miércoles, 16 de septiembre de 2009


Sin cobertura


Mi corazón sin cobertura.
La señal de tu amor
no llega.

Le tecleo cada sílaba
de tu nombre,
se enciende un latido.

Le acerco a la memoria
de tus besos,
prende otro latido.

¡Solo falta un latido!
le implanto la válvula de tu voz.
Se apaga el pulso.

Perdimos la conexión.
Vencieron las interferencias.


Madrid, 16 de septiembre de 2009
cristina garcía barreto

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hi! Ya se que no soy el más adecuado para responder. Desde luego no te refieres a mi...Bueno, es una broma, el frio ha escondido los músicos callejeros de Edimburgo...y yo si que estoy rodeado de interferencias...Empieza el estudio y las clases en serio. Bueno, un beso. A veces las interferencias son muy pesadas. Y muy cansadas.
Your friend

Oscar

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Hi! My friend.
It is high time for serious consideration.

No. Tú no provocas interferencias.
Ya conocí a tu amiga, la que te habló de mi blog (ahora amiga mia también). Bueno, en realidad, eso de amiga...En fin, que no la olvides ella espera tu vuelta.

Gracias amigo por tus palabras.
Cuidate Óscar.
Besos,
Cris.

Anónimo dijo...

Creo que es justo, independiente de los roces, decir que yo tenía razón cuando expresaba que te superarias; no has tocado techo: ya llegas al cielo. Reconozco tu esfuerzo y tu gran valía. Poco te queda por superar, tan sólo que la suerte te abra página en algún padrino de la cultura.
Desde mi casa de las palabras.
Perdón por entrar en la tuya.
Desde el silencio:
JD

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

JD:

Este comentario me confunde. No sé quién eres y que sepa no he tenido roces con nadie en este medio, al contrario la gente que me visita es absoluamente maravillosa. Pero en fin tus palabras son bien recibidas, aunque difiera de ti. Llegar al cielo es ardua tarea, y yo aún voy por el camino, no sé dónde está la meta...El tiempo me indicará.

Saludos,
Cris.