martes, 11 de agosto de 2009

Nosotros...Ellos


Sobre lo simple obraron lo complejo.
Con esa energía gravitatoria que les atrajo
acopiando sus átomos en un solo cuerpo.
Dos vidas aliadas en lo común y en lo opuesto.
Pues en cada uno figurará su historia
y se desviarán creciendo en dos tiempos,
para incorporarse al mismo sendero.

Porque la individualidad es más sencilla
pero la unión siempre se enmaraña.
Y todos necesitamos amar…
Escuchar un te quiero,
el tacto que rinde los cuerpos a su entrega.
Aunque surjan ansias de notoriedad
que den pábulo a fascinantes pensamientos,
el Amor siempre debe ser amistad.
El aplauso de sus aliados: de él a ella, de ella a él.
Pues nadie es amo ni esclavo.
A cada cual le sobrevendrá el futuro
aunque no siempre, o tal vez sí,
si están del mismo lado.

Y aprenderán de sus equívocos y pruebas
compartiéndolos como ejemplos,
por ampararse entre sí.
Pues ellos sabrán caminar
sobre el hilo de la vida
y evitar la desunión
que provoca la codicia.

Madrid, 11 de agosto de 2009
cristina garcía barreto

6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me gustó tu verso, reflexión muy valiosa. el amor al prójimo y el compartir es lo mas lindo.. que el individualismo..

BRAVO..


Saludos fraternos
Un abrazo

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Adolfo:

Tú siempre tan fiel y con tan buenas palabras. Anoche intenté acceder a tu blog pero se me bloqueó el pc, era tarde y lo dejaré para dedicarle el tiempo que te mereces.

Mil gracias amigo.
Cris.

Anónimo dijo...

Recomendación cultural de la semana: leer con detenimiento, aspirando el aire, dejando que oxigene nuestro cerebro, los siete primeros versos de este extraordinario poema. Después, descansar un poco y terminar la lectura de todo el texto. Estoy buscando la palabra que mejor adjetive: ¿brillante? ¿diferente? ¿intenso?.
Sumemos las tres.

E. Porta

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Estimado E.Porta:

Efectivamente los siete primeros versos son los mejores, tal vez, quise explicar demasiado. Ya sabes, los amigos comparten la intimidad, en tanto la pareja comparte intimamente. Son relaciones distintas, en ambas cabe todo el amor. En el segundo caso, cuando hablamos de pareja, la entrega absoluta puede conllevar dolor. Es por ello, que intento explicar la alianza de la pareja desde la madurez individual de quienes la conforman. No es fácil pero puede funcionar, sobre todo, cuando no se entregan todos los pensamientos y se guardan misterios (miseriocordiosos), no por deslealtad sino por no entrar en problemas de autoestima, sensibilidad, celos, etc.

No me enrollo más, solo decirte que es todo un privilegio que el mejor escritor que conozco tenga la enorme cortesía de dejar un comentario tan halagador a esta simple "writer who goes by road"

Un abrazo.
Cris.

Anónimo dijo...

Querida Cristina...ahora el que se sonroja soy yo...porque se que has leído y conoces muchos escritores...supongo que te refieres a conocimiento personal...y aún así es una etiqueta que agradezco muy, muy profundamente, pero que debo compartir con otros, a los que conoces menos, pero a los que te presentaré. A algunos, como Enrique Gracia, también amigo tuyo,por ejemplo, debes leerle profundamente. Todos los libros que puedas. Tu comentario, por otro lado, es magnífico, "no so simple writer on the road" sino alguien con un pensamiento profundo y una espléndida forma de ponerlo en palabras. Si remarco los 7 primeros versos de tu poema es por su diferencia y nivel - altísimo - de calidad. Pero todo él es un gran poema.
Con todo mi afecto

Emilio Porta

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Estimado Emilio:

Agradezco mucho que tomes tiempo en escribirme este nuevo comentario.
Evidentemente si te he dicho que para mi eres el mejor es por el conocimiento que tengo de lo que he leído en la actualidad, y he leído bastante para poder emitir un juicio de este valor, si bien es cierto, y tomo buena nota de que Enrique Gracia (amigo común) y otros escritores sean igualmente buenos o incluso mejores jeje. Lo cierto es que peco de falta de tiempo pero les debo una lectura profunda, sobre todo a Enrique, que, además, nos va ha deleitar proximamente con dos nuevas obras y no me las pienso perder. No obstante, aunque parezca un contrasentido soy muy selectiva con la poesia. Además de no leer nada cuando escribo, por aquello de que se quede alguna palabra ajena retenida en mi mente y se mezcle con mis verdaderos pensamientos.

Mil gracias Emilio.

Un abrazo,
Cris.