miremos hacia abajo y soltemos una cósmica carcajada de desprecio diciendo, "ahí os quedáis que yo ya he escapado"...
Un beso, ´querida amiga.

Manuel dijo...

Tambien bienvenida por mi parte, querida-nueva-amiga.

Ya te acostumbraras a mis rarezas. Y te digo esto como prólogo.

Cris, querida, la esencia humana es lo que es y no se puede esperar de ella otra cosa. La historia lo ha demostrado ampliamente. No me valen salvedades, que de sobra las conocemos. Me sirve el ejemplo de la evolución a lo largo de los siglos. Si algo ha perfeccionado la especie, es la manera de destruirse más eficazmente.

Así que, te propongo, hagamos bueno aquello de "¿y si mañana se declarase la guerra y no fuera nadie?".

Puede que sea la única solución.

Un beso.

Paloma Corrales dijo...

Mi querida Cris, profundo y reflexivo poema, con un final ligado a la esperanza... Efectivamente, si existe una solución, ésta pasa porque visitemos el horizonte donde reposan los sueños.

Besos, cientos.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimado Terly:

Celebro que me hayas escrito.
Amigo, existe un inconveniente, cuando estemos en el cenit cómo olvidar a nuestra descendencia. ¿Qué será de ellos? ¿Qué les quedará de mundo? Tal vez, ni oxígeno. Ese es el problema que los gobiernos no piensan en los que quedan, incluidos sus familiares, los que ya están y son pequeños y los que vengan.

Gracias amigo por dejar otra huella en mi espacio.

Recibe todo mi aprecio y admiración.
Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Manuel:

Gracias sinceras por tu bienvenida.
¿Rarezas? ¿Quién no las tiene?

Tu comentario es, ni más ni menos, que lo que lamentablemente hay. Y sí, efectivamente, el hombre ha evolucionado principalmente en autodestruirse de forma más cruel y tecnológica. Al igual que destruye la tierra. Qué pena de moral e inconsciencia.

¿Que si hay una guerra y nadie va? Pues sería muy deseable. Pero aún y con eso: ¿quién salva el mundo? Ya ves como se desmiga por todas partes, estamos llegando al codito, que, por cierto, también está mordisqueado.

Gracias amigo por tu coment, por todo.

Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Paloma:

¡Pero que alegría verte en mi ventana!

Gracias amiga por tu comentario. Y sí, soñemos pese a saber que nuestros hijos, tal vez, se queden sin mundo donde cumplir sus sueños.

Recibe un beso y abrazo de corazón.
Cris.