miércoles, 10 de febrero de 2010

Amanecer

¿Qué es amanecer?
¿Un despertar a la luz del nuevo día?
Pero,
¿y si no hay sol
y la calina nos envuelve?
Aguada de apretados anhelos
que no se diluyen en esperanza
descosidos de toda mezcla de dulzura.
Sumario de saliva
que se anuda a mordiscos
y muta el escrúpulo
en el declinar de la boca.

¿Qué puede ser un nuevo amanecer?
El interrogante cósmico,
el llanto imprevisto de la tormenta,
el acercamiento
donde los pozos tocan fondo,
el ademán de luchar por la vida,
el añadir dramatismo
a la sangre del noticiero,
tal vez,
el deseo de poner guantes a los ojos
por ir la cama sin más ver
y esperar otro mañana.

¿Y si yo te brindara
en el soñoliento invierno
la luz del verano?
¿Amanecerías de mi mano?


Madrid, 10 de febrero de 2010
cristina garcía barreto.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Si a mi me lo preguntases, jamás soltaría tu mano.

Perdona por la entrada tan directa pero no he podido evitarla.

Tu poema excelente como siempre.
Prefiero leerte a ti que a los noticieros.

Estoy progamando un viaje a París, ¿te animas? Estás invitada. Te cuento en mail.

Cuidate reina.

Besos.
Javier.

Anónimo dijo...

"...el llanto imprevisto de la tormenta, el acercamiento donde los pozos tocan fondo, el ademán de luchar por la vida..."

Realmente hay veces que me gusta ejercer de crítico, algo que no siempre ocurre cuando leo un poema. En este caso, y salvando los elementos subjetivos que toda crítica tiene, me veo en la necesidad de señalar que este poema es, sin duda, uno de los mejores que te he leído y eso que, ultimamente, todos alcanzan cotas díficiles de superar. Este poema conjuga muchas cosas, aparte de originalidad y dominio del lenguaje, que daría para escribir un artículo sobre él. Porque detrás de su contenido y sorprendente y espléndida forma, hay una escritora de altos vuelos. En Poesía, desde luego. Me parece, además, necesario resaltar la inteligencia del poema. No sólo la sensibilidad, que es mucha. Inteligencia en el manejo del juego de contrarios, en la adjetivación - la justa y necesaria - en el desarrollo "dialéctico" de su estructura y sus versos confrontados...Hay, además, en este caso, la combinación de dos tipos de inteligencia, perfectos en su medida y en la expresión: la inteligencia conceptual...y también la inteligencia emocional. Y, lo que más me llega: es un poema donde la sencillez aflora e invita a instalarse en el bienestar final de las palabras, a pesar de la complejidad de alguna proposición semántica. Enhorabuena, Cristina, te dije una vez en un comentario que estabas, literariamente, superando ampliamente los limites, situándote en la elite de la Poesia actual. No cabe duda de que lo has conseguido. En algunos poemas, sin dudarlo.

David Nihalat

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

Cuánto daría por ir a París. Pero cancelo mis viajes de momento. Tengo la agenda a tope. No obstante, te deseo feliz viaje. Por cierto, ya he estado en París y conduciendo con mi propio coche, bordeé el Sena, estuve en la torre Eiffel (como engaña de día a lo que refleja en la noche) y muchos más sitios. Fíjate que me resulta más fácil conducir en Francia, Portugal, Barcelona, etc. que en Madrid.
De Francia tengo grandes recuerdos además de linaje.
Y volveré...pero será con mis hijos.

Gracias por acercar tu mano.
Celebro que te haya gustado el poema.
Pero sí te pido que me juzgues en mis escritos, en mis errores o aciertos. Sabes que no me gusta el halago fácil, pese a ser sincero, porque tienes una gran cultura.
No olvides que es un espacio literario, los mails aparte.

Un beso,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido David:

¿Qué es amanecer?
Ese es el cráter de este volcán poético que desvorda lava por varias vertientes. Veo que abordas con genial y absoluta maestría todo el magma de mi poesía, y eso, realmente me deja desnuda ante el ardor de tu crítica literaria. Te admiro tan profundamente, y disto tanto de tu capacidad intelectual y cultural que me siento cada día más obligada a merecerme tus halagos y respeto.
Si te cuento que no hablaba nada hasta pasados los diecisite años...Siempre he sido una pensadora y es tanto lo que llevo dentro que bien manejar debo para no ser una más. Realmente estoy tan harta de leer poesía repetitiva que emula a los grandes sin llegar a igualarles y menos superarles, que me dejo llevar por mi libre pensamiento, llegue o no llegue, pero ser yo por encima de todo.
Sé que en eso eres igual, salvando las diferencias de tu nivel mucho más alto que el mio.
Pero siempre seré yo y eso es lo importante a lo cual debo sumar el enorme agradecimiento a tus críticas que tanto me ayudan. Cada vez me doy más cuenta que solo la gente inteligente puede entenderme.
Tu eres superdotado, lo sé, yo, según los expertos, también (perdón por el dato pero es importante e irrelevante a la vez, según se mire). Pero eso es un Don de sentimientos que diferencian a las marionetas de los que las manipulan.
Me resuta imposible alargar mis comentarios con algunas personas que se limitan a decir: "qué bello volveré por aquí". Pues vale bienvenido pero dónde queda el sentimiento del comentario, pues obviamente en una especie de compromiso que te obliga a dejar otro con el mismo ánimo.
Y esto, que se sepa, es un espacio humilde bajo la nomenclatura de: Encuentro de pensadores.
No me extiendo más pero que hayas digerido mi poema tanto como yo misma me eleva muchísimo en cuanto a comprensión y a ti en cuanto a maestria. Porque es realmente difícil que alguien tenga tanta inteligencia y sensibilidad como tú.

Querido maestro recibe mi admiración y el agradecimiento más profundo.

Con todo mi afecto,
Cris.

reltih dijo...

Guau, un ofrecimiento muy del alma, se nota que eres una mujer, qué sabe que es compartir felicidad.
un beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Reltih:

Celebro tu aterrizaje en mi humilde morada. Ya sabes toda tuya para cuando así lo desees.

No por ser mujer siempre se tiene más oferta de alma. Vosotros los hombres también la tenéis. Incluso podría añadir que algún animal como el perro nos podría dar clases magistrales de fideliad y sentimientos.

Gracias por tu comentario.
Otro beso para ti,
Cris.

Anónimo dijo...

Traspasar los límites de lo imposible… “Leonardificarse” en versos cifrados de un fondo intelectual, pasar la piel fría a un pronto cálido, combinado con un nuevo amanecer.
A veces la vida, nuestra vida, toca fondo y hemos de superarlo no importan las tormentas en el camino. El poema guarda la garra del buen hacer: igual se ilumina en imágenes candentes como se vacía tras la tormenta, como esperando que algo suceda que la disipe, tras un esperado comunicado.
¿Y si yo te brindara
en el soñoliento invierno
la luz del verano?
¿Amanecerías de mi mano?
Una bella imagen que puede diversificarse en tantas representaciones, en tantos pensamientos a cual más enigmático. Una luz de verano que puede metamorfosearse en la invitación a un amor, a una cita, a un comenzar, a cualquier cosa que el lector puede soñar; pues esa es la grandeza de un poema, dar un amplio abanico de ideas de las que el poeta ha entregado de sí misma, pero que cada alma puede convertirla en su propio pensamiento, en su propio sueño.
Bueno, realmente bueno.
Jonás Villarrubia

Cris Gª. Barreto dijo...

Jonás:

Veo que buceas con profundidad y facilidad por mis poemas. Y no es fácil.
Realmente un amanecer, o amanecer, no se corresponde con el significado del diccionario, al menos para mi, porque va mucho más allá de una definición concreta. Existen tantos modos de amanecer como personas, y para cada una de ellas, es "su" amanecer.
Amanecer podría ser:
el nacer de un nuevo día (simplemente),
contemplar la sonrisa de un niño,
escuchar el latido del corazón y poder decir que sigues vivo,
el parto de una ilusión,
el correr de un rio,
el canto de un pájaro,
el mojarse en la lluvia,
recordar momentos buenos o dolorosos...y mil etcéteras.

Pero lo más bonito de un amanecer (es mi opinión) pese a todos lo elementos que conjugo en este poema es no estar solo en la vida. De ahí su final.

Gracias por el comentario.

Un saludo.
Cris.

MiLaGroS dijo...

Puesclaro que si. Amaneceria. Un beso Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Querida Milagros:

¡Qué alegría verte!
Gracias por visitarme y dejarme este breve y precioso comentario.

Mil besos amiga,
Cris.

Anónimo dijo...

Qué bonito poema y tus respuestas a los comentarios también hacen pensar. Ahora estoy más tranquilo, no tengo pruebas que pasar en la Universidad hasta Marzo y me encanta leer tus poemas, son tan buenos y diferentes. Gracias por este amanecer desde esta tierra, en invierno, con menos luz.
Con cariño.

Oscar

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Te veo lanzada escribiendo, amiga. Ánimo. Siempre amanece. Y si no, encendemos nosotros una pequeña candela, no la ocultamos debajo del celemín, y tiramos adelante, alumbrándonos unos a otros.
Enhorabuena.
Besos
Enrique

Paco Alonso dijo...

___0♥0♥_____♥0♥0,*-:¦:-*
_0♥0000♥___♥0000♥0,*-:¦:-*
0♥0000000♥000000♥0,*-:¦:-*
0♥00000000000000♥0,*-:¦:-*
_0♥000000000000♥0,*-:¦:-*
___0♥00000000♥0,*-:¦:-*
_____0♥000♥0,*-:¦:-*
_______0♥0,*-:¦:-*
_____0,*-:¦:-*
▒♥▒ Para
   ▒♥▒ quien
     ▒♥▒ tiene
        ▒♥▒ un
           ▒♥▒ Amigo,
              ▒♥▒ no
                 ▒♥▒ existe
                   ▒♥▒ La Soledad.

Cálido abrazo.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Óscar:

Gracias por tus palabras.
Lo más importante: te que haya gustado el poema.
Sé que en Edimburgo los amaneceres tiene menos luz en el cielo pero no por ello menos luz en el corazón.

Con todo mi cariño,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Enrique:

Todo un honor tu paso por este espacio, que es tu casa.
Y sí un celemín sobre una candela sería como un tornado para un pergamino.

Precioso comentario. Mil gracias.
Con toda mi admiración y afecto,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Paco:

Precioso gráfico, mangníficas palabras. Me congratula tu paso por ésta, tu casa, siempre abierta para ti.

Muchas gracias.

Con afecto,
Cris.