martes, 30 de marzo de 2010


Consciencia

¡Dios, qué esfuerzo!
Tirar del pecho
para dar aire a los pulmones.
El mundo rodea mi garganta
no trago saliva
ésta fluye por la comisura de mis labios
hasta el brocal del silencio,
¡y es que es tanto lo que he visto!
¡Y es que es tanto lo que pienso!
Que nada sé.
En este empuje de soga que me anuda
y desencaja las vértebras
desequilibrio de laberinto
sin salida, sin respuestas, ni vida.
¡Dios, qué esfuerzo!
Yo, plegaria en comunión
que al hermano se encadena,
argolla tras argolla,
en punzada laringe de lloro.
Fui rosa evadida que dormía
cuando sabía aún menos.
¿ Soy libre ahora?
Libertad que se apresa ante lo in absorbible.
Caudales de vocablos
momifican mis acciones
como hongos fundidos
entre las estrías verdes de las rocas.
Ignífuga alma en perenne desvelo,
goteo de espuma
baño reumático que a mis huesos disminuye.
¡Dios, qué esfuerzo!
Sentada sobre simientes de granizo,
en mente abierta y giratoria
ante pérgolas oscuras
sin el decorado
de pétalos frondosos.
¡Dios, qué esfuerzo!
Recubro mi ser con telares de melanina
y de mis genes surgen
arcas promisorias que guarecen
tus palabras.




Madrid, 30 de marzo de 2010
cristina garcía barreto.

22 comentarios:

Antonio dijo...

Amiga Cris, la conciencia, esa jodida cosa que nos ata y nos desata, que nos mata de culpa cuando nos acomete y que nos libera de responsabilidades cuando nos abandona. El mundo sigue inconsciente su monotonía, respiramos e interactuamos. Nuestra fisiología persiste y todo va sin conciencia. Cuando aparece la conciencia nos obliga, nos hace dar vueltas al coco y nos lanza a la reflexión, a la valoración de las cosas y a la inseguridad y el cuestionamiento de todo… por eso somos seres humanos y no pasamos indiferentes ante la vida, porque la conciencia nos hace reflexionar y modular nuestras conductas, como tú dices: “Fui rosa evadida que dormía cuando sabía aún menos.” Es una gran verdad, pero estabas dormida.
Bello poema que me elicita cantidad de pensamientos, más no quiero abusar de tu espacio.
Un beso a tu inspiración poética.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Magistral reflexión.

Como decía Santo Tomás de Aquino: La consciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo consciencia de que existe.

Sabemos que la consciencia es el conjunto de reacciones del individuo a sus propios actos.

A veces, tan sólo el hombre que ha tomado consciencia de la muerte es capaz de comenzar a disfutar la vida.

Este espacio es también tu espacio, puedes comentar cuánto desees, sabes que me congratulan los comentarios bien estructurados de personas que leen, entienden y profundicen en los temas como tan bien tú sabes hacerlo.

Cuando hablo de la rosa dormida, la que sabía menos, me refiero a la felicidad de la inociencia. Una vez se adquiere conocimiento de la vida, tanto desde dentro como hacia afuera, te das cuenta de muchas cosas, casi hubieses preferido haber prevalecido como un capullito cerrado al mundo y sus injusticias. Pero creces y los vendavales te sacuden el alma, van cayendo pétalos y resistes; otros vuelven a nacer. Consigues ser una flor abierta e incluso conservar el aroma de tu origen con el tallo erguido ante las inclemencias, sorteando el mal tiempo con la corola sonriente, a veces, otras, regada por el llanto que presentan las adversidades incontrolables en apariencia, pues el tiempo es el mejor jardinero del corazón.

Me encanta leerte como siempre.

Mil gracias por tu comentario.

Mañana me voy a Segovia, ya no resisto el asfalto.

Otro beso para ti y gracias nuevamente.

Tu amiga,
Cris.

El Éxodo dijo...

A veces, destrozando(-me en las) filosofías, pienso "pienso, luego no existo". Son momentos en los que la enajenación me saca de quicio. El cerebro, esa máquina casi perfecta que ya nos libera ya nos ata a la inmensa mezquindad de nuestro raciocinio.

Abrazos.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querido el Éxodo:

Ciertamente tu comentario parece una sopa de palabras desordenas. Pero sé perfectamente que no lo es.
Te entiendo más de lo que puedas pensar. Por ello, se hace preciso descansar, callar, abrazar un árbol, escuchar correr el agua del río, el soplo del viento, el piar de los pájaros y, sobre todo, oxigenar nuestros pulmones para que el cerebro se refrigere. El problema radica en el calentamiento del mismo. Si no hacemos esto nos volveríamos locos tanto si piensas mucho como si te atolondras por pensar poco.

Yo mañana me transporto a un lugar así donde pese a prevalecer la consciencia mi mente estará airada.

Te envío una dosis de oxígeno con mis mejores deseos.

Gracias mil por tu comentario.

Otro abrazo para ti,
Cris.

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Estás sembrada! Vamos tú como siempre para no variar.
Me encanta tu poema.
Cómo plasmas el dolor de la conciencia por los demás y ante esta labor absolutamente imposible de salvar el mundo intentas sostenerte en la fe de un Dios.
Como muy bien dijo Davil Coll en la presentación de tu libro Enigma, eres una quijotesta luchando contro los molinos de viento de tantas y tantas injusticias.

Me ha encantado el comentario de Antonio.

Me ha sorprendido tu capacidad para ordenar la sopa de letras de el Éxodo. Bueno no me ha sorprendido es un decir, porque realmente eres demasiado inteligente.

Bueno y mañana a Castro, qué bien, tengo ganas de pasarme por ahí a verte, si puedo voy.

Cuidate reina.

Te quiero.

Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

Sí. Realmente todos los comentarios de Antonio son interesantes.
Bueno ya sabes que es psicológo como tú además de una gran persona...como tú...no sea...

Bueno, tú también has estado sembrado con el tuyo no te creas, hasta me he sorprendido, jaja.
Ey! No te enfades que es broma.
Las sopas de letras se me dan bien y no me refiero a las de sobre esas son labor hecha.

Realmente, Javier, me han gustado mucho tus palabras y te agradezco enormemente que estuvieses en la presentación del libro y en la celebración posterior, fue un gran momento para mi. Falló mucha gente y tampoco se divulgó como se debía por acciones adversas a mi voluntad...tú ya sabes qué mala es la envidia, pero precisamente por eso aprecio mucho más a personas que vinieron desde muy lejos dejando incluso su trabajo y a los amigos entre los que te cuento.

Ya sabes el camino a Castro, pásate cuándo quieras, es tu casa.

Gracias Javier por estar.

Un beso,
Cris.

Paloma Corrales dijo...

Un poema tremendo que cala hasta las profundidades, un poema de mirarte al espejo de tu "yo", y saber, saber que a veces la condición humana de madurar y crecer; duele y pesa.

Cris leerte es disfrutar de la belleza de las palabras que invitan a reflexionar... felicidades.

Un besazo.

MarianGardi dijo...

Cristina, bellas tus letras como siempre.
Tu entrada es un buen ejercicio de conciencia, la conciencia se auto cuestiona y lo hace en un grito de: Dios que esfuerzo!
Tanto he visto, tanto pienso, desequilibrio del laberinto, sin salida ni respuesta.

Cristo dijo "Padre aparta de mi esta copa", pero la copa estaba ya programada y llegó y pasó y se hizo Mito o historia.

Es todo muy rápido tanto que seguro que una vez que pasa la vida diremos que rápido fue todo, sin embargo ahora parece que vamos a paso lento.

La poesía transmite el cansancio y dolor del alma.
Un cálido e intenso abrazo

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Paloma:

Cuánto me agrada verte en mi ventana.
Qué cierto es lo que dices si creces con la mente recta y el corazón fundado de derecho natural, no puedes dejas de lado la justicia, sólo cuando eres inocente y dependiente como un bebé brizado por los brazos de tu madre no te percatas de lo qué es y significa: Humanidad en el mundo.
Contigo y con el resto de los que entráis a ésta vuestra casa veo un sol radiante de esperanza y cierta complicidad en mejorar las injusticias.
Qué bonito y qué suerte tengo con comentarios como el tuyo.
Soy yo quien te felicita Paloma.
Eres extraordinaria.

Mil besos para ti,
aquí siempre estaré con sentimientos que me honran como son los tuyos.

Gracias amiga,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Marián:

Tu inteligencia audaz e inaudita hace que mis ejercicios espirituales sean trastúcidos a tu alma.
Bien sabes cuantas cosas nos unen.
Y claro que proclamo: ¡qué esfuerzo! porque evidentemente no puedo con la sed de la injusticia.
Pero no estoy sola, estás tú que sé que también gritas por ello y muchos más como Paloma, Antonio, Javier.
Poco a poco si todos se miran y miran el mundo será más humano.
Sí, sé que es una estelequia pero merece la pena ser quijotesca y gritar a los molinos de viento que soy humana no sólo persona, como tú, como muchos que he mencionado, de que vale escribir si no es para intentar reflejar lo que vemos y cómo lo vemos y cómo mejorarlo, de nada, no valdría de nada, estraríamos en el lirismo absurdo y placentero de la rima y de los te quiero...está tan visto eso.

Mil gracias por tu entrada Marián.
Mil felicidades por tu cumple, y sobre todo, gracias por estar.

Con todo mi afecto y admiración hacia ti,
tu amiga Cris.

MarianGardi dijo...

Me encanta tu franqueza, yo también me identifico contigo en eso.
Que lo pases super bien en Segovia, ya me contaras!!

Antonio dijo...

Amiga Cris, leído tu respuesta me has recordado a una versión que suelo dar de la pérdida del paraíso terrenal: "En principio el hombre era niño y fue arrojado del paraíso haciéndolo hombre". Se plasma la inocencia de la rosa de tu infancia.
Besos

Emilio dijo...

Muy introspectivo, Cris, y con mucha fuerza expresiva.
Mis saludos.

Lasafor dijo...

Hola CrisGª, Cuantos sentimientos eres capaz de trasmitir siempre con tus poemas. Este realmente despierta las consciencias de todos los que te leemos. Un saludo

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Marián:

Bien, muy bien por Segovia, engordando, ya sabes lo bien que se come por allí.
Somos ambas tan francas que en otros tiempos ya nos habrían llevado a Rouen pero no precisamente a ver la hora en su emblemático reloj, más bien a parar la nuestra. Bueno, al menos algo hemos avanzado en el tiempo, jeje.

Por cierto en Segovia no tengo Pc, ni tfno. fijo...allí desconecto de todo. Es por ello que cuando no estoy en Madrid no os puedo responder como merecéis.

Mil besos amiga.
Con todo mi afecto,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Emilio:

Me encanta que hayas vuelto por aquí. Tu mensaje breve pero tan bonito y contundente en expresión me honra.
Y si te ha gustado mucho más.

Un abrazo,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

"En principio el hombre era niño y fue arrojado del paraíso haciéndolo hombre"

Esta frase tuya es muy muy buena.
Debemos añadir, sólo a modo de recordatorio, y no por ello alejarnos de la realidad, que es bueno conservar al niño que llevamos dentro para intentar sobrevivir casi por prescripción mental a las adversidades de la vida.
Sé que tú lo haces y que todos debemos hacerlo.

Siempre es un placer leerte.

Besos para ti también y mil gracias por añadir este comentario.

Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Lasaflor:

Es todo mío el placer de poder leer un comentario tan profundo como el tuyo. Y si te he transmitido esa reflexión con este poema no sabes cuánto me congratulas.
Gracias amiga por estar.
Recibe todo mi afecto.

Cris.

Oigres Led Séver dijo...

En primer lugar mis saludos y felicitaciones, en este blog se escribe poesía también en las tripas, eso me agrada.


Y bueno, qué decir que no se haya dicho ya.


Si Raymond Roussel manipulase la canción podría decir:

Voy camino Segovia, ¿tú hacia dónde vas? , ¿Vas hacia donde tú y Segovia es el camino?

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Oigres Led Séver:

Tú sabes bien que nunca todo está dicho de hecho adicionas:

"Voy camino Segovia, ¿tú hacia dónde vas? , ¿Vas hacia donde tú y Segovia es el camino?"

Pues mira qué cosa tan interesante acabas de añadir.
Querido amigo mi único camino es la vida y la dirección, de momento, no la elijo yo pues tengo dos hijos y me condicionan. Pero aún y con todo quién sabe que giro puede dar mi vida o si se para mañana.

Debo decirte que me honras con tu entrada a este espacio que es tu casa.
Sí realmente se escribe hasta con las vísceras porque todo parte de la mente del corazón del interior donde también están las reseñadas vísceras.
Esto que has dicho es muy bonito, no tiene precio escribir cuando se reciben comentarios como el tuyo.

Recibe un abrazo y mi agradecimiento más sincero.
Cris.

Jorge Torres Daudet dijo...

Hondo producto de la meditación que invita a ella.
Un beso.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Jorge:

Qué alegría verte por aquí.
Sí, es hondo. Me ha salido del alma. Realmente soy así de impulsiva sólo escribo desde el corazón no decapitado.
Pero lo más importante es que a ti te haya llegado, eso es lo que me importa.

Gracias amigo por tu entrada.
Recibe mi afecto y otro beso para ti.
Cris.