lunes, 31 de agosto de 2009

El Amor agoniza

El amor se deforma
como triza
de mármol
que no se deja cincelar.
Invoca de Shakespeare
sus tragedias
irrigando
aciagas palabras.

El amor
aceña de frío pesar,
miasma primigenio
regicida de monarquías
que no supieron reinar.

El amor
alzador de sueños…
Se transforma en viento
tras la espiración
de tus palabras.

Cómo hacer intento.
¡Cómo hacerlo!
De amar.
Pongamos velas al sino
sobre la escolta del alma,
por prender la llama
de este sentimiento.

Amor,
resucita al engaño de tu muerte.


Madrid, 31 de agosto de 2009
cristina garcía barreto

6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que belleza de poema. el amor.. escrito con el alma.. es eterno..

Saludos fraternos
Un abrazo

Que tengas una semana extraordinaria

MiLaGroS dijo...

Cris. ¡ Que lindo!. Como tú. un abrazo

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Alfredo,

Celebro que te haya gustado, acabo de hacer algún cambio pues no me terminaba de convencer.

Gracias amigo por tus comentarios.

Un beso,
Cris.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Para lindeza de rostro y alma la tuya querida Milagros.

Gracias amiga, muchas gracias.
Te debo una visita...varias.

Besos de tu amiga,
Cris.

Emilio dijo...

Qué magnífico final..."Amor, resucita el engaño de tu muerte..."
tiene resonancias de lo mejor del Siglo de Oro, sólo que es el punto de inflexión del poema con ese imaginario creado por un personaje, a su vez, creado por ti. Un alter-ego que vive en tus sueños y que se pasea escribiendo unas veces por el mundo de la fantasía y otras de la realidad. El oficio de escritor se consigue cuando la ficción es capaz de ser tomada por realidad y viceversa. Me gusta mucho el juego que haces en tus últimos poemas con esos finales que parece que estan fuera del poema pero están, a la vez, muy dentro. Eso es una auténtica innovación personal, desde mi punto de vista, y hace que el sentimiento quede unido, por un puente de palabras y conceptos, a la reflexión. Hay pensamiento profundo en tus emociones. Que viajan y se detienen según tu mente decide.
Realmente interesante y distinto a otras experiencias literarias, lo que estás haciendo. Sigues la máxima de Graham Bell: "No vayas por el camino de los demás pues sólo conseguirás llegar al lugar a donde ya llegaron ellos".

Emilio Porta

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Emilio:

Qué puedo decir. Si me dieran a elegir entre mis poemas y tus comentarios me quedo con lo último.
Además, como hoy es mi cumpleaños... ¡Qué magnífico regalo me has hecho!
Gracias de corazón Maestro.

Con todo mi afecto y admiración,
Cris.