jueves, 22 de abril de 2010

Nuevos rumbos

Alguna noche tus ojos se hicieron luciérnagas de tanto mirar a los satélites. Fue antes de que los cerraras sin dejarme escuchar su lenguaje, el que siempre creí saber interpretar. ¿O fue cuando visitaste el lago Tahoe y dejaste el brillo de tus ojos en sus aguas al no poderlo cruzar?

Hoy no me hablas, sólo me dejas costurones de abrazos descuidados y no sospeché que me estabas diciendo adiós con tu carencia de palabras en esa nueva forma de mirarme envuelta de residuos. Ahora en el ángulo muerto de la tierra debo componer mi camino, a oscuras, con el revés y el impacto de tus golpes.

Ya no quiero que me hables. Tus ojos se habían untado de otras imágenes, las de los tirabuzones cobrizos de una sirena que rescataste en el Tahoe. Y sé que es efímero, un capricho de niño hombre. No. No te preocupes si me voy de excursión al infierno por no atormentarme. ¡Pero qué frágil eres! ¿Por qué me lo ocultaste? Si hasta ayer hacíamos olas en las sábanas de nuestros mares.

Siempre te gustó mi pelo. Pero con el tiempo, ya no lo miras. ¿Qué le digo a los niños? ¿Sería malo contarles que en el lago te tragó una ballena? Claro, son muy mayores para creer en los cuentos. Tal vez les diga que su padre nos quitó las nueces por perseguir a una ardilla. Que te encontrarán en el parque, los días de sol primaverales.

Siempre supe que tenías las horas contadas y que el hueco que buscabas era tan sólo un espejismo para escapar de la nada que se había acurrucado entre tus carnes de viejo terciopelo. Ojalá pudiese decirte que pese a la furia, duermas la siesta a mi lado y te olvides de ninfas amnésicas. Que nuestros hijos son el canto de este hogar. Que aún queda mucha magia por descubrir que derretiría serpientes.

Loca sonrío. Vehemente como un rayo, en un trueno que rompe mi corazón. Sí. Tú ríe también con los labios curvados en la saliva de la culpa. No puedo entender cómo tu razón se emborracha de veneno. Tú que abominabas las guías sin rumbo, y te refugiabas en mí por miedo a perderte.

Por favor, embarca con todo lo tuyo y cruza la puerta de casa, vete a tu nueva batalla perdida sin combate. Arroja el ancla y deshazte de la brújula. No envíes mensajes en una botella cuando te llegue la sobredosis que arroja al suicidio, mejor ahógate en ella, con ella. Aquí dejas un hogar de paredes opacas sin porvenires. Y a unos niños que ya no entrarán cantando.

Veré cómo rezar a nuestros hijos…para que no sufran pinchados de rencor hacia su padre. Yo, haré imposibles por amarles en la integridad de una familia dividida en dos tiempos.



Madrid, 22 de abril de 2010
cristina garcía barreto.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Magnífico, conmovedor...
Me dejas mudo.
Qué profundidad y qué manejo del lenguaje.
Eres genial, y no cesas en sorprenderme.

Te Felicito.

Un beso amiga.
Javier.

MiLaGroS dijo...

Es bello, conmovedor, triste...
Te mando un beso convaleciente

MarianGardi dijo...

Muy buena carta, que toca los cimientos de hormigón armado, hay voces que estremecen, la tuya es una de ellas.
Me ha gustado mucho.
Un fuerte y cálido abrazo mi querida Cristina

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Milagros:

Qué enorme placer me produce siempre el verte.

Agradezco muy profundamente tu entrada.

Ya me contarás de tu convalecencia.
Cuidate mucho.

Besos para ti,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querid Marián:

Qué bonito comentario.
Te lo agradezco enormemente.
Mañana tienes un importante evento, espero nos cuentes en tu blog.

Otro abrazo muy fuerte e igualmente cálido amiga.

Gracias mil.
Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

Celebro no ser rutinaria. ¡Cómo aburre la rutina!

Agradezco muy de veras tu entrada.

Otro beso para ti,
Cris.

Sunseeker dijo...

Hola Cris:

"...un capricho de niño hombre [...]¡Pero qué frágil eres!"

Me quedo con esas palabras que destruyen más que cualquier insulto inventado de diccionario. Eres única creando sentimientos, en este caso consigues que me dé miedo la inevitabilidad del inminente patadón eterno.

Es genial, me encanta. Un fuerte abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Desconozco si es literatura o algo real, pero lo que es cierto es que desgarra esa despedida que encierra un desengaño tan brutal, y como siempre la escribes con vehemencia y sentimiento.

Ya lo sabes para quedarse pegada en ese mundo de sensaciones que traspasan de tu pluma a la pantalla.

Besos Cris, muchos.

Carla dijo...

Fuerte, triste, intenso.
Me gusto mucho este relato, me llego al corazón.

María Jesús dijo...

Hola de nuevo, Cristina
Con bellas palabras, describes un hecho tan doloroso cómo es una ruptura y el consiguiente abandono familiar.

Pero tú, lo envuelves todo de un halo poético. Hace que el dolor quede en un segundo plano y prevalezca el romanticismo.
Y hasta tal punto, que casi se hace envidiable la situación de la mujer, que está viviendo una experiencia traumática, pero está al mismo tiempo experimentando, esa riqueza y exuberancia de sentimientos.
Merecidas felicidades de nuevo.

Un abrazo

María Jesús

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Maria Jesús:

Quién tan bien pueda leer, como tú lo haces, se merece que sea yo quién le felicite.
Has dado en el epicentro de la prosa.
Otros leen sin entender y por consiguiente desvalorizan sus propios comenterios.

Te felicito.
Todo un halago tu huella tan inteligente es este rincón literario.

Mil gracias.
Con mucho afecto,
Cris.

Anónimo dijo...

Para Suseeker:

Estimado amigo, creo que no has ententido la prosa. Como hombre, biólogo y psicólogo, además de escritor de enseñanza superior, te digo: que en ella se manifiestan verdades como puños.
Arremetes como un puñal desentonado y afilado para luego decir: "Es genial, me encanta. Un fuerte abrazo"

Algo sátiro por tu parte.
Sabes que los hombre sufrimos bilógicamente la menopausia de otro modo, en ocasiones, encaprichándonos de una mujer que destruye a nuestra familia. A mi me ha pasado y jamás he vuelto a levantar cabeza. Ahora no tengo a mi mujer, a la que realmente amaba y comparto guarda y custodia de mi hija que encima por consecuencia de mi arrebato de niño hombre sufre una terrible anorexia.
En las mujeres su cronología biológica funciona de otra manera, ellas esperan el amor más allá de la vida. Esto en términos genererales. Sobre esta cuestión podría darte más lecciones que el diccionari de la real academia española. Pero si te das por ofendido, dice el dicho que el que se pica ajos come.

No quiero abusar de tu espacio Cris.

Y si este señor desea más aclaraciones está en su derecho pero su comentario me parece absolutamente fuera de lugar.

Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Javier:

Me pillas muy liada y no tengo tiempo de contestar a todos a Suseeker ya le contestaré personalmente en cuanto pueda. Es libre de expresar cuánto piense, aunque está claro que su comentario es una provocación a la cual daré la respuesta adecuada.

Respecto a lo que dices por ahí van los tiros y es obvio que escribir de esta forma en un blog público tiene el riesgo de la réplica.

Un beso,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Paloma:

Celebro tu aportación a este espacio.
Es obvio que los escritores escribimos sobre lo que sentimos y pensamos en primera persona, en tercera o inventando a otro personaje porque también somos a los sueños convertimos en palabras.

Debo felicitarte por tu aportación a este espacio.

Y por esa frase que siempre quedará grabada en mi memoria: "pegada en ese mundo de sensaciones que traspasan de tu pluma a la pantalla"

Qué regalo tan bonito.

Mil gracias amiga.
Con todo mi afecto,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Carla:

Siempre te asomas como una brisa cálida plena de buenas vibraciones y bellas palabras.

Te agradezco de corazón tu comentario.

Mil gracias.
Con todo mi afecto,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Sunseeker:

Gracias por tu aportación un tanto desacertada pero digna de respeto.
Podría estar horas para aclararte pero carezco de tiempo.
Tienes una réplica de Javier que yo comparto.
Y un final de despedida que parece como un borrón y cuenta nueva que yo no he dicho nada. Que no comparto, pero igualmente respeto.

Sabes que este espacio está abierto para ti y puedes manifestar lo que desees dentro de un rigor.

Gracias por tu aportación.
Saludos,
Cris.

Emilio Porta dijo...

Bueno yo voy a hablar solo de Literatura, de tu espléndida literatura y dejar, no porque no merezcan atención, sino porque yo considero más importantes tus valores como escritora que las implicaciones personales que, sin duda, ven otros, como el Sr. Sunseeker, Javier, etc.
Yo aquí sólo veo Literatura de la mejor. Y, cuando se hace literatura de este nivel, cuando una escritora llega a plasmar en lenguaje lo que has plasmado y has dado a luz en este relato, lleno de poesía, con un estilo y una construcción impecables, un sentido del ritmo y una conjugación armónica de las palabras que suponen una delicia para el lector, es hora de que nos fijemos sólo en ello.
No creo que en cada relato de Garcia Marquez, por ejemplo, por muchas implicaciones personales que los allegados vean, haya que comentar más que lo que contienen: la escritura y su paisaje literario. Aunque entiendo que el afecto y la confianza de algunos amigos les haga salir a la palestra en esos temas.

Yo quiero darte la enhorabuena como escritora. Has dado un salto importante, con una prosa magnifica - no sólo eres poeta, aquí se ve claro - llevándonos a un mundo mágico pero real, donde se mezclan dos planos: la realidad y la irrealidad. Y, sinceramente, consigues un resultado al que cualquier crítico de nivel saludaría con estas palabras: escritura de grandes hallazgos, fluida y compleja a la vez, algo que no está al alcance de cualquiera. Yo creo, Cristina, que ese es el camino que los comentarios deben recoger, que los lectores deben escoger. El de adentrarse en los excepcionales valores literarios de tus textos que es lo que importa para tu carrera. Lo demás...da igual. Sólo el autor sabe la implicación personal o imaginaria de sus palabras. Pero eso es lo de menos: lo de más es lo que está escrito. En este caso algo cercano a la obra de arte.
En este escrito demuestras una importante voz propia, al igual que en algunos de tus poemas. Realmente si sigues por el camino emprendido y te centras en él, llegarás, ya estás llegando, a ser una escritora diferenciada y reconocida entre los mejores en el panorama de las Letras españolas.

Lely Vehuel dijo...

Viajando y conociendo amigos nuevos,empece a recorrer tu blog y que satisfactorio es hacerlo,seguire visitandote y te espero en cualquiera de mis sitios,tu elijes,un abrazo y hasta pronto...

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Emilio:

Aún estoy digiriendo tu comentario. No siempre se tiene el enorme privilegio de que un escritor de tu nivel -último ganador del premio del Premio Blas Otero y otros más- se digne a dejar huella en mi espacio.

Lo que manifiestas en tu comentario, que no sé si merezco, es de agradecer profundamente y también el compromiso de responder con mayor faena en mis próximos escritos.

Así intentaré hacerlo.

Te quedo enormemente agradecida también por el inciso donde aclaras qué es un blog literario. Espero recibir comentarios de más rigor y no explosiones de palabras que se salen de la literatura.

Aunque como verás, la mayoría de los comentaristas, grandes poetas, sí saben lo que es respetar este espacio, a los cuales también agradezco profundamente sus aportaciones.

Con toda mi admiracion y reiterado agradecimiento.

Te envío un abrazo.

Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Lely:

Gracias por tu comentario. Siempre es un placer que me visites.
Y, por supuesto, que en cuanto pueda te devolveré tu visita.

Un abrazo,
Cris.

Lasafor dijo...

Precioso, Cris, medejas sin palabras, enternecedor, me ha encantado, un saludo

cabap dijo...

wonderful my friend,
jan :)

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Lasaflor:

Tu comentario me congratula enormemente eres muy generosa.

Gracias por tu visita.

Mil gracias y afectos para ti.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Dear Cabap:

Thanks for visiting again.
I greatly appreciate your words. Receives a hug from your friend Cris.

Sunseeker dijo...

Hola Cris:

Creo que Javier y tú no habéis entendido mi comentario, quizás me haya expresado mal. Os ruego por favor lo releáis de nuevo.

Sólo he transcrito palabras propias de tu texto (capricho de niño-hombre)que me han impactado, y que aplaudo al final. Con el "es genial, me encanta" me refería a tu manera de expresarte, Cris, no al contenido del texto.

Tan sólo me quería parar a apreciar el lirismo que le otorgas a la dureza de una situación irreversible.

Nunca ha sido mi intención meterme en problemas personales de terceras personas. Lamento las molestias.

Sigo opinando que tu prosa es estupenda. La próxima vez comentaré con más cuidado. Un abrazo

Antonio dijo...

Sufrido canto de desamor y tristeza ante el fracaso de una vida que se va para que nazca otra.
Como siempre tu relato es magistral y poético.
Un beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Sunseeker:

Al final pude poner tu comentario pese a que me daba error en el sistema. Bueno ya tienes mi respuesta por mail amigo.

Mil gracias por tu comentario.

Un abrazo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Tú sí que eres magistral.
Cómo me alegra verte y leerte.
Y siempre das en la diana de mis intenciones.

Recibe un sincero abrazo,
Cris.