martes, 25 de agosto de 2009


Perseverar el hoy

Acallo mi mejilla sobre tu torso
a la tutela de tus latidos.
Y se que no,
que no eres mío.
Afirmas: Hoy te quiero,
adicionas: Mañana no sé.
Tal como renueva
su plasma el cuerpo.

No averiguo tus momentos,
ni debo, ni lo deseo.
Tu derrotero es secreto.
Si fondeas en mi cala
te beso, te beso, te beso…
Consagrando mi entrega
amor timonero.
Perseverar que
siempre sea Hoy
y me digas: Te quiero.


Castroserna, Segovia, 15 de agosto de 2009
cristina garcía barreto

6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me has hecho suspirar con tu poema. tan tiernos, que acariciaron mi alma..

BRAVO poeta.

Saludos fraternos
Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Precioso Cris. Me ha encantado. Ojala no pasara el tiempo en algunos instantes

Anónimo dijo...

Creo que el poema habla por si sólo. Intentar adornar con más palabras un escrito de la profundidad, capacidad de síntesis, y dominio de la relación emoción-pensamiento de esta escritora es como intentar poner un foco al sol.
Sencillamente espléndido. Con lo dificil que es escribir un poema donde el amor y sus misteriosos y diferentes caminos no queden ocultos por una lírica banal. La de Cristina Garcia Barreto rompe moldes. Porque indaga en la profundidad de las sensaciones. Y sabe que es más importante la pregunta que la respuesta. Esto es replantearse la lírica tradicional y superarla con sello propio.

David Nihalat

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Adolfo:

Me enalteces, me enalteces...

Toda mi gratitud por tus conmovedoras palabras.

Un fuerte abrazo.
Tu amiga,
Cris.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Milagros:

Concuerdo con tus palabras.
¡La vida! ¿Quién la para? ¿Dónde se nos para?

Gracias amiga por tu bello comentario.
Me ha encantado volver a verte.

Un beso,
Cris.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Estimado David:

Tu sí que eres un foco frente al sol, pues reflectas con gran maestría todo lo que intento expresar.
¿Sello propio? Gracias con mi mayor sinceridad. Sí, creo que soy la patente de la desemejanza. Pues es mi interior el que habla y escribe.
Todo un privilegio para mi recibir un comentario tan valioso como el tuyo.

Recibe mi mayor agradecimiento.

Cris.