martes, 8 de septiembre de 2009

Vocablos…

Vocablos callados,
adornan con vil donosura
la agobiante angustia
de un plató vacío.
Afectos que se despiden
en tanto meditas
si representaron ayuda.

Persistes al golpe
y escribes con la agilidad
de un can de chira
mordiendo el tiempo
sin olvidar al ángel
que en un despiste asesina.

Ladridos de recuerdos
apresan inspiración
para que escriba la pluma…

Latente entre mis dedos;
espero no faltarme yo.


Madrid, 8 de septiembre de 2009
cristina garcía barreto

5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

WOw maestra de poemas.. excelentes tus versos..

Es un lujo leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Adolfo:

Me haces levitar, a ver si me lo voy a terminar creyendo. Oye, que yo también te leo y tú sí que vales. Además de haber visto tus pinturas ¡qué arte!

Gracias amigo por tus palabras y todos tus comentarios que tanto tanto me ayudan a seguir escribiendo.

Un beso,
Cris.

Anónimo dijo...

¿Un plató vacio? Eso es el mundo, ¿no?. Todo se pone en marcha para las películas, pero luego el film se proyecta y nos convertimos en espectadores. Hay películas estupendas. Pero no siempre se puede ver la misma película. La ventaja de tu poesía es que las imágenes son siempre diferentes.
Qué bonitas...

Oscar (de nuevo).

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Gracias Óscar,

agradezco muy de veras que me leas y esta vez además me entiendas.

Un abrazo sincero,
Cris,

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Sospecho que te gustan las películas, a mi también.
Me encanta tu comentario.
Gracias querido Óscar.
Cris.