jueves, 24 de marzo de 2011

Por qué


Si es cierto
que más que vivir
mi vida dirijo
Y siendo
eje del universo
caigo en la tierra
desalentada
Pero me levanto
ofrendando sonrisas
a la vida
como permuta de esperanza
Y tiendo las manos
con la palma
al envés
mostrando
las letras de mis venas
como destinatario
¿Soy libre?
¿¡Soy libre acaso!?
Por qué se concibió
la consciencia
si estamos de paso



Madrid, 24 de marzo de 2011
Cristina García Barreto



26 comentarios:

Cris Gª. Barreto dijo...

Mis queridos amigos:

La consciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo consciencia de que existe.
Santo Tomás de Aquino.

No añado más.

Besos sentidos,
Cris.

tecla dijo...

Al menos tenemos la ilusión de que lo somos. Pero realmente no creo tanto que lo seamos. Ni tan siquiera sabemos lo que somos ni quien somos. Si aún nos tienen que buscar por el ADN para saber quien somos y ni así.
Mejor no meternos en profundidades y vivir intensamente el regalo de la vida que nos ha sido dado.

Es una entrada estupenda Cris.

Marisa dijo...

A veces también
se deja oir
nuestro inconsciente.

Un abrazo Cristina

María Jesús dijo...

Querida Cris:
Interesante poema el que nos ofreces hoy, y más complicado que otras veces por la clase de reflexión a la que como siempre, nos llevas.
Porque preguntas y exclamas a la vez, si eres libre, si somos libres. La contestación no es fácil. Depende del concepto que cada uno tenga de la libertad.
Muy bien dices, o yo lo interpreto así, que vivimos sin vivir, somos dirigidos o nos dirigimos, pero no vivimos por nosotros mismos.
¿Quién toma las decisiones? La respuesta sería otra pregunta ¿Por qué elegimos o seleccionamos algo en perjuicio de otra elección?
Las consecuencias, si las sufrimos para bien o para mal. De alguna manera, somos dirigidos.

Inteligente poema, Cris. Se podría hablar mucho de todo lo que sugieres.

Recibe mil besos con cariño de Mª Jesús

Emilio Porta dijo...

Realmente podría escribir una crítica más amplia de este poema que es, con justicia, uno de tus mejores poemas. Sencillamente magnífico. Y profundo. Excepcional.

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Inteligente y profunda reflexión sobre la existencia.
Es cierto que el hombre es dueño de su vida. Mera teoría.
Es cierto que el hombre es el eje del universo. Mera teoría.
Es cierto que mejor no hacernos preguntas y ser más simples. Vale para ser feliz. Otra teoría para tontos.

Pero una mente potente, inteligente y pensadora no puede basar su existencia en meras teorías.

Este tema que tratas da para una tesis. Y casi reincido en que también hablaríamos infinitamente sobre meras teorías. Porque jamás daríamos con los misterios que nos llenan de dudas. Es decir, nunca tocaríamos la verdad absoluta. Y así, sucesivamente, entraríamos en un círculo vicioso que aumentaría aún más nuestras dudas.

No digo más porque ya me has demostrado, en vivo y en directo, hasta dónde llega tu elevado nivel
para debatir sobre todos estos temas.

Aquí dejas una muestra sobresaliente.

Ahora te rindo mi admiración y te invito a quedar para tratar en privado sobre estos temas. Déjate ver. Te echamos de menos.

Besos cariño.

Encarna.

Anónimo dijo...

Hola Cris:

Cuanto más pensemos y apretemos la tuerta peor, porque dará de si y girará sola.

Siempre que te leo me haces volver al punto de partida. Y veo que mis reflexiones ya no valen. Haces que me vuelva a remplantear todo de nuevo.

Quisiera conocerte en persona, me siento dominado por tus letras.

Si fueses política no te ganaría nadie. La oposición desertaría. Y tú harías justicia, no me cabe duda emperadora.

Recibe mi admiración y aprecio.

Jorge.

La Zarzamora dijo...

También nos mueve el instinto...
No es un consuelo, ya sé.
Besos, Cris.

Anónimo dijo...

Cris:

No soy partícipe directo de tu blog.
Por contra, soy el que mejor entiende tus poemas.
Conociéndote más que nadie.
Ten presente que este poema es muy profundo. Que tu trayectoria poética, mejor dicho de escritora, es notoria.
Eres un instrumento porque el don que posees te ha sido "concebido" para transmitir como poca gente puede hacerlo.
Tú sigue así y no cambies jamás.

Quien bien te quiere te lo dice de corazón.

Ya sabes quien soy.

Besos y cuidate mucho.

Mila Aumente dijo...

Querida Cris,este poema me ha impresionado. Es tan profundo que invita a la reflexión. "¿Soy libre acaso?" Nadie somos del todo libres. Para algunas personas la libertad es sólo un sueño. Y para las que las circunstancias de vida son más favorables, quizá la libertad es una forma de ponernos límites individualmente.
"Por qué se concibió la consciencia si estamos de paso". Ese es uno más de los misterios que hasta ahora nadie ha sabido resolver. Lo cierto es que, a pesar de tantas incógnitas, éste es el mundo en el que nos ha tocado vivir y, mientras estemos en él, debemos ser lo más felices que nos sea posible.

Un besito.

Cris Gª. Barreto dijo...

Queridos amigos:

En cuanto me sea posible os respondo. Perdonad estoy desbordada.

Mil gracias y mil besos,

Cris.

Nel dijo...

The blog is very good!
Congratulations!
http://nelsonsouzza.blogspot.com
Saludos!

MarianGardi dijo...

Tu poema es un poema como pocos escriben pero cuando puedas ves a ver el que he puesto hoy en mi entrada y veras un poema científico y filosófico al mismo tiempo que te va a dejar difuminada.
Muchos besos y cariños todos

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Tecla:

Cuánta razón llevas. Por lo general y en mi opinión, ahondar en los misterios de la vida
es multiplicar interrogantes.

Mejor vivir con la conciencia tranquila y ha poder ser con la salud suficiente.

Gracias amiga por dejarme tus palabras.

Besos con mucha estima,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Marisa:

El estado de la inconsciencia es involuntario, como el coma, pero imagino que te refieres al subconsciente.
Si, claro, a veces dormimos bien y tenemos sueños reparadores. Es una gran terapia para que descanse la consciencia, pero ojo, porque en el sueño se despierta la subconsciencia y esta es más potente que la otra.
Sobre esto podría escribir un tratado.

Gracias sinceras por tu aportación a este espacio.

Besos y abrazos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida María Jesús:

Cierto es que esta vez he puesto una entrada reflexiva. Como le decía a Tecla, ahondar en los misterios de la vida es multiplicar interrogantes.
Y tú como siempre con tu prodigiosa inteligencia me dejas un comentario dirijido a la frase que reseño.
Contigo podría debatir horas, porque además de que me congratula leerte, entiendes, miras, ves más allá puesto que eres una gran pensadora además de escritora.

Al final querer saber más de lo que sabemos aquellos que tanto pensamos es como la pescadilla que se muerde la cola. Pero si se es inteligente intentamos vivir no siempre pensando, porque no podríamos vivir.
Y cierto es que somos -dirigidos-, te pongo por ejemplo a las personas que tienen un don, para mí son instrumentos que hacen cosas que no todos pueden hacer.

Así pues, preciado -instrumento- sabes cuantísimo agradezco tu presencia en este espacio.

Mil besos para ti amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Emilio:

Sabes que solo soy una mera transmisora de mis ideas y emociones.
Que no trabajo mis textos, que escribo a impulsos, mi pluma se adelanta y, cuando eso ocurre la dejo trabajar sola.
Tu comentario me da muchas fuerzas para seguir luchando y entregando mis letras sin mayor vanidad que la de poder llegar a alguien. Cuando lo consigo soy muy feliz.

Has aportado un gran valor añadido a este rinconcito de pensadores.

Mil gracias por tus palabras.

Recibe mi estima y admiración,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada Encarna:

Pues sí, ante los misterios existen muchas teorías pero que no nos llenan al no poder resolverlos.
Cada persona trata de resolver sus dudas y conflictos internos canalizando de la mejor manera que pueden su energía, esto les ayuda a tirar del carro de la vida.

Gracias por tu interesante comentario.

Ahora no estoy saliendo.
Tal vez, más adelante, si puedo, quedaré con vosotros.

Besos y abrazos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Mila:

Estoy en total acuerdo con lo que expones, que es además una forma inteligente de afrontar la vida.

Sabes cuánto me alegra tu presencia en este espacio que siempre te digo tuyo es también.

Gracias sinceras por tu aportación.

Besos y abrazos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Jorge:

Supongo que habrás querido decir tuerca, porque si hay que coger a una tuerta para descubrir los misterios, tares fácil me pones. Es broma.

Lamento lavarte el cerebro con mis letras. No es mi intención obviamente.

Verme me podrás ver cuando presente mi tercer libro. Llegado el momento lo publicaré en el blog.
Será un placer intercambiar palabras contigo.

Muchas gracias por estar.

Recibe un abrazo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Eva (La Zarzamora):

Pues has dicho algo más trascendente de lo aparente. Sí, el instinto es supervivencia fruto de la inteligencia. Esa que tú posees en exceso.

Gracias amiga por tus letras.
Siempre una alegría verte en esta tu casa.

Besos sinceros,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querido consanguíneo:

Qué puedo decirte que ya no te haya dicho.
Gracias por aportar tu palada de apoyo a mi escritura.

Un te quiero,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Nel:

Me congratulan tus palabras, muchas gracias por dedicármelas. En cuanto pueda te visito.

Abrazos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Marián:

Pensé que me estabas retando.
Bueno ya he visto la polémica suscitada. Pasa de ello, no te lo mereces.

Besos apreciada amiga,
Cris.

MarianGardi dijo...

No, retarte a ti jamas lo haría.
Me gusta mucho el poema, es que antes con el apremio de decirte lo de la entrada "Supercalifrasticoespialidosa" en mi blog no tuve tiempo para comentar tu entrada.
Bella poesía reflexiva como nos tienes acostumbrados.
Gracias por pensar como piensas y ser como eres.
Besos y amor

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Marián:

Ya lo se solo quiero quitar hierro al mal trago por el que has pasado.
La entrada en tu blog:
Supercalifragilisticoespialidosa, creo que debería tener menos resonancia.

Muchas gracias por el comentario que me dejas.

Besos, abrazos y muchos ánimos,
Cris.