miércoles, 9 de diciembre de 2009


¿Sabiduría?


Métricas las olas
salpican sobre el mar
una ninfa generosa
no sabe bien amar
el viento brama en el cielo
truena el agua en los océanos
pero nunca se ven rayos
solo ojos de murciélagos
iluminados en intensa oscuridad.

¿Es sabia el alma que se ofusca
ante la realidad?


Madrid, 9 de diciembre de 2009
cristina garcía barreto.

16 comentarios:

Antonio dijo...

Ah, mi buena amiga... la ofuscación nunca es síntoma de sabiduría, pues la realidad es mutante... Las olas, el viento, el trueno y los rayos son y no son, según y cuando. "La sabiduría está en saber estar donde se ha de estar"...
Vaya frasecita que me ha salido... ¡Qué complicado soy! Pero eso es lo que pienso.
Un beso cargado de sabio posicionamiento

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Como decía San Agustín: La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche.

Aristóteles decía: La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad.

Yo diría que saber aprovechar las experiencias de la vida tanto las empíricas como las ajenas y aconsejadas demuestra sabiduría, y no solo eso, es más, añado que, la inteligencia de nada vale ante las adversidades de la vida si ésta última no es llevada con sabiduría.

Pero existen matices porque todos sabemos que un sabio se puede enfadar muchísimo en algún momento, por eso hasta el alma más sabia se puede ofuscar ante determinada realidad, dado que, en el fondo, no hay genio con mal genio, de ello, que se diga que del genio nace la sabiduría.

Y es más que obvio tu notable razonamiento, pues un trueno que avecine lluvia puede causar gozo, pero un trueno que denote un rayo y te parta el coche por la mitad o mate a una persona no es deseable. Lo mismo ocurre con las olas, si deseas practicar surfing estás deseando que el mar esté plagado de ellas pero cuando una ola te pilla desprevenido junto a la orilla y te empuja al fondo del mar, y además, no sabes nadar, puedes perder la vida.

Cierto es que la realidad es mutante y como te he argumentado también es muy ambigua.

Me he extendido porque difiero en parte contigo en que "La sabiduría está en saber estar donde se ha de estar"...
Más bien digamos que la sabiduría está en saber vivir por encima del conocimiento sabiendo afrontar de la mejor forma cualquier adversidad que la vida nos presente. Ese es el talento del sabio. Difícil ¿no te parece? De nada vale tener todo el conocimiento del mundo si no controlas el alma con sabiduría.
Creo que solo algunos señores que viven en una región montañosa que está al suroeste de China en la cordillera del Himalaya, denominados monjes Tibetanos y otros colectivos de corrientes espirituales además de algunos pocos seres esparcidos por este mundo han conseguido alcanzar ese grado superior en el ser humano que es el denominado Sabiduría.

Gracias amigo por tu peculiar entrada.

Un beso de aprendiz de conocimientos que dista millas de la maestría de un sabio.

Cris.

Anónimo dijo...

¡Vaya! Aquí hay miga para varios panes.

El planteamiento de Antonio tiene una vertiente correcta desde su punto de vista. Desde lo que él dice: "sabio posicionamiento". Fuerte autodenominación. Pero sabemos que alguien tan inteligente como es mi colega psicólogo (he visitado su blog y posee una gran notoriedad) tiene capacidad sobrada para autodenominar como sabias sus palabras.

No obstante, (amén de que sé que te has equivocado en denota por detona, ya me lo has dicho por teléfono), tu razonamiento es más rico en matices y más acertado en conceptos. Y eso que te audenominas: "Aprendiz de conocimientos". Tan solo esa forma de expresión ya demuestra una gran sabiduría por tu parte. Porque tú bien sabes amiga, que el que cree que "todo lo sabe" nunca llegará a rozar las alas de un sabio, tan solo alcanzará tocar una pluma caída de determinados argumentos. Y la humildad que entremezclas con tus ideas te hará llegar lejos.
Me apunto a tu frase: "Aprendiz de conocimientos".
Igualmente, secundo que no hay genio sin pelín de "mala leche", a qué sí, porque las personas que se desmarcan de la una inteligencia normal (y te incluyo entre ellas, también a Antonio), son diferentes, en todo, o casi todo: en cómo viven, sienten y se expresan. Y eso tú lo haces muy bien Cris. Cuando digo desmarcarse de una inteligencia normal me refiero a "superior".

Sé que la filosofía te apasona.

Por cierto, ya he visto el maquetado de tu libro y las citas que pones, algunas de ellas, mejor dicho "todas", superan a los de muchos reconocidísimos filósofos ¿eso lo sabías? En general, todas las citas son extraordinarias, magníficas y muy bien hermanadas con los poemas. Me han encantado las que me recomendaste de tu amigo escritor, es genial.

Te felicito Cris.

Hoy no te doy más la lata.
Se me olvidaba: ¿cómo podías poner otro nombre a este blog? si es que eres una inagotable pensadora.

Un abrazo Antonio.

Mis besos para ti amiga.
Cris.

N.- Si te portas bien, los Reyes Magos te van a traer algo de Londres, jeje. Te lo traerán de todas formas.

Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Javier,

me pillas revisando por tercera vez la maquetación del libro.

Sí me apasiona la filosofía, eso ya lo sabes.

Me sorprende tu comentario ¡qué extenso! Estarás echando humo por los dedos que no por la cabeza pues no sueles pensar demasiado, jeje . Te agradezco que hayas iniciado un debate. Ya iba siendo hora de este desmarque porque siempre los comentarios que me dejan están plenos de amor y buenas palabras, son como dosis de cumplidos que te dejan contenta pero no dan lugar a cuestionar los poemas.

Respeto tu opinión sobre el coment de Antonio y celebro que hayas visitado su blog pues no tiene desperdicio, es un gran escritor y maravillosa persona.

Respecto a que yo tenga una inteligencia llámale "x", pues que quieres que te diga...vamos que estás utilizando información "x". Y no, yo me considero normal, un poco o demasiado comecoco pero nada más.

Por lo demás, decirte que me alegro que tu pensamiento resulte convergente con el mio. Y agradecerte enormemente tus palabras. Porque somos aprendices Javier, no sabios. Aparte de los desmarques que reseñas.

Bueno cuando vayas a Lodres sincroniza tu reloj con el del Big Ben.
Lamento que vayas solo, si pudiera, te acompañaría con los niños. Me encantaría ir pero no me da tiempo a programarlo. A la próxima nos apuntamos a uno de tus viajes que, además ahora en Navidades, merece la pena por el bajo coste. Ah! y ni se te ocurra traerme nada, este año me he portado fatal y los Reyes están enfadados conmigo. Solo te acepto una postal o una foto, se lo dices a cualquier ciudadano que te la haga y me la envías de recuerdo.

Debo seguir con el maquetado.

Besos amigo.
Cris.

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, estos son los debates que me gustan, psicología, filosofía...llevo años enseñando una mezcla de ambas cosas con la Literatura, intentando que la escritura y la lectura nos hagan profundizar en el conocimiento así que este debate, provocado por un bello y profundo poema, puede, a su vez, provocar un movimiento sísmico en las neuronas. No es facil ser sabio porque la sabiduría no sólo entraña haber aprendido y acumular saber: entraña que el aprendizaje y el conocimiento nos lleven a una actitud vital. Y la vida no está siempre a resguardo de elementos que la alteren, de elementos inesperados, de nuestra propia falta de lucicez o fortaleza. La sabiduría implica, desde mi punto de vista, también serenidad y aceptación pero no una "mansa" resignación, sino aceptación, con análisis, de la realidad e intentar la superación de esta en lo no favorable con coraje e inteligencia. Nadie ha dicho que la vida sea fácil. Ni tampoco que nuestra mente no dependa de una estructura biológica que, en ocasiones, no resiste todo el oleaje. Para mi, la sabiduría entraña, además, algo importante: la revisión de todos los conceptos y todos los tópicos, el mantener más que las ideas claras, claro el corazón.
Enhorabuena por los comentarios, tanto de entrada como de respuesta.

David

Cris Gª. Barreto dijo...

¡Vaya David!

Porque me han pillado liadísima con mi segundo libro ahora que había debate ¡Por fin!

Me has "robado" casi todas las palabras que quería expresar.
Es incríble porque después de mis respuestas pensé justo lo que tú dices, aunque en cierto modo, es lo que he intentado argumentar pero no tan magistralmente como tú.

Lo cual demuestra que en este debate te llevas la medalla de oro.

"Nadie ha dicho que la vida sea fácil. Ni tampoco que nuestra mente no dependa de una estructura biológica que, en ocasiones, no resiste todo el oleaje"

Mira esto que has escrito ya entra más en la psicología que en la concreta filosofía. Ante esta frase, te pondría el ejemplo de que todo genio tiene un carácter complicado y, en ocasiones, irascible.
Pero la sabiduría debe estar por encima y controlar la mente antes de que ésta reaccione con impulsos no meditados. Ahí está la auténtica sabiduría. Ésta incluso debe poder cambiar la fuerza de la genética heredada en todo ser humano. Controlar todo acto haciendo que el pensamiento se precipite y ejerza militarmente para evitar cualquier batacazo tanto de hechos como de palabras.
Es sumamente complicado acceder a la llave que controle tanto el dominio físico como psíquico. Por ello, los monjes tibetanos aún siguen aprendiendo y no todos llegan a alcanzar el estatus de sabios ni mucho menos.
Más complejo se nos hace a nosostros en un día a día agitado, pero aún y con ello, intentamos adquirir conocimientos para perfeccionar la lucha dura con esa cotidianiedad que nos sumerge en un estrés. Señal de poca inteligencia. Porque el estrés no puede dominarnos. Debemos gestionar nuestras labores y obligaciones de modo que la mente no sufra.

"la sabiduría entraña, además, algo importante: la revisión de todos los conceptos y todos los tópicos, el mantener más que las ideas claras, claro el corazón".

Esto que has escrito es ambiguo, precioso, pero ambiguo, y te digo porque: "la sabiduría entraña, además, algo importante: la revisión de todos los conceptos y todos los tópicos" Sí. Es evidente, pero también hay que añadir la experiencia: los conocimientos además de los conceptos y no solo los propios conocimientos sino los de aquéllos que aporten consejos por su dilatada vida que, con ventaja, nos pueden enseñar muchísimo.

"La sabiduría implica, desde mi punto de vista, también serenidad y aceptación pero no una "mansa" resignación, sino aceptación, con análisis, de la realidad e intentar la superación de esta en lo no favorable con coraje e inteligencia".
Bravo, esta reflexión si que es extraordinaria.Realmente la más sabia, aunque solo soy aprendiz, así lo creo.

Tu entrada ha sido el Do mayor de esta sinfonía.

Mil gracias David.

Seguiría y seguiré pero ahora me apremia el tiempo.

Agradezco muy muy de veras el movimiento de tus neuronas que no sísmico porque eres sabio amigo.

Un beso,
Cris.

Anónimo dijo...

Tienes razón Cris.
Creo que todo el debate se resume en que el sabio efectivamente levanta su carácter con sobrado genio, pero por eso de ser sabio sabe bien y de siempre, que rectificar, "con un perdón, amigo" (o lo que fuere) es colocarse en los primeros puestos de la sabiduría. Se puede errar, pero un genio o sabio jamás deja de reconocer lo errado ante el que se le ha agraviado. Los amigos son el gran tesoro que nos da la vida, dejarlos por un levantamiento erróneo de carácter o mal juicio, es el mayor pecado que comete el ser humano.

Alicia

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Alicia,
supongo que eres la Alcia de la Nieve. Si me equivoco me rectificas. Pero creo que estoy en lo cierto.

Tus palabras son tremendamente apropiadas porque además se corresponden la buena conducta y la sabiduría del ser humano.

Y sí cómo no el sabio levanta su carácter porque es mucho már receptivo a todo. Y bien sabes que el por qué es porque tiene la mente mucho más abierta dado al gran aprendizaje que le ha aportado la vida y sus propios conocimientos. Pues todo es cuestionable se pueden vivir cien años y ser necio ¿o no?, claro que sí. Y se puede vivir menos pero con mayor inteligencia e intensidad, y desde luego, luego está ese Don que a algunos otroga la vida. Porque hablando sin tabúes no todos tenemos el mismo nivel de inteligencia e intelecto o cultura.

No sigo porque salgo pero me extenderé más tu comentario se lo merece.

Mil besos.
tu amiga,
Cris.

Ah! y mil gracias por asomarte a esta ventana que siempre tendrás abierta.

Anónimo dijo...

Encuentro...de pensadores...el blog haciendo honor a su nombre. Enhorabuena. Y gracias por tu comentario con respecto al mío, Cris. Te lo agradezco realmente mucho.

David.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido David:

Tu comentario es de tal sabiduría que tú si que haces halago al nombre de este blog.
Si alguien debe agradecer...Esa soy yo.

Mil gracias y un fuerte abrazo amigo.
Cris.

azpeitia dijo...

Parce que le temps joue contre notre vie, il est seulement important que nous sommes capables d'exprimer dans une poésie si belle comme la tienne...que seas muy feliz en las bacanales cristianas de este año sin cruces...un cálido beso de azpeitia

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Azpeitia:

No controlo muy bien el francés, supongo que has querido decir:

"Porque el tiempo está en contra de nuestras vidas, sólo es importante que seamos capaces de expresar en un poema tan bello como el tuyo"

Me halagas ciertamente. Agradezco muy de veras este comentario.

Igualmente te deseo que pases unas felices fiestas navideñas...las cruces son en Semana Santa. Ahora tocan los nacimientos.

Recibe otro beso amigo y mi reiteración de agradecimiento.

Cris.

Carla dijo...

Creo que la ofuscacion es un rasgo normal de los seres humanos, pero no es sabia el alma que se ofusca, hay que disfrutar la vida con lo que nos da.
HErmosa reflexión y poema!

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola querida Carla, cómo me encanta verte por aquí...

Dices que la ofuscación (Confusión o trastorno del entendimiento) es un rasgo normal de los seres humanos, y añades: que no es sabia el alma que se ofusca porque hay que disfrutar la vida con lo que nos da.

Verás Carla, antes de nada, agradecerte muy de veras tu entrada.

Pero debo aclararte tu comentario porque es una trementa contradicción. Sabemos que los seres humanos y su alma están unidos ¿cómo entonces se puede ofuscar de forma muy normal un ser humano pero no su alma? ¿Crees realmente que se puede disociar alma de cuerpo y mente? Pues no Carla, es absolutamente imposible.
El alma sufre tanto como sufre el cuerpo y disfruta tanto como disfruta el cuerpo.

Otra cuestión es la que se ha venido debatiendo en las diversas entradas de este poema, que es la sabiduría pura y dura, la cual conforma el estatus más alto a donde puede llegar el intelecto del ser humano, es decir, llegar a ser sabio.

Tal vez el tema no te anime, pero si te gusta, léete los comentarios de los otros compañeros, verás cuanta miga tiene el temita.

Mil gracias por tu coment.

Besos,
Cris.

cabap dijo...

wonderfull Cris !!!!!
Merry Christmas!!!!
Joyeux Noël!!!
jan :)

Cris Gª. Barreto dijo...

Dear Jan:

Thank you very much for your comment.
Merry Christmas to you too.
Kisses and hugs.
Your friend,
Cris.