martes, 26 de febrero de 2008

A mis hijos...

A ti, hijo Carlos

Si el ingenio en recursos se agotara, ¿Sabes a quién llamaría?. Para qué decírtelo, si ya lo sabías. Si tu madre estuviese entristecida, ¿Sabes quién le alegraría? Tú qué crees, talento de la simpatía. Si un amigo se te perdiera, ¿Sabes a quién avisaría? A ti benévolo y buena compañía. Antes de mostrarme tu rostro, Bien te hiciste de rogar, hijo, ¡Por Dios! Hablábamos a diario, por ello, no fuiste iracundo. Si adviertes que no te digo: Te quiero, Sé un poco bebé, verás que te arrullo. Buscaré velero para recorrerte por todo el mundo. Hijo mayor, primera experiencia. No pierdas nunca tu parte de inocencia. Decirte: te quiero, es migaja. Soy toda yo por ti.

A ti, hijo Luis

Viniste con tu manita cogido de la primavera. Carita redondita como pompita de jabón. Pequeña criatura. Fuiste el gran llorón. Anduviste tardío, mama brazos, te molaba un montón. Siempre jugando, de la pelota al camión. Menudo y tierno como bomboncito de turrón. A penas con decirte: Guapo, te deshaces. Para bonito, todo lo que haces. Meticuloso y ordenado. Tan niño y con tanto cuidado. Carácter y tesón. Mi hijo pequeño, es campeón. Cuando reposas, siempre te arropo. Si te escucho en la noche, me levanto y te calmo. Si permaneces en silencio, me levanto y me calmo. Nunca llores entristecido. No soporto tu llanto tan sentido. Sensibilidad a caudales. Ríete con brío. Nos tienes acaramelados, benjamín de la casa. Decirte: Te quiero es migaja. Igual que para tu hermano mayor, soy toda yo por ti.


Cristina García Barreto.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

En lo grande y en lo pequeño, lo pequeño es grande y lo grande es pequeño. Montañas sobre rios, rios sobre montañas, lunas que duermen a ras de tierra y hojas de árboles sobre tus sueños. Luz en la sombra, toda sonrisa en lo alto del faro que alumbra el fuego del corazón. Fiero y certero, limpio y sereno, fuerte y sencillo, lleno de amor.

Port

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Port:

Qué descripción poética más bonita has hecho de esta fotografía así como de los sentimientos que la misma encierra.

Te felicito y te admiro.

Muchas gracias por dejarme este regalo en mi rinconcito literario.

Un abrazo,
Cris.