jueves, 25 de junio de 2009


El ángel librador


¿Tan dificultosa labor te han ordenado?

Sí. Hoy de ángel he librado.
Y aunque acometa un pecado,
no puedo. No.
Pues al más vil hombre que le ayude me han mandado.

Siendo así, ¿no consideras que tus alas has descolgado
cuando este pecador precisa tenerte a tu lado?

Nosotros seguimos el camino divino
siempre amparando de la tierra al vencido.
Pero una gaviota perdida y de renegrido revestida
jamás logrará cambiar cual agua embravecida.

¿Acaso no crees tú, ángel amigo,
en todos los milagros que hemos conseguido?

No hay fuerzas en mis alas,
acomete tú mi encargo,
pídeme un pedazo de sol sangrante
o de la luna un dulce trago.

Porque de ángel no seas expulsado
te daré de las estrellas dos gotas.
Asumiré tu tarea pero sella tu boca.

Al tiempo. Retorna el ángel que asumió el relevo.
Y el otro le interroga.

¿Dónde están tus alas,
acaso tropezaste en las caderas de las montañas?

Permanecen en la trinchera del mal,
pues a ese mortal le quise aniquilar.
No hubo manera de enmendar nada,
mientras me desafiaba con su perversa mirada
no pude refrenar azotarle en la cara.
Primero con un ala, luego con la otra
y más tarde con mi aura le intenté ahorcar.

Moraleja:
“Ni el ángel más virtuoso tiene paciencia ante el ser más malicioso”


Cristina García Barreto.
Madrid 25 de Junio de 2009

6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un gusto inmenso leerte..
me quedo con el ángel aunque no virtuoso.. pero ángel.

Excelente.
Un beso muy grande..
Saludos

Que tengas un hermoso fin de semana
Un abrazo

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Adolfo,

qué alegría me suponen tus visitas. Eres tan tierno y galante.
Mil gracias por tu comentario.
Te deseo igualmente que disfrutes de tu fin de semana.

Otro beso muy grande para ti.
Tu amiga,
Cris.

Carla dijo...

Que interesante texto Cristina...
Muy bueno

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

¡Hola Carla!

Tú siempre tan encantadora.
Verás es un texto que conlleva los subterfugios de áquellas acciones no angelicales que acometeríamos contra las malas personas pero encomendados tal tarea a los ángeles. Y, a ellos, tampoco les resulta nada fácil como verás...

Besos amiga,
Cris.

Cesc Ginesta dijo...

Qué hermosura de poema, con sus versos y rimas...
Ha sido un verdadero placer encontrarte y leerte, cosa que haré mas vecs, muchas mas espero.

Enhorabuena, me ha gustado mucho mucho.

Cesc

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Cesc Ginesta:

El placer es mio. Te agradezco enormemente tus palabras y, sobre todo, tu manifiesto de seguir leyéndome.

Yo también leeré tu blog.

Un abrazo,
Cris.