lunes, 26 de octubre de 2009

Preguntad al alma

En las zarzas de mi viaje
mi vida enmarañada
alma en trizas dispersas
al corazón se engancha.

Desgarros de piel desnuda
púas de erizo en tierra brava
en mi faz tristeza
árida savia.

¿Llegué tarde a tu vida?
¡Amor! No me aguardabas.

Por la puerta grande
sin importar la entrada
quise retroceder
me retuvieron tus palabras.

¿Llegaste tarde a mi vida?
¡Amor! Si te aguardaba.

Las noches brindan desvelo
mi mente no cede
se sacude entre sábanas
el cuerpo...

Perece
a las primeras luces del día
que aún le levantan
ligero de ti pesado de gana.

¿Morir de amor?
Preguntad al alma.


Madrid, 27 de octubre de 2009
cristina garcía barreto.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Cris,

Pero bueno como te ha dejado la Lobera. Espero que este poema, precioso, por cierto, sea ficción. Que a mi niña no me le rompan el alma.

Me alegro de que hayas vuelto y espero que lo pasaras fenomenal.

Te llamo y me cuentas.

Besos,
Javier.

Cris Gª. Barreto dijo...

Que alegría verte por aquí Javierín.

Ya sabes que nunca digo que es empírico y que no.
Me alegra que te haya gustado el poema.

Mil gracias amigo.

Besos,
Cris.

Antonio dijo...

Me ha encantado tu poema.
En las zarzas de la vida nos vamos enganchando y desenganchando continuamente. De ello aprendemos y buscamos nuestra esencia. En el camino surgen los amores que no sabemos si nos esperan, pero puede que nos ayuden a caminar con ilusión y esperanza en el futuro, a veces son ilusiones quebradas que nos despiertan de una realidad soñada.

Celebro que te lo hayas pasado bien en el encuentro de poesía de Ávila. Yo nunca olvidaré mi estancia en el parador Raimundo de Borgoña de Ávila, despertando un febrero, con la muralla y los campos nevados. Eso, para uno de la Costa del Sol, es un espectáculo impresionante.

50 y pico de besos, mi amiga.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Tú si que me tienes enganchada.
No puedes ni imaginar cuánto admiro tu inteligencia.
En mi caso, la vida me da la espalda. Aún y con todo, abro la puerta. Es malo no preguntar cuando llaman porque acabas con el alma destrozada.

Gracias por existir.
Gracias por escribirme.
Tienes corazón. Eres rico.

Besos 50 y más picos de tu amiga sin dudarlo.

Espero tu cosecha para tomar buen vino y alejar tristezas.

Con todo mi afecto y admiración,
tu amiga. Amiga de veras.
Cris.

Aster Navas dijo...

Acabo, Cristina, de aterrizar en tu blog y creo -visto este poema- que regresaré a menudo.

Un abrazo.

Cris Gª. Barreto dijo...

Bienvenido Querido Aster:

Te brindo mi casa, visítala desde la antesala hasta todas sus habitaciones si así lo deseas.

Gracias por tu comentario.

Otro abrazo para ti.
Cris.

Anónimo dijo...

La vida tiene dos niveles: el de los sentimientos y el de la realidad exterior. Un día, mirando al Teide admiré su hermosura. En otro tiempo fue un volcán que hizo nacer nuestra isla. Ahora permanece bello, como una corona sobre el paisaje. Pero su fuego está calmado. Porque lo heló la nieve que lo rodea. No se si habla de eso tu poema. Pero siempre que leo algo tuyo me acuerdo de tu parte isleña. Un abrazo.

Santiago

Cris Gª. Barreto dijo...

Hola Santiago:

Yo que he divisado muchas veces el Teide, como bien sabrás, casi nunca nieva en su cráter ni cima. Para mí, el Teide siempre es fuego, como yo misma, por mucho que me quieran apagar. Al fin y al cabo, los incendios cambian de rumbo si bien los atiza el viento, pero no amainan cuando no están dispuestos a ser apagados. Todo esto en tono metafórico claro.

Otro abrazo para ti,
Cris.

azpeitia dijo...

El amor llega intempestivamente sin llamar a veces...y lo hace a sabiendas que destrozará nuestra vida...de que nos sumergirá en una derrota total...y pese a todo le abrimos la puerta...maravilloso tu poema...un beso de azpeitia

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Azpeitia:

Es muy cierto que, en ocasiones, el amor llega intempestivamente "sin llamar" e incluso a sabiendas de que nos puede hacer daño. Pero verás, eso no ocurre sin premeditación, en la mayoría de los casos, mas bien son algunas personas las que por egoísmo y muy a sabiendas de que no puden cumplir con sus palabras, ésas que utilizaron como llave para abrir nuestro corazón les da igual utilizarlas aunque dejen te dejen herido. Suelen ser personas egocéntricas, de fácil palabra y mente confusa. Lo malo es cuando uno no se percata, y el dolor está por recuperar la llave. Luego, echas candado y fuera. Porque las personas que van de frente y se entregan de verdad no merecen cicatrices de duelos que corresponden al pasado de los abridores de cerrojos curtidos de vida y carentes de sentimiento.

Yo seguiré abriendo la puerta, cada vez asomándome más lentamente para que nadie se cuele de inmediato y me saquée el corazón.

Gracias por tus palabras querido amigo.

Otro beso para ti.
Cris.

Anónimo dijo...

"Es muy cierto que, en ocasiones, el amor llega intempestivamente sin llamar e incluso a sabiendas de que nos puede hacer daño. Pero verás eso no ocurre sin premeditación. En la mayoría de los casos, mas bien son algunas personas las que por egoísmo y muy a sabiendas de que no pueden cumplir con sus palabras, ésas que utilizaron como llave para abrir nuestro corazón, les da igual utilizarlas aunque dejen te dejen herido. Suelen ser personas egocéntricas, de fácil palabra y mente confusa. Lo malo es cuando uno no se percata, y el dolor está por recuperar la llave. Luego, echas candado y fuera. Porque las personas que van de frente y se entregan de verdad no merecen cicatrices de duelos que corresponden al pasado de los abridores de cerrojos curtidos de vida y carentes de sentimiento"

Sentidas palabras escritas por ti que, seguramente, demuestran que conoces bien a las malas personas. Sin duda tu corazón sabrá perdonarlas. Si una de esas personas lee esto, de todas formas, probablemente, no se reconocerá en ese comentario, o no te reconocerá a ti. A veces, se trata simplemente, de diferentes modos de ver las cosas. Yo no creo que haya ningún ser humano capaz de hacer daño a una persona que escribe y siente, aparentemente, como tú. ¿No habremos hecho nosotros también daño, sin querer a otros?. Cristo - o alguno de sus seguidores dijo eso tan hermoso de la primera piedra...Por lo demás, tu Poesía es tan bella e intensa que, al menos ella llevará el bien de la mejor palabra poética a los que no la conocen...Perdona este largo párrafo de filosofía, probablemente inútil y vacía, pero me sale el analista y crítico literario...Con afecto.

David Nihalat

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado David:

Celebro que me visites.
Habitualmente recibo comentarios de mis poemas. Pero respeto tu vena filosófica que se engancha a los comentarios dirijidos a otros amigos.

Gracias.
Con afecto,
Cris.