lunes, 23 de noviembre de 2009

Al borde de su alma

Busca asiento en el filo de un beso
lo hila con algodón
debe ser beso frágil con nimbo
sinonimia de irrealidad.

Busca amaneceres en el nocturno
de sus pupilas y sigue en pie
sin sentarse al borde de ese beso,
beso desnudo alejado por el frío.

Se niega a despertar del instante fugaz
cual estrella muerta de hermosa aura
que él dejó pasar por una extraña, bella,
pero menos fulgente que la aurora boreal.

Para ella, él, su ángel, alas cálidas
sobrevolando el reposo de su interior.
Pero él, tal vez, no se percató
y le dejó sestear su ilusión.

Es posible que estuviese loca,
es seguro que de amor,
es probable que a oscuras
le lata el corazón, en soledad.

Y va, sigue yendo al recodo de sus besos
por la calle habitual, en el mismo puesto
un firme vagabundo pidiendo limosna,
ya se conocen, como familia se saludan, se miran…

Ella le dio posibles porque colmase su gana,
él un beso para que tomase asiento al borde de su alma.


Madrid, 23 de noviembre de 2009
cristina garcía barreto.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Mira que te vale, recurrir a un vagabundo para quedarte tan ricamente sentada. Te voy a dar diez besos por cada cada beso del vagabundo.

Borraste la entrada de ayer.


Ya sabes, no dejes de escribir, me moriría de aburrimiento.

Un abrazo de moratón.
Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Javier,

un vagabundo es rico si sabe besar y calentar el alma. Además, quiero mucho a los pobres. Sé que tú también y todo es broma, pero debía hacer el inciso en este espacio para dejar claro lo buena gente que eres.

Y no me dejes moratones que luego tardan en quitárseme.

Besos,
Cris.

Adolfo Payés dijo...

Excelente como siempre

Un placer leerte.
Estaba ausente por cuestiones de salud..
pero ya de regreso..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos


Que tengas una muy buena semana..

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Adolfo:

Espero que estés recuperado.
Cuidate mucho, ya sabes que lo más importante es la salud.

Eres el verbo divino que dignifica los poemas de todos los blogueros.

Mil gracias por tu comment.

Besos,
Cris.

salvadorpliego dijo...

Tiernos y dulces suenan estos versos. Muy agradable su lectura. Te felicito.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Salvador:

Me honra tu comentario.
Gracias por visitarme.

Un beso,
Cris.

Antonio dijo...

Un beso, mi amiga, siempre da alas al alma, siempre da fuerza al deseo y satisface la fantasía del encuentro, de la irrealidad soñada e hilada con la fragilidad y la esponjosidad del algodón y siempre busca otro amanecer de la vida, de las sensaciones y sentimientos que nos acercan y conjugan...
Un beso y mil más para tomar asiento al borde del alma.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Tu comentario es un magistral poema.
Me encanta, sobre todo, por la enorme sensibilidad e inteligencia con que lo has escrito, lo cual te agradezco muy de veras.

Me levantaré del borde de mi alma y tomaré impulso para engancharme como algodón en las nubes que soplen al sur hacia Málaga así podré devolverte tus besos.

Cris.