martes, 23 de febrero de 2010

Roscoff

Si bautizases mis labios con tus besos
podría reconocer que fuimos alma y cuerpo
cuerpo y alma adheridos.

Jamás sabré si regresará esa pasión nocturna
guantes de ceniza en mis manos.
Solo sé de lagunas profundas y del tiempo
que acuchilla mis ojos.

Unas lágrimas perdidas en la confusa maraña
encogen la vida y construyen salidas arriscadas.
El aire amenaza a mis pulmones con dejarles
apresados, sin respiración.

Si resurges de la profundidad de tu escondrijo
no olvides vestirte de corazón,
podrás dejar al viento tu sonrisa
tósigo serpentino que llena tus venas.

El plasma, estalactita punzante,
se clava a la aorta e inmoviliza el pulso de dos anulares
que arrojaron sus alianzas al estiércol.
Maldición de oro desgastado, consumidor de sueños.

Los recuerdos te dirán del baile ileso de mi vientre,
de sus movimientos
de su nombre de rey
del Chateau Brittany de Roscoff
y el menú francés.


Pero si solo ves boscajes oscuros
sin mantillo que fecunde los árboles,
ni das al paladar la felicidad del caramelo,
todo será turrón amargo.

Jamás olvides el sabor de las verdades
que cada día amanecen
pasando página a los sucesos
que nadie murmura por no echar más sangre.

Permíteme escuchar el mar,
al menos intentarlo
y dejar que sean olas las que bauticen
la aridez de mis labios.

Tal vez, sepas de mí.
Quizás no, reconocerme.


Madrid 23 de febrero de 2010
cristina garcia barreto.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Queridísima Cris:

Precioso.
Me dejas sin palabras.

Felicidades.

Besos cielo.


Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier:

Muchas gracias por tu comentario.
Celebro que te gusten mis textos.

Gracias.


Otro beso para ti,
Cris.

Anónimo dijo...

Estimada Cristina:

Le escribo desde mi correo porque no tengo blog de momento.

Quisiera decirle que siempre me habían aburrido la visitas a los blogs de los ¿poetas? Pero al encontrame con usted y leer con detenimiento muchos de sus poemas, me quedo por primera vez lleno.

Veo su perfil de ángel y el intelecto de sus palabras y no puedo más que rendirme ante sus obras.

Me he sentido como en casa con una asociación de ideas que pensé nadie pudiera sentirlas. Me caso virtualmente con usted Cristina con su sensibilidad y magristral creación.

Juanjo.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Juanjo:

Agradezco sus palabras.

Gracias por entrar en este espacio y dejarme tan halagador comentario.

Un saludo,
Cris.

reltih dijo...

tú eres una mujer que tiene un romanticismo muy equilibrado.
besos

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado reltih:

Gracias por venir a este encuentro de pensadores.

Y sí, ciertamente mi romanticismo es muy equilibrado pero cuando me enamoro lo doy todo. Es decir pierdo el equilibrio.

Besos,
Cris.

Anónimo dijo...

Srta. Barreto:

He seguido muy de cerca los pasos de sus seguidores, concretamente de uno. Debo decirle que los halagos del que no menciono son pura payasada ( a usted le ha dejado muchos). Incluso deja comentarios a "poetas" que no saben escribir. Debería haberse dejado llevar un amigos a quien no presta atención y se congelan en la amapola muerta de la nostalgia.
A usted no le voy a decir que no tiene don, pues le sobra. Es extraordinaria.
Sin embargo, otros no tenemos ni el beneplácito de que se nos lea un libro.
Espero que no concurra en la misma falta cuando presente su segundo libro. Yo estaré en la distancia del beso que se pudre en mi alma.

Cris Gª. Barreto dijo...

Anónimo:

No entiendo nada y creo que por contra intuyo en demasía.
Ya le he dicho que los anónimos no firmados no se los publicaría.
Por partes, si tengo don o no, eso viniendo de un anónimo no me parece verídico ni aceptable.
Si quiere usted seguir los pasos de alguien, malo malo, es una obsesión que le puede enfermar.
Aquí solo tengo amigos, todos por igual y nadie en especial.
Pero con la excepción de que si usted tienes problemas y desea descargarlos en un espacio literario, pues qué puedo decirle mas que no es sitio ni proceder.
Y por favor, sí le pido que a cualquier persona amiga mía no le siga los pasos ¡por Dios!

Señor anónimo reciba usted mi saludo y súplica de enviar los mensajes firmados.
Por cierto, últimamente comete errores gramaticales garrafales.

Cristina García Barreto.
Administradora de Encuentro de Pensadores.

Anónimo dijo...

Qué bárbaro...qué extraordinario poema.

Oscar

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Óscar:

Si has consiguido captar este poema, más bien prosa poética, es que tienes el intelecto de ver más allá de las palabras. Existen tantas metáforas y recovecos que al mismo tiempo dejan espacio abierto al lector para que imagine libremente...

Solo decirte que tu breve comentario se hace muy extenso en mi entender por tu enterder.

Gracias de corazón.
Cris.

MarianGardi dijo...

Aqui hay pensadores Cristina?
Esto me apasiona!!
Ya tengo mucho que leer y reflexionar.
Acabo de entrar y me ha gustado, ahora sigo y ya te cuento en próximos comentarios.
Un abrazo

MarianGardi dijo...

Estos versos son sublimes nada mas.
relatas el Amor con mayúscula confundido y profanado por un amor de anillo al dedo que no reconoció a tu alma sedienta de Amor.
Retratas el drama de la humanidad.
Guapa por dentro y por fuera que perfecto binomio.
Un fuerte beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada MarianGardi:

Bienvenida a mi espadio poético que es tu casa.
Sí. Aquí hay pensadores, tú por ejemplo, demuestras que lo eres.

Agradezco mucho tus comenarios, he leído los cindo y ciertamente se podrían llegar a casar con la intención y/o proporción del poema.

Al leer un poema, prosa poética, narrativa (cualquier gnérero literario) es imposible metabolizarlo si anulamos el horizonte de nuestras propias expectativas. Cuando la obra está firmada por autoría de mujer, much@s esperan encontrarse con versos llenos de peculiar humedad. Ésa, que según parece, nos caracteriza. Por contra, si la obra está firmada por un hombre, el análisis se torna, independientemente de la sustancia con la que éste escriba. Generalmente, nos guiamos como buenos y educados lectores en una faceta profesional bastante falocéntrica. No obstante, con frecuencia incurrimos en el interrogante de qué o cuál fue el instinto que orilló a exteriorizar al -poeta de poco pudor-, como creo recordar una vez mentó Sabines, a dejar en un papel los gritos en los que el lector puede encontrarse, creando con esto la universalidad. No voy a hacer un esnsayo sobre la tarea de un buen poeta, menos sobre aquéllos que no toleran que interfieran entre él y sus letras. Podría enfocar distintos puntos de vista de posestructuralistas para confirmar/reafirmar que el escritor tiene un compromiso con su sentimiento y no con las circunstancias, que son más volubles que éste.
Por esto y, por su contenido,
este blog se denomina -encuentro de pensadores-

Gracias por hacerte seguidora.
En cuanto pueda me paso por tu blog. Estoy deseando leerte.

Recibe un cálido beso,
Cris.

MarianGardi dijo...

Gracias Cristina,tienes razón en lo que dices, la dura hipocresía esta presente hasta en la literatura.
Yo he notado que si hago versos no tan dulces mis comentaristas siento que se frenan.

Ahora me he atrevido a decir mis sentires filosóficos en vídeo.

Antes ya habías pasado en algún momento y tengo el honor de tenerte como seguidora.
Pero no había profundizado en tu obra o tu forma de transmitir.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Marian:

Como decía Jacinto Benavente:
"No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos"

Y decía Fray Luis de León:
"Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma"

También nuestro casi mìtico cantante Rafael dice en una de sus canciónes: "Qué nos importa, qué nos importa, aquella gente que mira la tierra y no ve más que tierra..."
Y esto último no es bajar del nivel filosófico al folclore. Ni mucho menos.

Verás yo escribo lo que me pide el alma, si bien, en ocasiones, me autocensuro un pelín porque en un espadio abierto no podemos decirlo todo. Eso sí, jamás escribo por contentar como norma, si lo consigo con mi alma y escaso intelecto, soy muy feliz.

Si de algo te valen estas palabras, me alegraré mucho.

Ah! Soy yo la tiene el honor de tenerte como seguidora.

Cuando me deslíe un poco atraparé tu poesía con codo mi cariño y por supuesto comentarios.

Besos,
Cris.

MarianGardi dijo...

Gracias eres muy amable tanto como inteligente.
un beso