viernes, 21 de mayo de 2010

Todo cambia

Porque todo ha cambiado, incluso el susurro que acercaba nuestros abdôminis, hambrientos exploradores de anocheceres de pasión, no retuerce nuestras pieles.

Sólo pasan los momentos entre plenilunios que abren los pliegues de manzanas agrias. Y dejan huecas las manos de escondidos deseos, arrugados frente al desaire que no transpira más allá de los huesos.

Abrazamos estrellas de cristal sirope, convertidas en efímeros objetos del absurdo. Así como los besos prendidos por el desenfreno de unas bocas de labios en suelo abierto.

Porque todo ha cambiado, se baten las olas en nuestros sudores remotos de un mar caliente.

Como los peces que ya no pican nuestro anzuelo y se pierden entre grutas vírgenes inmersas en el océano.

Como el habla que regurgita verbos de reproches, babosas acuosas en nuestras lenguas.

Ahora, sólo trago amargo o salado, eso depende del paladar de mis lágrimas.

Cierro los ojos y me golpeo por las esquinas del dolor, de la nostalgia que tasó el precio del silencio. Patino sobre hielo pero no consigo, no, deslizarme hasta el horizonte donde se resbala la memoria.

Porque todo ha cambiado, qué duro se hace girar el cuello y ver con qué velocidad nos apartó el tiempo.

Madrid, 21 de mayo de 2010
cristina garcía barreto


14 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Eres inagotable.

Me encanta este relato o prosa no sé cómo definirlo.

Qué cierto es que todo cambia y qué duro ver como el tiempo nos mutila sin darnos tiempo para remontarnos.

Eres genial.

Besos.

Javier.

N.- Qué tal se presenta el fin de semana.

Anónimo dijo...

He mirado tantas veces el cielo…
Qué pérdida de tiempo.
Mirarte a ti, oírte mientras recitas, tomar tu mano…
Y si acaso… tener la suerte de robarte un beso
en la linde de tu casa,
eso sí que fue poseer el cielo.

Anónimo dijo...

Querida Cris:

Todo es tan bello cuando te leo.
Conviertes el desamor en amor, el frío en fuego, el abatimiento en fuerza.
Porque tienes la enorme capacidad de hacer revivir lo que parece muerto.
Y nada muere en tu luz, en tus versos.
Gracias amiga por escribir.

Te envío toda mi energía para que jamás dejes de hacerlo.

Cuánto me llegas Cris.

Te abrazo sin girar el cuello porque haces que mire hacia el futuro.

Con todo mi amor.

Maite.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

Sabes que para mi escribir es respirar y quien no respira muere.

Remontarnos lleva tiempo evidentemente, pero sobre todo, predisposición y empeño.

Gracias por tus palabras.

Besos,
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Anónimo:

No sé quién eres. Ni siquiera entiendo tu comentario porque no va referido a mi relato.

Pero si quieres depositar tus sueños en mi espacio...En fin. No sé qué decir. Salvo que no olvides identificarte porque ya sabes que este es un espacio abierto pero serio.

Cristina.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Maite:

Ya me estoy volviendo adicta a tus comentarios. Espero no fallarte porque te echaría mucho de menos.

Esta entrada que has escrito es todo poesía.

Gracias por tu regalo.

Recibe un abrazo de corazón y siempre mis mejores deseos,
Cris.

Anónimo dijo...

"Patino sobre hielo pero no consigo, no, deslizarme hasta el horizonte donde se resbala la memoria"

Esto es magnífico. Original. Espléndido y excepcional. En esas líneas ya hay un grandísimo poema.
Gran literatura.

Jonathan.

Anónimo dijo...

Hola Cristina
Tu título lleno de nostalgia, o me lo parece a mi, me recuerda la famosa frase de Heráclito, " No nos bañaremos nunca, dos veces en el mismo río"

Cada minuto es diferente del anterior y nosotros, somos también distintos.
Nada permanece y todo evoluciona, a veces, no en la dirección deseada.

Tus escritos, todos, tu poesía, tus poemas, son filosofía hecha metáfora. Admiro la originalidad de las mismas y la capacidad que tienes para crearlas.

Felicidades de nuevo y siempre.

Un abrazo de tu lectora, María Jesús

RICARDO MIÑANA dijo...

Tienes razon, con el tiempo todo cambia, asi es la vida,
un placer pasar por tu bonito blog
que tengas una feliz semana.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada María Jesús:

En primer lugar gracias por leerme. Es todo un honor para mi que te definas como lectora de mis textos. Gracias de corazón.

Y sí como dijo el griego Heráclito de Epheso: "Nunca nos bañamos dos veces en el mismo río; el agua no es la misma ni nosotros somos los mismos"...

Me encanta que toques temas filosóficos es una cancha muy amplia donde a todos los que pensamos y leemos nos gusta correr.

¿Tú tienes blog? Me encantaría leer algo tuyo, estoy muy interesada.

No sé cómo agradecer tus halagos, creo no merecerlos, pero intentaré seguir escribiendo, transmitiendo lo mejor de mi.

Recibe toda mi atención y un abrazo muy muy fuerte.

Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Jonathan:

Te digo prácticamento lo mismo que a María Jesús, con la salvedad de preguntarte si tienes blog.

No sabes cuánto agradezco tu comentario. Ciertamente la parte del texto que resaltas es una de las que más me gusta a mi también. ¿Telepatía?

Te sonará una alusión que hace esta amiga sobre Heráclito de Epheso: "Nunca nos bañamos dos veces en el mismo río; el agua no es la misma ni nosotros somos los mismos"...

Mil gracias.
Un abrazo.
Cris.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Ricardo:

Agradezco que dejes huella en este espacio. Bienvenido, aquí tienes tu casa.
Me pasé por un de tus blogs, ya te dejaré comentario, estás saturado.

Igualmente te deseo feliz semana.
Un abrazo,
Cris.

Paloma Corrales dijo...

Hola Cris, dejé un comentario a este bello texto... ¿no te llegó?

A veces soy un chorlito, bueno, el caso es que me encantó y por alguna razón me hizo recordar un breve poema que escribí hace algún tiempo (también te lo dejé) en fin que creo que algo debía hacer mal.

No me importa reiterarme contigo; es una maravilla de texto con el que he disfrutado y he sentido cada palabra, incluso demasiado cercanas.

Gracias por hacernos disfrutar, poeta.

Miles de besos.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Paloma:

No. No me llegó, justo ahora iba a pasarme por tu blog ¡qué casualidad!

Gracias por reenviarme el comentario.

Celebro de corazón que te gustase.
La verdad es que parece que tenemos muchos paralelismos.

Tú también nos haces disfrutar sobremanera con tus bellos poemas.

Otros mil besos para ti.
Con cariño y admiración,
tu amiga,
Cris.