martes, 15 de septiembre de 2009


Amor encubierto

Seré el lagrimal
que desagüe tus penas.

Seré quien ocupe tu féretro
porque jamás mueras.

Restallaré el tiempo desmedido,
muro de sangre que condena.

Ocultaré lamentos derretidos,
y pondré tu luz en mis versos.

Eres nombre que silencio,
trazos de tinta envuelta.

Encubro sentimientos…
Mis gritos arderán en palabras.


Madrid, 15 de septiembre de 2009
cristina garcía barreto

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Seré el que disfrute de tus versos por el resto de mi vida..

Que poema mas hermoso..

Un abrazo
Saludos fraternos.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Adolfo,

tus palabras sí que son auténticamente extraordinarias.
Ahora tendré que espabilar amigo para que mis poemas te sigan llegando...
No sabes cuánto puede llegar a halagar lo que me has escrito. Es el máximo.

Besos,
Cris.