viernes, 6 de febrero de 2009


Hospedaje


No podría asegurar que mi ida
fuera causa de gracia premiada,
sin un perdurar que me haga olvidada
porque implícito acarrea la vida,

al deceso augurando su partida,
sin esclarecer ni resolver nada,
danza arrogante al son de su tonada
la reina del baile nunca vencida.

Me cuestiono si habrá otro destino
que descubra un paso al alma llegada.
¡Hasta dónde nos convida la muerte…!

Que se me vierte el alma sin atino,
rogándole al Supremo, asustada,
permiso para hospedarme en la suerte…

Autora: Cristina García Barreto

8 comentarios:

arena dijo...

permiso para hospedarme en la suerte....felicidades por tan bello poema navegante...

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querid@ anig@ ARENA,

te doy las gracias por entrar en este espacio y, sobre todo, por dejarme tan bellas palabras.

Por favor, si me dejas tu dirección
congratulada navegaré por tus letras.

Un abrazo,
Cris.

Luisa Arellano dijo...

De alguna forma siempre necesitamos ese hospedaje que reclamas o la protección ante las vicisitudes de la vida.

Cris, si me lo permites, te cuento que para ir a los blogs de las personas que te comenten, basta con que hagas doble clic en sus nombres que y te llevará a su perfil desde donde podrás entrar en el blog sin ningún problema.

Un besote, guapetona.

Edu dijo...

El final del poema, "hospedarme en la suerte" me ha encantado, ese trozo de verso, muy bueno.
Un Saludo Literario.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Muchas gracias a ti Edu por pasear tus ojos por mi espacio y además congratularme con tus bellas palabras.

Un abrazo poético.
Cris.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Luisa, anda que seré despistada, si es que con las prisas me salto los detalles. Te agradezco mucho que me ayudes en el manejo del blog...Y, sobre todo, tu comentario.

Un beso muy fuerte campeona.
Con cariño.
Cris.

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, Cris:

Un soneto bien rimado en consonante en el que viertes el lamento por esa vida que podría ser más teñida en los azules. Sin embargo, y por experiencia te digo que algunas veces es porque elegimos una senda en solitario por aquello de la libertad.

Me quedo en especial con el segundo cuarteto y acambio te dejo un beso, amiga.

Carlos
____________

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Hola, Carlos

Me alegra mucho que me hayas escrito.
El segundo cuarteto todo tuyo y el resto también.
Agradezco muchísimo tu comentario.

Recojo tu beso y a cambio te entrego otro mio.

Cris.